header print

¿Sufres De Sinusitis y Necesitas Viajar En Avión?

Para aquellos que sufren de sinusitis o dolor de oídos, viajar en avión puede ser una pesadilla. A pesar de que no es muy recomendado tomar un vuelo cuando estos síntomas están presentes, hay algunos tips que puedes hacer, antes o durante el vuelo, para evitar que los síntomas empeoren o se tornen incómodos o dolorosos. 

 

Antes ver los consejos, sería bueno entender por qué los vuelos hace que nuestra sinusitis empeore:

La sinusitis surge cuando los espacios de aire entre las fosas nasales, que normalmente están llenas de aire, se bloquean y se llenan de líquido. Esto, a su vez, provoca síntomas tales como el dolor facial o presión, congestión nasal, secreción nasal, pérdida del olfato, congestión o tos. La fiebre, la fatiga y el dolor dental también pueden ser experimentados. Al volar, la presión del aire dentro de la cabeza aumenta, y si las fosas nasales están congestionadas habría una cantidad desequilibrada de presión, lo que puede dar lugar al dolor. Así que para reducir el malestar que genera este episodio, habría que abordar rápidamente el problema de la congestión.

Alivia la sinusitis

 Cortesía de la imagen marcolm de FreeDigitalPhotos.net

Aquí hay algunos importantes consejos médicos que puedes considerar antes de tu próximo vuelo:

 

1. Usa una solución salina

Uno de los elementos esenciales que necesitas para llevar contigo el día de tu vuelo es una solución salina. Llena una botella pequeña con ella y llévala contigo en su asiento. Úsala aproximadamente cada hora, para reducir al mínimo los daños causados por la condición del aire seco en el avión.

 

2. Compra un spray descongestionante

Descongestionar las vías nasales mediante la compra de un poco de spray descongestionante (oximetazolina o fenilefrina) en una farmacia cercana, es una buena idea. Tenlo a mano y  y úsalo 1 o 2 horas antes del vuelo para asegurarte de que haya una ventilación adecuada en las fosas nasales. Alternativamente, puedes utilizar un descongestionante oral (pseudoefedrina o fenilefrina). Es importante tener cuidado al usarlos, ya que a veces pueden hacer que el aire esté seco en la nariz. En el caso de una hemorragia nasal, un spray descongestionante puede ayudarte a reducir la velocidad.

 

3. Hidrátate bien

Es súper recomendable estar bien hidratado durante todo el vuelo para superar el aire seco provocado por la mala ventilación a gran altura. Beber 5-8 vasos de agua antes y durante muy largos vuelos garantizará niveles de humedad saludables en tu cuerpo, especialmente en el sistema nasal.

4. Vapor en las fosas nasales

Es necesario detener el flujo de moco y reducir las bacterias y los virus que se acumulan como resultado de la falta de humedad en el avión. Esto podría empeorar o aumentar el riesgo de sufrir de infecciones en las fosas nasales. La respiración al vapor del té de hierbas podría servir para aliviar los síntomas y dar ese impulso de humedad que los conductos nasales necesitan antes de un vuelo. Así que antes de viajar, disfruta de una taza caliente de té de hierbas y respira en él.

 

5. Evita la cafeína y el alcohol

No hace falta decirlo, pues aunque el consumo de café es muy popular en los aeropuertos y dentro de los aviones, no le hace ningún bien a tu cuerpo, ya que contribuye a la pérdida de humedad y deshidratación - algo que debe evitarse en el caso de sufrir de sinusitis. Una gran cantidad de agua en lugar del consumo de café es siempre una mejor idea .

 

Alivia la sinusitis

 

6. Destapar los oídos

Apuesto que has escuchado aquel consejo sobre masticar chicle o goma de mascar, y te contamos que en realidad funciona. Masticar chicle o chupar un caramelo duro realmente puede ayudarte a aliviar la presión durante un vuelo, ya que provoca un efecto pop en tus oídos. También puedes falsificar un gran bostezo de vez en cuando para destapar los oídos. 

 

7. Realiza este ejercicio

Este es un ejercicio que se puede realizar con el fin de ayudar al cuerpo a lidiar con la presión del avión, especialmente durante el despegue y el aterrizaje. Para hacerlo, cierra la boca y suavemente pellizca la nariz usando el pulgar y el índice; traga, y sopla por la nariz sin soltar el pulgar y el índice. Esta es una manera de despejar las fosas nasales y los oídos.

 

Importante: Se recomienda no soplar fuertemente al realizar la maniobra, y realizarlo varias veces por minuto durante el despegue y el aterrizaje, ya que los cambios en la presión son más elevados. También podría ser útil hacerlo un par de veces por hora cuando el avión está en el aire.​

 

Si eres particularmente sensible a la presión del vuelo, opta por el uso de unos tapones especiales para aviones, los cuales son productos prácticos que puedes usar en los oídos para reducir las molestias del oído durante el ascenso y descenso del avión. Por lo general son baratos y se pueden comprar en farmacias y quioscos dentro del aeropuerto.

 

8. Usa ropa abrigada

Cuando estés a bordo de un avión, asegúrate de estar lo suficientemente caliente durante todo el vuelo. Puesto que la temperatura tiende a ser bastante fría en el interior del avión, tu sistema inmune podría debilitarse, haciéndolo más propenso a los virus e infecciones.

 


 

NOTA: Podría ser peligroso volar con una nariz congestionada causada por un resfriado o alergia, ya que esto puede conducir a una disminución permanente de la audición, mareos prolongada, o dolor severo. El consejo anterior puede reducir el malestar asociado con el problema, pero si los síntomas son preocupantes, es importante consultar a un médico antes de volar.

 

¡Buen viaje!

Fuente: nycfacemd.com
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: