header print

Hermosa Oración: "Doy Gracias a Dios Por Toda Mi Familia"

 Tener un techo donde vivir es un lujo. Tener suficiente comida en la mesa todos los días es una suerte, y tener una familia para cuidar es una gran bendición. El amor incondicional de una familia es algo por lo que todos deberíamos estar agradecidos, a pesar de los líos que hacemos, los problemas, las tareas de las que nos quejamos, la angustia que experimentamos, y las distancias que nos separan, la familia siempre está ahí. Vamos a expresar nuestra gratitud al Señor, por permitirnos vivir en una casa cómoda y cálida a la que llamamos hogar.
 
 

Señor, gracias por este fregadero lleno de platos sucios;

Tenemos un montón de comida para comer.

 

Gracias por este montón de ropa sucia en el lavadero;
    Tenemos un montón de ropa bonita para usar.

 

Y me gustaría darle las gracias, Señor, por esas camas sin hacer;
 Fueron tan cálidas y confortables anoche.
       sé que muchos no tienen cama ...

 

               Mi agradecimiento a ti, Señor, por este cuarto de baño,                   
lleno de espejos salpicados,
                                       con toallas sucias y  pasadas;                                             
Son tan convenientes.   

 
 

Gracias por este refrigerador que necesita una limpieza
Nos ha servido fielmente durante muchos años.

 

Gracias, Señor, por este horno que necesita ser limpiado hoy;
ha horneado tantas cosas en los últimos años.
    

Toda la familia está muy agradecida por la hierba alta que todos disfrutamos en el patio
  Mis hijos están sanos y son capaces de correr y jugar.

 

Señor, la presencia de todas estas tareas en espera me dicen
   que has bendecido grandemente a mi familia.

Aunque me agarro mi manta y gruño

 cuando suena la alarma en las mañanas
 Gracias, Señor, porque puedo oír.
     hay muchos que son sordos..

 

A pesar de mantener los ojos cerrados a la luz de la mañana;

  Gracias, Señor, porque puedo ver.

Muchos son ciegos.

 

Aunque me acurruco en mi cama,
                                               y me cuesta levantarme;                                                    

 

Gracias, Señor, porque tengo la fuerza para hacerlo.

 

A pesar de que la primera hora de mi día es agitada,
 cuando se pierden los calcetines, las tostadas se quema y los ánimos bajan; 
   Gracias, Señor, por mi familia.
   Son muchos los que se sienten solos.

 

A pesar de que nuestra mesa de desayuno no parece
   en las fotos de las revistas
   y el menú a veces no es muy equilibrado,
    Hay muchos que tienen hambre.

 
A pesar de que la rutina de mi trabajo,
  es a menudo monótona
  Gracias, Señor, por la oportunidad de trabajar.
      Hay muchos que no tienen trabajo.

 

A pesar de que me quejo constantemente de mi edad,
  Gracias, Señor, por la vida.

                                    

Comparte esta dulce oración con todos tus seres queridos.

 

 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: