header print

Tips: Motiva a Tus Hijos a Ayudar Con Las Tareas Del Hogar

Que tus hijos ayuden en los quehaceres de la casa no es tarea fácil, ya que muchos de ellos son expertos en inventar creativas excusas como ''soy alérgico a los guantes de goma'' o ''tengo tarea''. Sin embargo, inculcar una buena ética de trabajo en tus hijos desde una edad temprana es muy importante, ya que que en el futuro sabrán al menos cómo lavar los platos o fregar el suelo y sabrán cómo desenvolverse en casa. 

Los siguientes tips te ayudarán a motivar a tus hijos a echarte una mano con las labores del hogar, pero lo más importante es que aprenderán a trabajar en equipo.

 

 

1. Cambia las rutinas

Si realmente quieres que tus hijos se emocionen en este tema, elabora un divertido horario con los diferentes quehaceres que deberán hacer cada semana. Los niños tienden a aburrirse si tienen que hacer los mismos deberes cada semana, pero si comprueban que son diferentes, será más emocionante. Por ejemplo, si quieres que tus hijos te ayuden a hacer la cena una noche, hazlos pensar qué tipo de cena quisieran aprender a preparar. Para hacerlo aún más llamativo, diles que la cena no puede ser repetida. Ellos amarán la sensación de responsabilidad y buscarán formas de sorprenderte.
 

2. Deja a los niños escoger

Hay una gran diferencia entre los quehaceres que escoges para tus hijos, y aquellos que ellos realmente quieren hacer. Asegúrate de que tus hijos escojan deberes que les gusten, como alimentar a los peces, echarle agua a las plantas, o limpiar los juguetes. Recuerda que obligarlos a hacer cosas que ellos no quieren hacer, sólo hará que siempre traten de evadir las tareas del hogar. En su lugar, pregúntales en qué les gustaría colaborar mientras les das un tour por la casa y les muestras las tareas pendientes.
 

Quehaceres del hogar

3. Haz que los quehaceres sean divertidos

Aunque esto parezca tener que poner un poco de energía extra de tu parte, en realidad es muy simple. Muchos de nosotros tenemos nuestra propia manera de ver las tareas: desde una perspectiva positiva, o realizando cosas para que el tiempo pase más rápido durante la misma. Una manera de motivar a tus pequeños es haciendo que tus hijos participen en una competencia con un tiempo limitado. Puedes, además, añadir un poco de su música favorita y bailar un poco. Hay muchísimas maneras para hacer que tus hijos disfruten mientras te ayudan con los quehaceres de la casa.

 

4. Haz un trato

Mientras que algunos padres creen que es un error sobornar a sus hijos a cambio de realizar sus quehaceres, ésta es una de las mejores maneras de hacerlos participar. Si les prometes que juntos pueden realizar una actividad divertida después de arreglar la casa, tus hijos definitivamente estarán más motivados y querrán inmediatamente empezar a trabajar. También puedes prometerles un trato especial, pero tratar de mantener sólo recompensas que impliquen  la interacción y no regalos. De esta manera, sabrás que tu hijo aprecia el tiempo contigo, y esto es indispensable para construir sus habilidades para trabajar en equipo.

 

5. Los quehaceres no deberían ser un castigo

Trata de no usar los deberes del hogar para castigar algo que tus hijos hacieron mal. Si tu hijo se porta mal, explícales lo que han hecho, pero no los amenaces con tener que hacer una tarea.  El único deber que ellos deberán hacer después de portarse mal es disculparse sinceramente.  Si asocias los castigos con los deberes harás que tengan una concepción negativa acerca de las tareas, lo cual interferirá con su motivación en el futuro. Como mencionamos anteriormente, ¡haz las tareas lo más agradable posible!

 

Quehaceres del hogar

 

6. Crear un sistema de temporización

Los niños están motivados por la competencia, por lo que es una buena idea estableces objetivos de tiempo para que tus  hijos se animen a completar  la tarea dentro de un cierto marco. Si le dice que deben lograr el record de  lavar los platos en 20 minutos, seguramente esto significicará un reto para ellos. También puedes crear incentivos de toda índole, como dejar que se acuesten una hora más tarde o darles un trozo de su postre favorito si completan la tarea en el momento oportuno. Si el niño no cumple inmediatamente su función, muéstrale que el límite de tiempo establecido es importante, reduciéndoles por unos minutos el tiempo las horas de sueño, o prohibiéndoles dulces para la próxima semana.  

7. ¡No seas mandón!

Este es el consejo más importante y más difícil. Es tan fácil acabar en ''modo jefe'' cuando estás tratando de conseguir que tus hijos participen en las tareas del hogar, pero, en lo posible, trata de  mantenerte alejado del  tono negativo a toda costa. Recuérdale a tus hijos hacer sus quehaceres amablemente, o inclúyelos como parte de sus actividades cuando les preguntes las actividades diarias. Trata de no usar palabras como "debes", "necesito" o "ahora!" porque puedes conducir a tus hijos a otra dirección. En su lugar, diles  "Hey chicos, son las 5 de la tarde. Por favor, no se olviden de darle de comer al perro!"

 

Con suerte, estos útiles consejos te servirán para animar a tus hijos a ayudar activamente en las labores de la casa, mientras alimentas su sentido de autonomía. Recuerda - ¡nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para empezar!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: