header print

Estas 10 Hierbas Reducen El Dolor De La Artritis

 Unos 50 millones de adultos y aproximadamente 300.000 niños han sido diagnosticados con algún tipo de artritis en los Estados Unidos, una enfermedad caracterizada por la inflamación de las articulaciones. Es especialmente común en las mujeres o las personas obesas, y menos probable en los hombres con un peso saludable. Pero los ancianos o aquellos predispuestos genéticamente, también corren un gran riesgo de desarrollar la enfermedad. Otro factor de riesgo a tener en cuenta es si se ha sufrido una lesión en las articulaciones en el pasado.
 

¿Cuáles son los síntomas?
Las personas con artritis a menudo experimentan los siguientes síntomas:
• Inflamación
• Rigidez
• Hinchazón
• Enrojecimiento
• Dolor

La artritis también puede hacer que una persona se sienta cansada y débil, y puede influir negativamente en su rango de movimiento y su capacidad para realizar las tareas diarias.

¿Qué tratamientos hay disponibles?

Aunque no existe un tratamiento general para curar la artritis, los tratamientos suelen estar dirigidos a mitigar los daños y reducir el dolor. Las hierbas y los alimentos que comemos, pueden afectar en gran medida la artritis. Las 10 siguientes hierbas que te presentaremos a continuación se pueden añadir a tu té, pueden ser utilizadas para sazonar los alimentos, o se pueden usar en preparaciones tópicas.

 
1. La cúrcuma
Esta es la especia más conocida para tratar la artritis. La cúrcuma ha estado a la vanguardia de una serie de estudios clínicos, los cuales han demostrado que esta especia está llena de antioxidantes y posee propiedades antiinflamatorias. Para aprovechar los beneficios de la cúrcuma se pude utilizar como una especia de cocina suave y sabrosa, que se puede añadir a una amplia variedad de platos. La cúrcuma también se puede adquirir en formato de cápsula y se utiliza como un suplemento. Por lo general es recomendable tomar 400 a 600 mg de cúrcuma tres veces al día. 
2. La regaliz
El extracto de regaliz es muy eficaz en la prevención y el tratamiento de condiciones crónicas e inflamatorias tales como la artritis. Se ha demostrado que reduce la inflamación y el daño causado por los radicales libres en el cuerpo. Se puede tomar con tu té agregando una cucharadita de polvo de raíz de regaliz seca durante 10 minutos en una taza de agua hervida. También se puede tomar en forma de cápsula. Sin embargo, se aconseja consultar primero a un profesional de la salud antes de tomarla de una forma concentrada, ya que no es adecuada para aquellos que tienen niveles bajos de potasio, diabetes, enfermedad renal, enfermedad del corazón o hipertensión. 
3. Ortiga
Esta hierba es sorprendentemente beneficiosa, es bueno para tu salud, y especialmente eficaz en el tratamiento de la artritis. Está llena de propiedades antiinflamatorias y ofrece una notable dosis de minerales como magnesio, calcio y potasio, todos los cuales ayudan a fortalecer tus huesos y aliviar el dolor. La puedes comprar en forma de hierba seca, en bolsitas de té, o como un suplemento. 
Esta sabrosa especia contiene valiosas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Según los estudios, el extracto de canela es muy útil en la reducción de la hinchazón y la rigidez de las articulaciones. La canela se puede agregar a tu dieta todos los días en su forma natural, se puede espolvorear un poco en pan tostado, en harina de avena o en productos horneados. También se puede añadir una cucharadita a una taza de té caliente a primera hora de la mañana junto con una cucharada de miel. 
 
5. Corteza de sauce blanco
Este viejo remedio contiene una sustancia química conocida como la salicina, un analgésico natural. Originalmente, la aspirina se obtiene de la corteza del sauce blanco. La ingestión de esta hierba en forma de té, o como un suplemento puede ayudar a aliviar el dolor de la osteoartritis. Se ha encontrado que es especialmente beneficiosa para el dolor en la espalda, el cuello, las caderas y las rodillas.
6. El ajo
El ajo contiene propiedades antiinflamatorias potentes que han demostrado ser útiles en la lucha contra el dolor y la inflamación de la artritis. Para conseguir estos efectos beneficiosos, es mejor consumirlo crudo – come dos o tres dientes de ajo crudos al día, con el estómago vacío. Mastícalo con cuidado con el fin de liberar sus propiedades beneficiosas. También puedes comprar cápsulas de ajo o aceite de ajo que se pueden aplicar tópicamente a las áreas dolorosas. 
7. Boswellia
Mientras que esta hierba puede no ser tan conocida como otras en la lista, ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento de enfermedades inflamatorias. Aparte de la reducción de la inflamación, la Boswellia actúa como un calmante para el dolor leve natural. Lo hace mediante el aumento de la circulación en las articulaciones. Los estudios también han indicado que puede prevenir la pérdida del cartílago. Toma esta hierba en forma de un suplemento, pero asegúrate de hablar con un profesional de la salud antes de hacerlo. 
8. El té verde
Este tónico ha mostrado muchos beneficios en el tratamiento de la artritis reumatoide. Los beneficios para la salud del té verde se pueden encontrar en los polifenoles, los cuales tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes muy potentes, lo que suspende la respuesta inmune y evita que el sistema inmunitario ataque el recubrimiento de las articulaciones. Esta bebida popular está ampliamente disponible en forma de bolsitas de té. 
9. Uña de gato
Disponible en forma de suplemento, se dice que la uña de gato es muy eficaz para aliviar el dolor de la artritis reumatoide. También tiene efectos positivos sobre la hinchazón y la inflamación. Trata de tomar entre 250 a 350 mg de uña de gato por día.
10. El jengibre
Esta sabrosa hierba aromática es muy buena para aliviar el dolor de la artritis. También ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación. Puedes añadir fácilmente a tu dieta y lo puedes utilizar como un ingrediente fresco. También se puede comprar seca y utilizar en el té. El aceite de jengibre también se puede aplicar sobre la piel en las áreas dolorosas para aliviar de la hinchazón y la inflamación. Para aprovechar sus beneficios, después de aplicar el aceite, calienta el área con una compresa caliente.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: