header print

7 Consejos: Cuida De Tus Ojos y Mantén Una Vista Perfecta

  A excepción del corazón, los músculos del ojo son el grupo más complejo a la hora de trabajarlos. No importa si estás en el trabajo, en el gimnasio o en casa... en todas partes miramos pantallas. Estos hábitos debilitan nuestros músculos oculares, lo que a su vez afecta a nuestra vista. Los ejercicios, que te explicamos a continuación, son muy fáciles y reducirán la tensión y el cansancio en tus ojos.
 

Importante: Descansa 20 segundos entre cada serie de ejercicios.

 

1. Focaliza diferentes distancias.

Este ejercicio hace trabajar a los músculos internos del ojo.
- Repeticiones: 5 ejercicios (en cada serie) 

- Series: 3

Pasos: 

1. Estira el brazo y levanta el pulgar (de manera que quede frente a la nariz) y fija la visión en él.

2. Respira profundamente y ahora céntrate en cualquier objeto que esté al doble de distancia.

3. Repite sucesivamente, cambiando el enfoque entre los objetos -con una respiración profunda en cada cambio de enfoque-.

2. Estiramiento de los músculos medial y lateral del ojo.
Este ejercicio estirará y fortalecerá los músculos que controlan el movimiento horizontal y vertical del ojo.

- Repeticiones: 5 ejercicios (en cada serie) 

- Series: 3

Pasos: 

1. Siéntate cómodamente, manteniendo una posición vertical.

2. Mira un punto lo más a la izquierda que puedas sin mover la cabeza. Concéntrate en este punto durante 5 segundos.

3. Parpadea unas cuantas veces y vuelve el ojo a su estado de reposo normal.

4. Ahora al otro lado: Mira el punto más a la derecha que puedas sin mover la cabeza. Concéntrate en ese punto durante 5 segundos.

5. Parpadea unas cuantas veces y vuelve el ojo a su estado de reposo normal.

6. Repite el ejercicio mirando el punto más alto/ más bajo. Recuerde parpadear entre cada punto.

3. Relajando los ojos.
Este ejercicio reducirá la tensión y el estrés de los ojos; es una buena idea hacerlo en cada descanso si trabajas con la computadora.
- Duración: 5-10 minutos
Pasos: 
1. Siéntate cómodamente y respira profundamente.

2. Apoya los codos en un escritorio (coloca una almohada debajo para reducir la tensión en los codos).

3. Cierra los ojos y cúbrelos con tus manos. Los dedos deben quedar en la frente, y la parte inferior de las palmas apoyada en los pómulos.

5. Asegúrate de no presionar los ojos. Para estar seguro, parpadea.

6. Permanece así 5-10 minutos (puedes utilizar un cronómetro).

7. Si sientes tus ojos aún cansados, repítelo.

4. Entrecierra los ojos.
Este ejercicio, procedente del yoga tradicional, está destinado a fortalecer los párpados.

- Duración: 1 minuto y medio

1. Cierra parcialmente los ojos, asegúrate de que los párpados no cubren más de la mitad del ojo.

2. Si tus párpados superiores empiezan a temblar, concéntrate hasta que se detengan. Puedes intentar centrarte en un objeto distante.

3. Permanece en este estado durante 10-15 segundos, y luego cierra los ojos lentamente.

4. Respira profundamente para aumentar el flujo sanguíneo. Visualiza el aire limpio que respiras 'entra en tus ojos'. Expira lentamente, y repita el ejercicio durante un minuto.

 
5. Movimiento número 8.
Este ejercicio fortalece los músculos del ojo y mejora su flexibilidad.

- Repeticiones: 10 por dirección 

- Series: 3

Pasos: 

1. Imagina el número 8 acostado (∞).

2. "Síguelo" a un lado y otro con tus ojos - lentamente sin mover la cabeza-.

3. Parpadear durante unos segundos, entre cada seguimiento. Y así hasta 10 repeticiones.
 

6. Masaje de ojos, párpados y cejas.

Este ejercicio relaja los ojos y reduce la tensión al aumentar el flujo de sangre en el área. Además la presión suave en los lagrimales aumentará la humedad en los ojos, proporcionando alivio para el cansancio.

- Repeticiones: 3 

Pasos: 

1. Cierra los ojos.

2. Presiona ligeramente los párpados superiores y masajea suavemente en movimientos circulares con 3 dedos. Realiza 10 movimientos en el sentido de las agujas del reloj, y luego 10 movimientos en sentido contrario.

3. Repite el mismo ejercicio en los párpados inferiores.

4. Usa las yemas de los dedos para masajear las sienes en movimientos circulares. Haz esto 20 veces en el sentido de las agujas del reloj, y luego 20 veces más en sentido contrario a las agujas del reloj.

5. Masajea el punto entre las cejas.

6. Presiona suavemente los bordes internos de las cejas (por la nariz), y luego libera. Realiza este ejercicio 3 veces.

7. Enfoque de ojos cruzados controlados

Este ejercicio fortalecerá los músculos de los ojos, así como entrenará a los ojos para centrarse en objetos cercanos, aliviando así el estrés en los ojos.

- Duración: 5-10 minutos

Pasos: 

1. Haz una marca visible en un lápiz.

2. Sostén el lápiz verticalmente con el brazo completamente estirado (con la marca hacia ti).

3. Concéntrate en la marca (pero no pases al paso 4 hasta que estés 100% centrado en la marca).

4. Lentamente mueve el lápiz acercándolo a la cara, manteniendo el enfoque total en la marca. Trata de mantenerlo en línea recta con la nariz. Tus ojos tendrán que ajustarse para mantener el lápiz en foco.

5. Detente en el punto donde comiences a ver doble.

6. Sin mover la cabeza ni el lápiz, desvía la vista y concéntrate en otra cosa, y luego descansa de 5 segundos. Si el cambio de enfoque te molesta, cierra los ojos durante unos segundos. 

7. Una vez que sientas los ojos descansados, mira el lápiz hasta concentrarte totalmente en él. Si te toma un tiempo al principio, no te desanimes. Y si todavía ves el lápiz doble después de 2-3 intentos, continúa con el siguiente paso.

8. Mueve lentamente el lápiz lejos de tu cara mientras que permaneces enfocado en él.

9. Repite durante 5 minutos al día. Una vez que el ejercicio ya te resulte fácil, repítelo durante 10 minutos al día.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: