header print

9 Hábitos Perjudiciales Que Pueden Afectar a Tu Tiroides

 La glándula tiroides puede ser pequeña, pero a pesar de su tamaño, controla muchos procesos (incluido el metabolismo) en el cuerpo. Cuando la tiroides no funciona correctamente, puede producir más o menos hormonas de las que el cuerpo necesita, en cuyo caso, es probable que notes cambios desagradables como fluctuaciones repentinas de peso, cambios de humor, problemas de la piel y hasta tan graves como el cáncer de mama. A continuación te presentamos nueve malos hábitos que pueden afectar a tu tiroides.
 
1. Tienes demasiado estrés en tu vida.Malos Hábitos Tiroides
El estrés afecta a todos nuestros sistemas corporales, incluido el sistema endocrino en nuestro cuerpo. Si te encuentras en un estado de tensión constante, la tiroides deja de funcionar correctamente y produce demasiadas o muy pocas hormonas. Si ya has experimentado problemas con tu tiroides, el estrés puede causar ataques de pánico o pérdida de memoria a largo plazo. La falta de sueño y el trabajo estresante pueden ser una causa. De hecho, un estilo de vida agitado puede hacer que te sientas nervioso constantemente. Por lo tanto, para reducir los riesgos, se recomienda que duermas lo suficiente, camines mucho y hagas ejercicio físico adecuado. Si te sientes más estresado, asegúrate de hablar con un psicólogo.

2. No consumir suficientes grasas.

Al seguir una dieta, es importante saber qué alimentos debes evitar. Pero, si bien una dieta baja en grasas te ayudará a perder peso, muchas personas que optan por este método no solo dejan de consumir grasas malas, sino también las buenas, lo cual es extremadamente importante para nuestro cerebro y tiroides. Las grasas buenas se encuentran en el aceite de oliva y de linaza, huevos, productos lácteos, carne, pescado y germen de trigo. Es mejor no dejar de comer estos alimentos. Al hacerlo, tu dieta te ayudará a lograr resultados positivos y  mantener un cuerpo sano.

 

 

3. Comer demasiados productos a base de soja.

Malos Hábitos Tiroides

La soja contiene una gran cantidad de microelementos útiles, vitaminas y puede reemplazar productos de origen animal. Sin embargo, se recomienda que no comas demasiada comida que contenga soja, ya que tendrá un efecto negativo en tu tiroides, haciéndola trabajar más lentamente. Cuando comemos muchos productos a base de soja, la tiroides absorbe menos yodo, un mineral importante para que la tiroides funcione correctamente. Entonces, ¿cómo se puede evitar este problema? La mejor manera sería reducir la cantidad de alimentos de soya que consumes, y agregar más productos que contengan yodo, como verduras, bayas, frutas y mariscos. Arándanos, camarones, mejillones, calamares y pescados de mar son beneficiosos para la tiroides.

4. Comer demasiados vegetales crucíferos.

Los científicos de la Universidad Estatal de Oregón descubrieron que los vegetales crudos crucíferos afectan el trabajo de la tiroides. Por esta razón, no se recomienda que comas mucha col, nabos y rábanos, especialmente si padeces una deficiencia de yodo. Esto se debe a que estos productos contienen glucosinolatos que contienen nitrógeno y azufre, que son los que dan a estas verduras un sabor ligeramente amargo. Cuando estos elementos entran en el cuerpo afectan a la tiroides, llegando a favorecer la aparición de bocio (un aumento del tamaño de esta glándula). Por esta razón, es mejor comer verduras de otras familias como la remolacha, los tomates y el apio.

5. Fumar

Malos Hábitos Tiroides
Fumar no solo afecta a nuestros pulmones, los estudios muestran que también es malo para la tiroides. El tabaco lentamente hace que la tiroides produzca más y más hormonas, causando hipertiroidismo. Además, los cigarrillos contienen toxinas que nuestro organismo tarda unos seis días en eliminar. En ese momento la cantidad de yodo en la tiroides disminuye y el nivel de hormonas tiroideas en la sangre aumenta, lo cual hace empeorar a la tiroides.
6. Consumir demasiados productos con cafeína.

Si bien es bueno comenzar el día con una taza de café, no es una buena idea tomar café con demasiada frecuencia, ya que la cafeína aumenta la cantidad de cortisol en el cuerpo. En consecuencia, esta hormona del estrés afecta la tiroides, empeorando nuestro metabolismo. Sin embargo, los científicos aún discuten sobre la cantidad de café que no afectará a tu salud, ya que varía entre 2 y 6 tazas al día. Ten en cuenta que los productos como el chocolate, la coca cola y las bebidas energéticas también contienen cafeína.

7. Comer alimentos con alto índice glucémico
Malos Hábitos Tiroides
El índice glucémico es una clasificación de los alimentos con carbohidratos según su efecto inmediato en los niveles de azúcar en la sangre. Si el alimento tiene un índice glucémico alto, significa que el proceso de descomposición es demasiado rápido. Por lo tanto, es importante prestar atención a lo que comes para mantener tu tiroides saludable. Los productos con alto índice glucémico incluyen dulces, pasteles, pastas y arroz blanco. Estos alimentos contienen una gran cantidad de carbohidratos y también afectan al proceso de absorción de yodo. Como dijimos ates, la deficiencia de yodo conduce a problemas de tiroides. Por supuesto, dejar de comer productos de alto índice glucémico es muy difícil en la sociedad moderna, sin embargo, seguramente puedes reducir la cantidad de estos en tu dieta.

8. Consumir mantequilla y margarina.

La mantequilla está catalogada como un alimento rico en colesterol que afecta el equilibrio de los lípidos y, por lo tanto, la tiroides. A pesar de este hecho, no se recomienda que dejes de comer grasas animales. La mantequilla sigue siendo una buena fuente de selenio y vitamina D. Es mejor controlar la cantidad de mantequilla que consumes. La margarina, por otro lado, es mejor evitarla, ya que está hecha de grasas trans que dañan nuestro sistema endocrino y cardiovascular, lo que favorece la obesidad.

9. Abusar del alcohol

Malos Hábitos Tiroides

El alcohol puede aumentar o disminuir las secreciones pancreáticas. Ambas opciones pueden afectar el cuerpo. Las mujeres comienzan a experimentar problemas menstruales, mientras que los hombres comienzan a sufrir de baja libido. Los problemas de tiroides también tienen un impacto negativo en el sistema nervioso vegetativo, lo que puede provocar temblores, taquicardia, trastornos intestinales, cambios de humor y otros síntomas desagradables. Si tu tiroides no funciona correctamente y produce hormonas en exceso, el proceso de síntesis de deshidrogenasa, (la metabolización del alcohol) se ralentiza. En consecuencia, el impacto del alcohol en el cuerpo se hace cada vez mayor.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis