maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

¿Sufres De Intolerancia Alimentaria? Descúbrelo

Soy consciente de que cierto tipo de alimentos provocan alergias, y que por ello algunas personas deben evitar ciertas comidas. Sin embargo, aún no sé reconocer la diferencia entre alergias e intolerancia alimenticia. De hecho, pensaba que no había ninguna diferencia. Pero gracias a esta práctica guía he descubierto que puedo ser intolerante a algunos alimentos a pesar de no ser alérgico.  Aunque el 10% de nosotros sufrimos de algún tipo de intolerancia a alimentos, pocos lo sabemos y no hacemos nada al respecto. Por ello aquí te comparto esta práctica guía para descubrir 11 signos comunes de intolerancia.

Nota: Si experimentas alguno de estos síntomas, te aconsejamos acudir a tu médico de cabecera.

 
El sistema inmune de nuestro cuerpo rechaza ciertos alimentos, produciendo una reacción negativa que inicia desde el mismo momento en que un alimento entra en nuestro umbral, pero los síntomas se empiezan a notar horas después o incluso algunos días después de haber consumido dicho alimento. Lee cuidadosamente esta guía, toma nota, y si notas que presentas alguno de estos 11 signos comunes, toma cartas en el asunto. 
1.  ¿Vas mucho al baño?
Este puede ser un signo del síndrome del colon irritable, el cual incluye síntomas como la diarrea, gases, sensación de hinchazón y dolor abdominal. La mala absorción de los carbohidratos, llamados FODMAPs, se considera la causa principal de esta condición. El único tratamiento fiable es el cambio de dieta a una más baja en carbohidratos.
2. ¿Tienes algún dolor muscular o en los tejidos que se esté extendiendo a otras partes del cuerpo?
Se dice que este preocupante fenómeno, conocido como la fibromalgia, afecta al 6% de nosotros, particularmente a las mujeres de mediana edad. Si experimentas un dolor generalizado que no se limita a una zona específica del cuerpo, puede que estés sufriendo de fibromialgia. Normalmente ésta se activa en algunos pacientes después de comer ciertos alimentos.  
3. ¿La cafeína te estimula?
Algunos de nosotros, sobre todo aquellos que viven en el oeste (donde el té o el café no forma parte de la dieta diaria) son lentos a la hora de metabolizar la cafeína. Asímismo, el consumo de productos ricos en cafeína y tan fuertes como el café, pueden terminar aumentando el estrés digestivo, la presión sanguínea, los sudores, y el riesgo a sufrir de enfermedades del corazón. Si ves que la cafeína te está produciendo alguna de estas reacciones, corta el consumo de café, té o chocolate y remplázalo por alternativas descafeinadas.
4.  ¿Sientes dolores de cabeza o migrañas después de consumir algunas carnes?
Este es el síntoma más común de la intolerancia alimentaria debido al glutamato monosódico (MSG). Los síntomas no pueden ser experimentados horas después del consumo. Pero siempre es una buena idea estar pendientes de los productos que usas para cocinar
 
5. ¿Te sigues sintiendo soñoliento después de una buena siesta?
La dieta alimentaria es una de las principales causas del síndrome de la fatiga crónica, un desorde que produce el cansancio y el agotamiento. En cualquier lugar entre uno y cuatro millones de estadounidenses sufren del síndrome de fatiga crónica, sin embargo, se estima que casi el 20% de esa cifra no han sido diagnosticados correctamente. Por lo que si te sientes cansado, incluso cuando has tenido un descanso suficiente, lo mejor es que consultes tu caso con un profesional.
6. ¿No toleras el trigo, aunque das negativo en un test para celíacos?
El 13% de las personas que no sufren de la enfermedad celíaca tienen problemas para digerir la proteína de trigo, más conocida como el gluten. Esta condición se llama sensibilidad al gluten, o, simplemente intolerancia al gluten. Así que si has tenido problemas con este tema, probablemente deberás considerar una dieta baja en gluten.
7. ¿Tu tiroides está hiperactiva?
Se conoce como hipotiroidismo cuando las glándulas hiperactivas de las tiroides no producen suficientes hormonas tiroideas. Muchos de los casos del hipotiroidismo son causados por enfermedades autoinmunes, llamadas Hashimoto, la cual está vinculada con aquellos que sufren de una intolerancia al gluten. Una dieta libre de gluten es una buena manera de reducir el hipotiroidismo.
8. ¿La leche y el yogur te dan problemas en el estómago?
La intolerancia a la lactosa es extremadamente común, particularme en el este de Asia, y entre aquellos descendientes de esa región.  En todo el mundo, al menos el 65% a 90% de las personas tienen dificultades para digerir la lactosa. Si sufres de este problema, pero continuas consumiendo productos lácteos, debes saber que puedes llegar a sufrir de graves problemas gastrointestinales. En su lugar, consulta inmediatamente con un médico para conseguir un diagnóstico oportuno.
9. ¿Sufres problemas de artritis?
La osteoartritis es el resultado del envejecimiento, sin embargo es mucho más difícil determinar las causas de la artritis reumatoide, ya que carece de una cura. Puede ser que esta forma de artritis es un signo de la intolerancia a los alimentos sin embargo, algunos investigadores creen que una de las causas es la sensibilidad a algunos alimentos que  conducen a una respuesta inflamatoria en el sistema inmune que empeora la inflamación de las articulaciones existentes - aumentando su dolor e inflamación.
10. ¿Algunos alimentos te producen problemas en la piel?
Los tomates y pimientos contienen una cantidad bastante grande de salicilato,  causante de problemas de la piel en casi el 2,5% de las personas de origen europeo. Aunque, puede ser difícil de determinar si estos dos vegetales realmente provocan la aparición de enfermedades de la piel, ya que las reacciones de la piel pueden ser retrasadas por un largo tiempo, se recomienda moderar su consumo.
11. ¿Las cebollas y el ajo producen problemas en el vientre?
El ajo y la cebolla se utilizan con frecuencia en la cocina, por lo que a veces resultan muy difícil de evitar. Sin embargo estos potentes alimentos pueden dañar tu interior, ya que contienen fructanos que pueden desencadenar futuros problemas en las personas con problemas de sensibilidad alimenticia. Si siempre que comes alimentos que tienen uno de estos ingredientes y notas problemas en tu vientre horas después, lo más probable es que tengas una intolerancia al ajo o a la cebolla.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: