header print

10 Consejos Para El Control De La Demencia

 Es muy triste ver a un familiar, un ser querido o un amigo deteriorarse de los efectos de la demencia, pero la verdad es que hay mucho que aprender sobre la categoría de enfermedades cerebrales que incluso los cuidadores desearían saber cuando comenzaron. Aquí hay 10 hechos sobre la demencia que hay que tener en cuenta:

 

1. Discutir no vale la pena

Es muy fácil frustrarse y enojarse con alguien que tiene demencia, pero es necesario tener en cuenta que nunca, nunca se podrá llegar a ninguna parte con ellos, y esto es porque tienen cambiadas funciones y estructuras del cerebro.

2. Ignorar los síntomas no los hará desaparecer

Durante las primeras etapas de la demencia, es fácil convencerse de que es sólo una fase, o tener la esperanza de que los síntomas desaparecerán, pero esto podría retrasar un diagnóstico claro. Si tu tienes los síntomas, sé valiente y programa una cita con el médico. Si es alguien cercano y querido el que lo padece, debes prepararte para lo que está por venir y darle el mejor apoyo que puedas.

Control Demencia

3. Más medicamentos a menudo conducen a más confusión

Medicarse de más con una gama entera de diversos medicamentos puede causar desorientación y sufrir la pérdida de la memoria. En tu próxima visita al médico, toma una lista de todos los medicamentos que tu ser querido está tomando y pregúntale si el consumo de cada uno sigue siendo necesario. Esto debe incluir cualquier vitamina o suplemento. Necesitas asegurarte de que el medicamento está ayudando en lugar de lastimar a tu ser querido.

 

4. La terapia de validación puede hacer mucho bien

La realidad es diferente para aquellos que viven con demencia. La terapia de validación consiste en ajustar el enfoque de uno para ver el mundo a través de los ojos de un paciente con demencia. Un ejemplo práctico de aplicar la terapia de validación es permitir que un paciente con demencia hable de su madre durante cinco minutos a pesar de su fallecimiento hace décadas. Ser tolerante de cómo un paciente con demencia ve el mundo puede hacer que el día sea mucho mejor para todos.

5. Nunca es demasiado tarde para trabajar en mejorar la salud del cerebro

Aunque es cierto que la demencia no desaparecerá una vez que se diagnostique y que generalmente se presentará en un declive progresivo, existen numerosas estrategias de salud cerebral que pueden implementarse para mejorar el estado mental del paciente. El ejercicio físico, la actividad mental y las actividades significativas pueden mejorar la salud del cerebro y la función cognitiva.

6. Comparte tus luchas y ábrete a recibir ayuda

Los médicos suelen terminar cuidando a un paciente con demencia ellos solos. Por lo general, no son conscientes de lo agotados que están. Si tu eres el cuidador, debes saber que hay muchos recursos para el cuidado de la demencia, desde líneas telefónicas de 24 horas a recursos prácticos para tu situación específica y la comunidad. Los cuidadores que reciben apoyo suelen mirar hacia atrás y están agradecidos por buscar ayuda.

7. Elige una pequeña cosa que hacer por ti mismo

Si eres un cuidador, debes hacer un esfuerzo para dedicar un poco de tiempo a ti mismo, sólo para que puedas "rellenar tu tanque" de energía. Ideas para hacer esto incluyen 20 minutos de tiempo tranquilo para escuchar música, dar un paseo o tener un estiramiento de 5 o 10 minutos. Incluso puedes llamar a un miembro de la familia simpático para desestresarte.

8. Elige prioridades y deja que otras cosas vayan

Tu enfoque debe estar siempre en lo que es importante en un momento dado. Tomar este enfoque significa que rara vez te equivocarás si te preguntas si el reto al que te enfrentas en el presente será más importante en un mes a partir de ahora o no, y tomar acciones en consecuencia. Dejar ir algunas presiones y expectativas reducirá la frustración.

Control Demencia

9. 20 minutos pueden sentirse como un día entero

Las personas con demencia a menudo pueden sentir ansiedad, agitación y combatividad cuando están haciendo algo tan simple como ayudarles con sus actividades cotidianas, como cepillarse los dientes. Por ejemplo, en el caso de que el paciente comience a protestar en voz alta y poner resistencia, es una gran idea para moverlos a una habitación diferente y darles la oportunidad de calmarse. La música ayuda mucho con esto. Después de 20 minutos o así, puedes probar la actividad de vida diaria con ellos una vez más.

10. Tener conversaciones difíciles sobre decisiones médicas

No es fácil pensar en un futuro incierto después de un diagnóstico de demencia, pero se necesitan conversaciones difíciles sobre decisiones médicas, documentos de poderes, etc. Cuanto antes ocurran estas cosas, mejor será para todos los involucrados. Esto se debe a que cuando llegue el momento de tomar decisiones difíciles, sabrás que estás cumpliendo los deseos del paciente con demencia.

Fuente: Very Well

Imágenes: Deposit Photos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: