header print

Reduce Tu Riesgo De Enfermedad Cardíaca En 24 Días

 Cuando Betty White, de 53 años de edad, entró en el hospital el año pasado, estaba a punto de sufrir un ataque al corazón. Tenía unos niveles de colesterol a 190, una presión arterial de 180/100, un alto nivel de azúcar en la sangre de 150 y mucho estrés en su vida. Necesitaba empezar a afrontar la enfermedad cardíaca de inmediato o sufriría consecuencias irreparables. 
 
 

Esto es lo que ella hizo. Apenas un mes después, su colesterol había bajado 70 puntos, su presión arterial se había reducido a 130/85, sus niveles de azúcar en la sangre habían disminuido a 100, y había disminuido el estrés en su vida significativamente. Había logrado reducir el riesgo de un ataque al corazón por la mitad.

¿Cómo lo logró? A continuación te explicamos el programa que llevo a cabo. Desarrollado en el “Duke Center for Integrative Medicine”, este programa combina herramientas perfectamente afinadas de la cardiología con remedios naturales que incluyen todo, desde el ejercicio hasta el consumo de té verde y suplementos dietéticos.

La mejor parte de esto es que es tan simple que tu y tu médico pueden adaptarlo fácilmente a tus necesidades, reduciendo tu riesgo de sufrir un ataque al corazón hasta en un 60% - algo que ningún medicamento o cirugía puede hacer.

Introduce los siguientes cambios cada día, y en sólo 24 días, podrás reducir significativamente tu riesgo de enfermedad cardíaca.


 
Día 1: Bebe té verde
reducir riesgos enfermedad cardíaca

El té verde contiene potentes antioxidantes que reducen el colesterol y bajan la presión arterial. Para preparar tu ración diaria de te verde lleva 3 vasos de agua a ebullición, añade tres bolsas de té verde descafeinado, cubre y deja reposar durante 10 minutos. Retira las bolsas de té y refrigera el té. Cuando esté fresco, vierte el té en una botella, y bébelo durante todo el día. 

Día 2: Calcula tu porcentaje de grasa

No debes dejar que la grasa supere el 25% de tus calorías. Si ya tienes una enfermedad del corazón, el 15-20% debe tu máximo. Debes hacer un esfuerzo para obtener un montón de grasas monoinsaturadas y omega-3, evitando grasas saturadas.

Día 3: Practica la cura italiana
En el mundo de las grasas, las aceitunas son supremas. Introduce el aceite de oliva en tu mesa en lugar de la mantequilla o la margarina, adereza tus ensaladas, y usalo para substituir los aceites vegetales al hornear. Compra solamente aceite extra virgen prensado en frío; conserva más de los antioxidantes saludables del corazón de la aceituna.

 

Día 4: Introduce la fibra en tu dieta
Los estudios han demostrado que cuanto más fibra consumes, menos probabilidades tienes de tener un infarto. Por lo tanto, debes consumir panes y cereales integrales, avena y salvado de trigo. Añade los frijoles en guisos, ensaladas y sopas. 

Día 5: Come pescado por la noche
reducir riesgos enfermedad cardíaca

La grasa saturada en las carnes obstruye las arterias. Por otro lado, el pescado como el salmón y las anchoas están llenos de ácidos grasos omega-3 que pueden ayudar a que corazón a mantenga un ritmo constante. Una porción de pescado a la semana podría reducir el riesgo de un ataque al corazón en un 52%.

Día 6: No olvides los jugos

El jugo de naranja contiene ácido fólico que ayuda a reducir los niveles de homocisteína, un compuesto que puede causar ataques cardíacos. El jugo de uva está lleno de flavonoides y resveratrol, ambos poderosos antioxidantes que pueden disuadir a los glóbulos rojos de adherirse y formar coágulos potencialmente peligrosos. Toma dos vasos al día - uno por la mañana y el otro durante el almuerzo.

Día 7: Consume frutas y verduras

Debes consumir al menos 9 porciones de frutas y verduras cada día. Además, debes comer verduras crucíferas tales como coles de Bruselas, col rizada, brócoli, y repollo, que son minas de oro de antioxidantes.
Día 8: Come frutos secos

Los estudios han encontrado que los que comen una cantidad considerable de frutos secos a la semana son un tercio menos propensos a sufrir de enfermedades del corazón o tener un ataque al corazón.

Día 9: Olvida la mantequilla

Los ácidos grasos trans que se encuentran en la margarina y las grasas saturadas en la mantequilla obstruyen las arterias, así que substituye el ingrediente principal en las tostadas del desayuno. Puedes usar miel con canela o aceite de oliva. 

Día 10: Añade la semilla de linaza
reducir riesgos enfermedad cardíaca

La linaza es una de las mayores fuentes de grasas omega-3 saludables para el corazón. Los estudios han demostrado que la adición de linaza a tu dieta puede reducir las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón en un 46%, mientras que también ayuda a prevenir los glóbulos rojos de formar coágulos que podrían bloquear las arterias. Espolvorea sólo dos cucharadas de linaza en tu cereal o ensalada.

Día 11: Toma una Bebida

La investigación muestra que un cantidad moderada de alcohol al día puede reducir significativamente el riesgo de un ataque al corazón. Por lo tanto, a menos que tengas un problema con el alcohol o la presión arterial alta, puedes tomar con seguridad una bebida alcohólica al día.

Día 12: Comprar Soja

Los estudios han demostrado que el consumo de proteínas ayuda a reducir el colesterol. Experimenta con hamburguesas de soja, helado de soja, leche de soja, queso de soja, e incluso carne de soja.

Día 13: Haz algo de ejercicio

Haz algún tipo de ejercicio, sólo unas pocas horas a la semana,  pueden reducir el riesgo de un ataque al corazón hasta en un 50% - más que el mejor medicamento para bajar el colesterol disponible. Elige un ejercicio fácil, como caminar, y comienza a integrar dos o tres intervalos de entrenamiento de 15 minutos en su día. Una vez que tu cuerpo está acostumbrado a esta rutina, incremente a 45 minutos, cuatro o cinco veces por semana.

Día 14: Experimenta

Prueba algo nuevo sólo por un poco de diversión. Si encuentras algo que te gusta, incorporarlo en tu rutina diaria.

Día 15: Sé tú mismo

Una de las mayores causas de estrés es tratar de vivir de una manera que no coincide con lo que eres. Pregúntate: ¿Estoy haciendo lo que quiero hacer? ¿Estoy satisfaciendo mis necesidades? Todos los días, ejecuta una verificación de la realidad en lo que has hecho. Si resulta que tus acciones no son fieles al tipo de persona que eres, haz todo lo posible para escucharte.

Día 16: Practica la atención plena o mindfulness
reducir riesgos enfermedad cardíaca

Practica algún tipo de meditación donde centres la atención en el momento presente y puedas relajarte y así los efectos del estrés. Frena tu estrés cerrando los ojos y permaneciendo en silencio y centrándote en la respiración durante 5-10 minutos.

Día 17: Construye una Vida Espiritual Fuerte

Los estudios parecen indicar que aquellos que forman parte de una comunidad de fe o asisten a la iglesia tienden a vivir más tiempo, y son menos propensos a sufrir un ataque al corazón. Por lo tanto, involúcrate más en tu religión, o desarrolla tus propias tradiciones. De cualquier manera, siéntate todos los días durante 20 minutos, cierra los ojos, y céntrate en una palabra en particular que se asocies con algo fantástico. 

Día 18: Rodéate de personas
Una fuerte conexión con amigos, familiares, comunidad y Dios ayuda a reducir la ansiedad y combatir la depresión, dos factores que aumentan el riesgo de un ataque cardíaco. Por lo tanto, debe tratar de hacer planes con un buen amigo, organizar una cena familiar, o visitar tu lugar de culto favorito.

Día 19: Controla tu ira

Perder los nervios puede duplicar el riesgo de un ataque al corazón en las próximas 2 horas. Si pierdes los nervios hazte estas preguntas:

• ¿Es realmente importante lo que me molesta?
• ¿Es la situación modificable?
• ¿Es la acción digna de pena?
• ¿Es lo que estoy pensando y me parece apropiado?

Día 20: Añade Suplementos

Toma un suplemento vitamínico de alta potencia con antioxidantes. La investigación ha encontrado que aquellos que toman multivitaminas regularmente puede disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca en un 34%. Debes elegir los suplementos que contienen un mínimo de 400 microgramos de ácido fólico, 500 mg de vitamina C, y no más de 50 g de vitamina B6.

Día 21: Frena los radicales libres
reducir riesgos enfermedad cardíaca

Los radicales libres pueden causar un daño incalculable a tu cuerpo, pero la vitamina E parece ofrecer protección temporal reduciendo significativamente el daño que hacen a tu corazón. Tome 200 a 400 UI por día.

Día 22: Consume ajo

Sólo un diente de ajo por día puede reducir el riesgo de un ataque al corazón en al menos tres maneras. Evita que glóbulos rojos se peguen y formen coágulos que bloqueen las arterias, reduce el daño arterial y desalienta el colesterol que cubre arterias.

Día 23: Aumenta el consumo de selenio

El selenio es un poderoso antioxidante que ayuda a reducir la tendencia de los glóbulos rojos a formar coágulos que amenazan la vida. También equilibra la relación entre el colesterol "bueno" y el colesterol "malo", lo que reduce sus probabilidades de sufrir un ataque cardíaco. Tome 100mcg por día.

Día 24: Toma una aspirina

Los estudios demuestran que una aspirina de 81 mg por día reduce el riesgo de un ataque al corazón en un 30-50%. Por lo tanto, a menos que tengas un problema de estómago o seas alérgico a la aspirina, toma un comprimido al día con tu comida.

Fuente: prevention
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: