header print

Caldo De Huesos: Beneficios y Cómo Introducirlo En Tu Dieta

El Redactor: Ysabel T. L.

 ¿Quién dijo que todos los alimentos beneficiosos y saludables deben provenir de plantas? Sin duda, hay una gran cantidad de frutas, verduras, hierbas y especias saludables que seguramente mejorarán tu bienestar, pero algunos alimentos no vegetarianos también tienen muchos beneficios para la salud impresionantes. Uno de esos alimentos es el caldo de huesos, que es un caldo sabroso que se elabora hirviendo a fuego lento los huesos y el tejido conectivo durante largos períodos de tiempo.

El caldo de huesos es uno de los primeros alimentos cocidos que los humanos prehistóricos aprendieron a hacer: estos primeros cazadores-recolectores hervían subproductos animales como huesos, nudillos y pezuñas en una bebida nutritiva. Este caldo es conocido por su capacidad para mejorar la digestión y el sueño, promover la salud de las articulaciones y la pérdida de peso e incluso ayudar a nuestra cognición. Lo mejor de todo es que el caldo de huesos es barato y fácil de preparar, y también es un ingrediente versátil que se puede usar fácilmente para preparar deliciosas sopas, salsas y otros alimentos.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los beneficios para la salud del caldo de huesos, cómo prepararlo en casa y usarlo en los alimentos que prepara.

Los beneficios para la salud del caldo de huesos


1. Es súper nutritivo

 1. Es súper nutritivo caldo de huesos
El caldo de huesos se prepara hirviendo a fuego lento huesos y cartílagos de aves, res, cordero, ternera, pescado o cerdo durante largos períodos de tiempo, suficiente para extraer nutrientes beneficiosos como el colágeno, varios tipos de minerales y vitaminas beneficiosos. Dado que la sustancia resultante es un líquido, es mucho más fácil para el cuerpo digerir y absorber todos esos nutrientes en comparación con los alimentos sólidos.
El caldo de huesos es rico en muchos nutrientes raros que muchas personas tienen deficiencia o no pueden obtener de sus dietas, como calcio, magnesio, potasio, yodo y grasas saludables. Los tipos de nutrientes que podrá obtener del caldo de huesos que prepare dependerán de los ingredientes, pero todos ellos contendrán colágeno, una sustancia gelatinosa que mantiene nuestras articulaciones sanas y la piel elástica y elástica. Otros nutrientes incluyen:
  • La médula ósea contiene muchas vitaminas esenciales, como vitamina A y K2, así como hierro, zinc, manganeso y selenio. También es rico en grasas saludables, a saber, ácidos grasos omega-3 y omega-6.
  • Los huesos son ricos en minerales esenciales como magnesio, calcio, potasio y fósforo. Las espinas de pescado también contienen yodo, un mineral necesario para la tiroides.

  • El cartílago es rico en nutrientes que apoyan la salud de las articulaciones, como la glucosamina y la condroitina.

Los expertos en nutrición no recomiendan una cantidad determinada de caldo de huesos, simplemente agrégalo a todos los alimentos que pueda o beba al menos 1 vaso (237 ml) al día.

Artículo relacionado: 10 alimentos excelentes para el dolor articular

2. Mejora la salud de las articulaciones

2. Mejora la salud de las articulaciones caldo de huesos
Varios nutrientes esenciales para la salud de las articulaciones están presentes en el caldo de huesos, por lo que puede ser ideal para personas con artritis y otros problemas articulares. En primer lugar, el caldo de huesos contiene mucha gelatina, el componente básico del colágeno, que, a su vez, es un ingrediente clave en los tejidos conectivos como tendones, ligamentos e incluso la piel.
Además, el caldo de huesos es rico en otros compuestos que se utilizan para mantener la salud de las articulaciones, a saber, prolina, glicina, glucosamina y condroitina. Incluso se ha descubierto que los dos últimos disminuyen el dolor articular, la rigidez y otros síntomas en quienes padecen osteoartritis..

3. Promueve una digestión saludable

3. Promueve una digestión saludable
Agregar caldo de huesos a tu dieta es especialmente beneficioso para quienes padecen problemas y afecciones digestivas, como el síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el síndrome del intestino permeable y otros. Esto se debe a que el caldo de huesos es rico en gelatina, un ingrediente que ayuda a que los alimentos pasen a través del tracto digestivo con mayor facilidad e incluso se descubrió que repara el revestimiento de la mucosa intestinal en estudios con modelos animales.
Además, el caldo de huesos es rico en glutamina, un aminoácido necesario para que la pared intestinal funcione correctamente y solo absorba los buenos nutrientes en el torrente sanguíneo. Cuando la pared intestinal no funciona como debería, comienza a absorber compuestos innecesarios en la sangre, lo que provoca inflamación y una afección conocida como "intestino permeable". Por lo tanto, beber mucho caldo de huesos es ideal para aquellos con problemas digestivos, particularmente el síndrome del intestino permeable.


4. Combate la inflamación

 4. Combate la inflamación caldo de huesos

La inflamación crónica es una de las principales razones por las que desarrollamos enfermedades degenerativas como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, cáncer y otras. Asimismo, también puede ser la razón por la que nuestro sistema inmunológico está débil y la causa de problemas en las articulaciones y la espalda. Por lo tanto, reducir el nivel general de inflamación en el cuerpo es el objetivo eterno, especialmente en los adultos mayores que tienen más probabilidades de tener problemas de salud subyacentes.

Una dieta saludable puede ayudar a reducir el nivel de inflamación, y el caldo de huesos en particular es un gran alimento a considerar para ese propósito. El caldo de huesos contiene los aminoácidos glicina y arginina, los cuales tienen potentes beneficios antiinflamatorios.

5. Promueve el sueño y la cognición saludables

5. Promueve el sueño y la cognición saludables caldo de huesos
Beber hueso antes de acostarse puede mejorar su sueño. Esto se debe a que el caldo es rico en glicina, un aminoácido esencial que tiene una propiedad relajante y ayuda a promover el sueño. Los estudios han demostrado que tomar 3 gramos de glicina por la noche ayudó a los participantes con problemas para dormir a conciliar el sueño más rápido y a tener un sueño más profundo y menos interrumpido. También se descubrió que este aminoácido reduce la somnolencia diurna, mejora la memoria de los participantes y otras funciones cognitivas. Se sugiere que el caldo de huesos también ofrece estos beneficios.

6. Ayuda a perder peso

6. Ayuda a perder peso

El caldo de huesos puede ser una bebida, pero en realidad es bastante abundante y es bastante bajo en calorías. Esta es exactamente la razón por la que es tan popular en la esfera del fitness y la pérdida de peso, ya que ayuda a frenar los antojos de comida y es súper saludable en sí misma. No solo eso, el caldo de huesos es bastante rico en proteínas y colágeno, por lo que mucha gente lo bebe para ganar masa muscular magra.

Los estudios también han encontrado que beber caldo de huesos disminuyó el peso corporal y la grasa abdominal en los participantes, por lo que parece una bebida milagrosa para aquellos que están en un viaje de pérdida de peso.

Cómo preparar caldo de huesos

El caldo de huesos consta de unos pocos ingredientes simples: agua, huesos y vinagre. Cualquier hueso puede usarse para preparar un caldo de huesos, incluidos los huesos sobrantes de las comidas. En lugar de desechar restos como huesos, piel y cartílago al preparar una comida, coloca estos ingredientes en el refrigerador o congelador y reserva para el caldo de huesos. Sin embargo, si no preparas pollo con hueso o bistec con tanta frecuencia, también puedes pedir algunos huesos en la carnicería. Es mejor usar una variedad de huesos.

Cómo preparar caldo de huesos

Agregar vinagre a la receta es importante ya que ayuda a extraer todos los valiosos nutrientes de los huesos. También puede agregar cualquier verdura y hierba que le guste a la mezcla; los ingredientes comunes incluyen zanahorias, cebollas, ajo, perejil, tomillo y laurel. La mayoría de la gente no usa una receta cuando prepara caldo de huesos porque es muy simple. Dicho esto, aquí hay una receta base sugerida para darle una idea de las proporciones necesarias:
 


Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre
  • 4 litros de agua
  • 1-2 kg de huesos y restos de animales
  • Sal, pimienta y otras hierbas o especias que le gusten al gusto

Preparación

1. Combina todos los ingredientes en una olla grande o en una olla de cocción lenta y déjelos hervir a fuego medio o alto.
2. Reduce el fuego a fuego lento y déjelo cocinar de 12 a 24 horas. Cuanto mayor sea el tiempo de cocción, mejor será el sabor y el contenido de nutrientes.
3. Apaga el fuego y dejar enfriar el caldo. Cuela los sólidos y coloca el caldo en un recipiente grande o en varios frascos o recipientes pequeños.

El caldo resultante se mantendrá fresco durante 5 días, por lo que le recomendamos que congeles una parte, ya que no podrás consumirlo en unos pocos días. Puedes usar el caldo de huesos en lugar de agua para preparar salsas, sopas, salsa e incluso arroz, o simplemente disfrutalo por separado como bebida.

¡Comparte estos consejos e información con otros!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad