header print

¿Tienes Un Déficit En Vitamina C? Compruébalo

Muchas personas tienen problemas a la hora de supervisar sus dietas, y muchos no conocen las recomendaciones diarias en cuanto a los niveles esenciales de nutrientes que necesitan. De hecho, de acuerdo a un estudio llevado a cabo en la Universidad de Illinois, muchos americanos se quedan cortos en el consumo de vitamina C, sin ser conscientes de que el consumo suficiente de esta vitamina es esencial para el bienestar general.

Vitamina C
 
Vitamina C: ¿Por qué la necesitas?

- La vitamina C es un poderoso antioxidante, pero también es esencial por otras razones. Se ha encontrado que la vitamina C ayuda a:

- Prevenir el cáncer y mejorar el efecto de los medicamentos que combaten el cáncer.
- Reducir el riesgo de un accidente cerebrovascular o una enfermedad del corazón.
- Promover la salud de la piel y la formación de colágeno.
- Retardar el proceso de envejecimiento de forma natural.
- Disminuir los niveles de estrés.
- Darle un impulso al sistema inmune
- Sofocar la inflamación en el cuerpo, reduciendo el riesgo de sufrir de gota u otras condiciones inflamatorias.
- Mejorar el rendimiento físico.

 

¿Estás en riesgo de un déficit de vitamina C?

En casos extremos, la deficiencia severa de vitamina C es conocida como escorbuto, una enfermedad caracterizada por el sangrado de las encías y la pérdida de dientes. Sin embargo, investigadores han encontrado que muchas personas tienen bajos niveles de vitamina, tanto así que la encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos encontró que el 31 %  de la población estadounidense no cumplen con el requisito promedio estimado para la vitamina C. Algunas personas, sin embargo, están en mayor riesgo de padecer deficiencia de esta vitamina que otros. Esto incluye a:

- Aquellos que dependen de las drogas o el alcohol
- Individuos con dietas restrictivas
- Individuos que no comen frutas ni verduras diariamente
- Aquellos que sufren de condiciones médicas que afectan su habilidad para digerir o absorber la comida.
- Personas que fuman- el cigarillo afecta la absorción de la vitamina C de la comida.
- Personas que no comen una dieta variada
- Mujeres embarazadas o mujeres que amamantan
- Personas que sufren de colitis ulcerosa o que padecen la enfermedad de Crohn

 

Deficiencia de vitamina C: señales de alarma

Si crees que puedes tener una deficiencia en vitamina c, aquí te dejamos algunas señales que indican que deberías prestarle más atención.
 

1. Moretones con facilidad
Los moretones son una respuesta natural a cierto tipo de lesiones- usualmente debido a las caídas o tropiezos Se produce cuando los pequeños vasos sanguíneos- cerca de la superficie de la piel (capilares) - se rompen y dejan salir a los glóbulos rojos. En ciertas situaciones es normal tener moretones. Sin embargo, el exceso de inexplicables marcas o  morados rojizos en la piel pueden apuntar a una falta de vitamina C en la dieta, ya que los vasos capilares están débiles. Incluso pequeñas deficiencias de vitamina C pueden conducir a un aumento de moretones. Si esto te sucede a menudo, trata de aumentar tu dosis y comprobar el efecto.
Vitamina C
¿Has tenido alguna herida que haya tardado en sanar?.  La vitamina C es esencial en la formación del colágeno en la piel. Este tejido conectivo ayuda a unir la cicatrización de la herida, por lo tanto, la falta de ella puede retardar el proceso de cicatrización.
 

3. Encías inflamadas, sangrantes o inflamadas

Las encías inflamadas o sangrantes, o las recurrentes úlceras en la boca a menudo son provocadas por una insuficiencia en la vitamina C. El colágeno juega un papel muy importante en esto. Consumir vitamina C es esencial para la salud de tus dientes y encías. A menudo, los bajos niveles se relacionan con enfermedades relacionadas a las encías inflamadas.

 

4. Cabello o uñas secas o fraccionadas


 
Vitamina C
Las uñas fuertes y un cabello brillante y sano son buenos indicadores de una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, si ocurre lo contrario esto puede indicar un problema más profundo. La vitamina C por lo general se abre paso en los órganos y tejidos antes de pasar al cabello. Por lo tanto, los niveles bajos de la vitamina pueden hacer que tengas mucho más que un mal día. La vitamina C también es vital para la absorción del hierro, Una deficiencia que puede causar la pérdida crónica de pelo y el lento crecimiento del cabello, así como las uñas quebradizas y cóncavas.
 

5. Piel roja, seca y áspera

La piel áspera y seca probablemente es el resultado de la falta de colágeno y es uno de los síntomas del escorbuto. Los bajos niveles de vitamina C También están vinculados a una condición común, pero sin malicia para la piel conocida como queratosis pilar, que se caracteriza por pequeñas protuberancias, discos en los antebrazos, los muslos, las nalgas y la cara. Añadir vitamina C a tu dieta puede ayudarte a mejorar el tono y la textura de tu piel. Estudios muestran que dietas altas en vitamina C pueden compensar el daño causado por los rayos solares ultravioletas UV.
 

6. Frecuentes hemorragias nasales
Vitamina C
Si experimentas con frecuencia hemorragias nasales no descartes una dieta adecuada como la causa subyacente. Las hemorragias nasales se producen debido a la fragilidad en los pequeños vasos sanguíneos. La adecuada cantidad de vitamina C puede reducir esta fragilidad.

7. Función inmune pobre

El sistema inmune es el que protege al cuerpo contra las infecciones y enfermedades. Consumir una dieta rica en vitamina C puede promover un mejor funcionamiento del sistema inmune , ya que varias células dependen de esta vitamina para realizar sus tareas. Tener una deficiencia en esta vitamina reduce la resistencia contra ciertos patógenos. La vitamina C, además, reduce la duración de enfermedades comunes como los resfriados.
 

8. Articulaciones inflamadas y dolorosas
Vitamina C
El dolor y la inflamación en las articulaciones causada por la artritis inflamatoria puede ser otro signo  que necesitas examinar. Un estudio llevado a cabo en 2004, en Reino Unido, encontró que las personas con bajos niveles de vitamina C tenían 3 veces más probabilidades de desarrollar artritis reumatoide, que aquellos con dietas ricas en vitamina C.
 

9.  Fatiga y depresión

Las dos pueden ser el resultado de muchas enfermedades subyacentes. Sin embargo, una de las causas puede ser un déficit en el consumo de vitamina C, lo que altera los estados psicológicos. Muchos de los pacientes hospitalizados con subóptimos niveles de vitamina C demostraron que percibieron una mejora en su estado de ánimo después de tomar el suplemento.
 

10. Inexplicable aumento de peso
Vitamina C

No tener suficiente vitamina C en la sangre puede incrementar la grasa corporal en el cuerpo y en la circunferencia de la cintura. Un estudio llevado a cabo en 2006 en la Universidad de Arizona encontró que una cantidad de vitamina C absorbida directamente por el cuerpo afecta la habilidad de usar la grasa como una fuente de combustible tanto durante el ejercicio como cuando se está en reposo.

 

El estudio de cuatro semanas que contó con la  participación de 20 hombres y mujeres que fueron puestos en una dieta baja en grasa que contenía el 67 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, mostró que en un orden aleatorio algunos de los participantes que tomaron diariamente  una cápsula de 500 mg de vitamina C cada día, experimentaron una sensación de placebo y mejor calidad de vida que aquellos que no la consumieron, y por ende  tuvieron  baja concentración de vitamina C en la sangre y mayor masa grasa corporal. 

 

No olvides  que lo que comes juega un papel muy importante en tu consumo de vitamina C. 

Fuente

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: