header print

¿Qué Hacer Si Te Enfermas Mientras Viajas?

El Redactor: Jessica Quinonez
 Viajar es el momento para divertirse y disfrutar de la vida, y muy pocas cosas son tan molestas y estresantes, como enfermarte en medio de un viaje que tanto esperabas. Sin embargo, los vuelos largos y los cambios en el clima pueden afectar tu sistema inmune, y  las afecciones crónicas y las alergias podrían comenzar a aparecer, o podrías ser atacado por una gripe o, por bien por la diarrea del viajero. Cualquiera que sea el caso, después de leer esta guía, estarás listo para enfrentar cualquier síntoma inesperado con la frialdad de un cirujano, ya que sabrás exactamente cómo actuar. Además, aprenderás a evitar las fallas comunes de salud en los viajes, para que puedas disfrutar de tu viaje. 
 
Prepárate antes de tu viaje 
No importa a dónde vayas a viajar, debes hacer algunos preparativos que te aseguren que recibirás el mejor tratamiento en caso de ser necesario y que disminuyan la posibilidad de enfermarte lo más posible. Aquí están las cosas más importantes a considerar antes de salir a un viaje. 
 
1. ¿Tienes cobertura de seguro médico en el país de destino?
La mayoría de las pólizas de seguro de los Estados Unidos, por ejemplo, no brindan cobertura internacional, y los viajeros estadounidenses generalmente tienen que comprar un seguro de viaje por separado. Una variedad de planes a corto y largo plazo están disponibles hoy en día. Para obtener una guía sobre el seguro médico de viaje, sigue este enlace
2. Dile a tu médico que viajarás y pregúntale si puedes comunicarte por correo electrónico o por teléfono si es necesario
Tu médico no solo podrá brindarte consejos importantes sobre las medidas preventivas que debes tomar antes de tu viaje, sino que también te ayudará a saber si necesitas tomar algún medicamento o vacuna (para hepatitis A, fiebre tifoidea, fiebre amarilla, o influenza) antes del viaje. Los diferentes países tienen distintos riesgos de salud asociados con ellos, aquí hay una guía de los posibles riesgos de salud que puedes encontrar en el extranjero divididos por país. 
3. ¿Tienes alguna condición de salud preexistente o alergias severas? 
Si es así, se te recomienda solicitar una carta impresa de tu médico que describa tu condición de salud y la lista de los nombres genéricos y las dosis de los medicamentos recetados que estás tomando. Asegúrate de llevar esta carta contigo en todo momento.
4. Establecer un contacto de emergencia
En muchos pasaportes, hay una página de información donde puedes proporcionar el nombre, la dirección y el número de teléfono de una persona de confianza para contactar en caso de emergencia. Llénalo y hazle saber a esa persona y que esté lista para ayudar en caso de ser necesario. Si no hay tal página en tu documento de viaje, simplemente inserta una tarjeta con la misma información en tu pasaporte. 
 
5. Crea un kit médico de viaje y mantenlo siempre surtido 
Estas son las cosas que siempre debes tener en tu botiquín de primeros auxilios (puedes agregar artículos adicionales): 
• Medicina para el resfriado
• Medicina para el estómago 
• Analgésicos 
• Medicina para la alergia 
• Ibuprofeno 
• Toallitas húmedas
• Desinfectante de manos
• Curitas y vendajes 
• Un antiséptico 
• Un termómetro
Las personas a menudo pueden contraer un resfriado cuando viajan en avión, así que asegúrate de limpiar la mesa que está al frente, lavarte y desinfectarte las manos con frecuencia. El segundo problema más común son los problemas digestivos, como el estreñimiento o la diarrea, ya que las personas tienden a probar muchos alimentos nuevos cuando están en el extranjero, así que asegúrate de tener medicamentos para aliviar esos síntomas, especialmente si sabes que eres propenso a ese tipo de cuestiones. 
6. Si estás tomando medicamentos recetados, asegúrate de guardarlos en su empaque original con una etiqueta clara
Además, los medicamentos que estás tomando pueden considerarse narcóticos y ser ilegales en tu país o en los países de destino, así que contacta a la embajada del país que estás visitando para asegurarte de que estén permitidos y de que no te retirarán tus medicamentos en la frontera.
7. Investiga las instalaciones médicas disponibles en el destino de tu viaje y elabora un plan de emergencia antes de viajar
Hay algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de obtener la atención médica que necesitas:
 • En caso de una emergencia, puedes ponerte en contacto con tu embajada, que generalmente te puede contactar con un médico que habla tu idioma, con un hospital confiable y te ayudará a comunicarte con tu familia.
 • Puedes encontrar un hospital acreditado en todo el mundo buscando en la búsqueda de hospitales de la Comisión de Juntas Internacional
• En caso de un problema ambulatorio, también puedes buscar una clínica adecuada a través de la búsqueda de la Asociación Internacional de Asistencia Médica para Viajeros


8. Mantener buenos hábitos de higiene y alimentación a toda costa
Lávate las manos tan a menudo como puedas cuando estés de viaje y asegúrate de comer alimentos frescos y preparados en condiciones limpias. Investiga el país que estás visitando muy bien y averigua si debes evitar ciertos tipos de comida en la calle y si el agua del grifo es segura para beber. 
Cuando estés en transporte público, especialmente en el avión, limpia los alrededores con una toallita antibacterial, desinfecta tus manos y bebe mucha agua. Finalmente, no importa cuán ocupado esté tu horario, asegúrate de tener comidas regulares y saludables, esto no solo asegurará que tu sistema inmunológico esté en plena forma, sino que también evitará cualquier problema digestivo. 
Cómo actuar cuando te enfermes 
En la sección anterior, hablamos sobre prevención y planificación, pero ¿qué debes hacer exactamente cuando ya estás enfermo? Lo primero es lo primero, cálmate y no te enojes demasiado. La realidad es que muchos viajeros se enferman todo el tiempo, ya que algunas consecuencias de los viajes, como el jet lag, el estrés, los cambios de altitud y los diferentes climas pueden desgastarte. Aquí hay algunas cuestiones para considerar:
1. Evalúa la gravedad de tus síntomas y actúa en consideración a los mismos
¿Tuviste un rasguño en tu rodilla, un brote de eccema o tienes fiebre alta repentina sin razón aparente? Mientras que en el primer caso todo lo que necesitas es un curita del botiquín de primeros auxilios, el segundo y el tercer escenario son más complicados. Por ejemplo, si experimentas un brote de una afección crónica, es posible que debas ir a una clínica ambulatoria, especialmente si tu medicamento habitual no te ayuda o los síntomas son más graves de lo normal.
También puedes ponerte en contacto con tu médico para pedirle su opinión, si sabes que responderá pronto. El escenario final es muy probablemente una emergencia médica, especialmente si te encuentras en un país con un alto riesgo de enfermedades contagiosas.
2. Toma en cuenta tu lugar de destino
Como mencionamos anteriormente, diferentes ubicaciones tienen varios riesgos asociados con ellos. Mientras que beber agua del grifo en Viena es lo correcto, es posible que desees evitar eso en muchos países de África y Sudamérica. La misma regla funciona para tus síntomas: si experimentas una fiebre alta repentina mientras viajas a los Alpes en el invierno, las probabilidades de que contraigas la malaria son casi nulas, mientras que en otros países es mucho más alta y deben tomarse en cuenta.
Si bien ambos casos pueden requerir atención médica, el último caso requiere atención hospitalaria inmediata, mientras que en el primero, la visita a un centro ambulatorio puede ser suficiente.
3. Estar listo para cancelar planes y quedarse en la cama
No importa qué tan atractivos sean los planes para el día, si estás enfermo, es mejor evitar las actividades físicas intensas o incluso un día de turismo. Incluso un resfriado puede convertirse rápidamente en algo más grave, como bronquitis o neumonía, si ejercitas demasiado tu cuerpo y no obtienes el descanso que necesitas. Si ves que tu resfriado u otro síntoma persiste durante días, consulta a un médico.

 

4. ¿Alguna vez has experimentado estos síntomas exactos antes? 
Si por lo general, sufres de estreñimiento cuando viajas al extranjero, por ejemplo, no es necesario que vayas a la sala de emergencias cuando vuelvas a sentir los mismos síntomas en un viaje. En luga de eso, puedes hablar esto con tu médico antes del viaje, y así podrá recetarte los medicamentos que aliviarán este síntoma desagradable. 
Otra cosa que podrías hacer es ir a una clínica ambulatoria y solicitar tratamiento, pero la necesidad de hospitalización es poco probable, a menos que el síntoma persista durante días. Sin embargo, debes tener más cuidado con los síntomas como náuseas o fiebre alta, ya que pueden ser causados por una variedad de afecciones de diferente gravedad. 

 

Al final, tu salud es de lo más importante y siempre debes prepararte para protegerla y preservarla tanto como puedas. Incluso si no puedes evitar enfermarte, asegúrate de saber a dónde ir y qué hacer, especialmente cuando viajas. Si este artículo te resultó útil y crees que puede ayudar a otros, por favor compártelo.
 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad