header print

Aprende a Sustituir Levadura, Harina o Mantequilla

El Redactor: Ysabel T. L.
 Con tantas horas por delante en el hogar muchas personas han comenzado a aficionarse a la repostería casera e incluso a probar a hacer pan por primera vez. Así, no es raro encontrar estos días las estanterías de supermercados y pequeños comercios sin existencias de levadura, polvo de hornear, harina o harina de fuerza. Si te falta algunos de estos ingredientes basicos te contamos como puedes substituirlo. 
 

1. Levadura

Sustituir Levadura, Harina o Mantequilla

Para pan

Si no encontramos levadura seca o de panadero y aún así queremos hornear una barra o una hogaza, sólo necesitaremos un poco más de tiempo. En concreto, tres o cuatro días, los necesarios para hacer una masa madre a base de harina y agua, que podemos ayudar a fermentar con unos trozos de fruta (manzana, unas pasas...).  Haz clic aquí para ver cómo se realiza una masa madre. 

Para un pan corriente, de medio kilo de harina y 325 gramos de agua y 10 gramos de sal, sólo nos haría falta emplear 100 gramos de la masa madre. Si tuviéramos levadura, se le puede añadir medio gramo, pero en este caso la sustituimos con la masa madre por esta situación excepcional.

Para bizcochos u otras masas

Si nos hemos quedado sin levadura química o polvo de hornear, para hornear nuestros bizcochos o tortas, podemos sustituirlo para no dejar de seguir haciéndolos con un resultado parecido. A grandes males, grandes remedios.

La levadura química o polvo de hornear se puede sustituir por una cucharadita de bicarbonato sódico con unas gotas de limón, un ingrediente muy usado en la pastelería americana, o por un sobrecito de gasificante tipo gaseosa o soda. Otro de los trucos más recurrentes en pastelería es el de batir las claras de los huevos que vayamos a emplear para la receta a punto de nieve para que el aire que acumulan haga más esponjosa la mezcla.

2. Harina

Harina
Si no encuentras harina normal puedes usar integral. Puedes usar la mitad de la cantidad que necesitamos de la refinada, porque absorbe más líquido. Pero un truco es innovar con un bizcocho en el que habremos sustituido la harina por almendra molida u otro fruto seco molido. El único problema es que encareceremos el precio. También existen innumerables recetas sin harina, sobre todo para casos de intolerancia al gluten o celiaquía. Así que sin harina también hay paraíso.

3. Mantequilla

Mantequilla
Si no tienes mantequilla o simplemente no quieres añadirla a tu receta, este cambio es más sencillo. Simplemente puedes sustituirla por margarina o por un aceite de oliva suave o de girasol. Incluso por un yogur muy cremoso. El resultado no será el mismo, pero no te quedarás con las ganas de hacer un postre.
4. Huevos
huevos
Los huevos pueden sustituir por un plátano maduro, una manzana rallada, un yogur cremoso, frutos secos, o simplemente por nada, pero la masa quedará más densa y menos húmeda.
También puedes hacer un “huevo vegano” con una cucharada de semillas de lino o linaza trituradas y 3 cucharadas de agua. Deja reposar 5 minutos y listo. Si necesitas más huevos solo duplica o triplica las cantidades. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad