header print

Estos Hallazgos Sobre El Azúcar Se Han Ocultado Durante Años

 Una nueva evidencia ha demostrado que la industria azucarera ocultó la investigación científica que vinculaba el azúcar a las enfermedades cardíacas y el cáncer de vejiga en ratas.
La Sugar Research Foundation, el grupo que financió los estudios, acortó el proyecto y decidió no publicar los resultados. Los nutricionistas advierten que el azúcar y no la grasa, es responsable de la mayoría de los problemas en nuestras dietas modernas.

 
industria del azúcar

Durante décadas, los cabilderos del azúcar han estado tratando de minimizar los estudios que vinculan el azúcar con el cáncer. Por ejemplo, cuando un estudio que se llevó a cabo el año pasado descubrió que los ratones con dietas con alto contenido de azúcar eran más propensos a desarrollar cáncer de mama, la Sugar Association, uno de los mayores grupos de cabildeo azucarero en Estados Unidos, lo llamó "sensacionalista" y que "no se ha establecido un vínculo creíble entre los azúcares ingeridos y el cáncer".

 

Sin embargo, los doctores y los investigadores creen que la industria del azúcar puede estar evitando intencionadamente la investigación sobre los peligros del azúcar y sus publicaciones.

Un nuevo estudio que ha sido publicado en la revista PLOS Biology revela cómo la Asociación del Azúcar trabajó para ocultar los hallazgos científicos sobre los efectos nocivos del azúcar de mesa en roedores durante casi cinco décadas.

El informe detalla los resultados de dos estudios no publicados, conocidos como Proyecto 259, que fueron financiados por el lobby del azúcar a fines de la década de 1960. Ambos estudios incluyeron investigaciones sobre los efectos de alimentar a las ratas con azúcar.

En el primer estudio, un grupo de ratas fue alimentado con una dieta equilibrada de frijoles, barras de cereal, pescado y levadura, mientras que a otro grupo se le dio una dieta alta en azúcar. La investigación concluyó que los consumidores de azúcar tenían un mayor riesgo de derrames cerebrales, enfermedades cardíacas, ataques al corazón y tenían un nivel de grasa (triglicéridos) más alto de lo normal en la sangre.

industria del azúcar

El segundo estudio comparó ratas alimentadas con azúcar con ratas alimentadas con almidón y descubrió que los roedores que consumían azúcar tenían más probabilidades de tener niveles elevados de una enzima asociada con el cáncer de vejiga en los seres humanos.


Sin embargo, ninguna de las investigaciones anteriores vio la luz del día. La Sugar Research Foundation cortó los proyectos y no publicó ningún hallazgo.

Los investigadores de este nuevo estudio, que provienen de la Universidad de California, escribieron en su informe que "nuestro estudio contribuye a un cuerpo más amplio de literatura que documenta la manipulación industrial de la ciencia".

Sin embargo, la Asociación Azucarera negó enérgicamente esa acusación, diciendo que el nuevo estudio es solo "una colección de especulaciones y suposiciones sobre eventos que ocurrieron hace casi cinco décadas, llevadas a cabo por un grupo de investigadores y financiadas por individuos y organizaciones que son conocidos críticos de la industria azucarera".

Según la Asociación Azucarera, el estudio en cuestión fue cancelado "por tres razones, ninguna de las cuales involucraba posibles hallazgos de investigación: el estudio se retrasó significativamente; en consecuencia, superó el presupuesto y la demora se superpuso con una reestructuración organizacional".

Sin embargo, esta no es la primera vez que hemos aprendido que el "gran azúcar" se ha interpuesto en el camino de la ciencia. Por ejemplo, el año pasado, algunos de los mismos investigadores descubrieron que la Sugar Research Foundation, el antiguo nombre de Sugar Association, pagó a tres científicos en 1967 para que el azúcar pareciera más saludable y sugiriera que la grasa era realmente el problema.

industria del azúcar

Décadas de investigación sobre el azúcar desde el Proyecto 259 han vinculado el consumo de azúcar a un exceso de problemas de salud graves, que incluyen enfermedad renal, colesterol alto y enfermedad cardíaca, por nombrar algunos. Investigaciones recientes también sugieren que el azúcar puede jugar un papel en el crecimiento tumoral, pero los científicos no creen que el cáncer crezca más rápido y aún no están 100% seguros de si el consumo de azúcar está relacionado con la formación de cáncer.

Después de muchos años de alimentarse con alimentos de alto contenido en azúcar y bajo contenido en grasas, los consumidores finalmente se están volviendo conscientes con respecto a los problemas con el azúcar que han estado ocultos durante tantos años. La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. también se está concienciando y para el 2021, todas las etiquetas nutricionales de los alimentos deberán incluir el valor porcentual diario de azúcares agregados por primera vez, mientras que la columna de "calorías de grasa" se eliminará.

 

Fuente: sciencealert
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: