header print

10 Comidas Que Alteran El Metabolismo De Tu Cuerpo

 El término "tasa metabólica" describe el proceso de cómo el cuerpo procesa los alimentos que utiliza para diversos propósitos. Cuando aumenta nuestra tasa metabólica, experimentamos pérdida de peso, menos fatiga y, en general, disfrutamos de una mejor salud. Sin embargo, a medida que nuestra tasa metabólica se ralentiza, el aumento de peso puede ser un efecto secundario.

Muchas veces esto se debe a que comemos alimentos que afectan negativamente la tasa metabólica de nuestro cuerpo, lo que altera muchos de sus procesos, incluido el mantenimiento de un peso normal. Los alimentos a continuación pueden ser los culpables, y debemos evitarlos para poder retomar el rumbo, especialmente si estás tratando de perder peso.

 
1. Manzanas
comidas metabolismo

El primer elemento de la lista es sorprendente, ya que todos sabemos que las manzanas son una fruta saludable, pero su mal efecto en la tasa metabólica proviene de lo que explicamos a continuación. En este caso, son antifúngicos que penetran en las manzanas e interrumpen la tasa metabólica en el cuerpo después de ser ingeridas.

En un estudio publicado en 2012, los investigadores encontraron que los medicamentos antimicóticos causaban que los ratones aumentaran de peso, y concluyeron que el mismo problema también podría ocurrir en los humanos. Hoy en día existen muchos pesticidas naturales para rociar los campos, y se recomienda comprar manzanas y otras frutas y verduras con una etiqueta que indique que es "orgánico". De lo contrario, lava bien las manzanas, cepillándolas si es necesario.

2. Aceite de canola

Los aceites vegetales, especialmente el aceite de canola, contienen altas cantidades de ácidos grasos omega-6, que son esenciales para el cuerpo, pero el consumo excesivo puede alterar tu tasa metabólica. En el pasado, las dietas occidentales habían sido relativamente equilibradas en términos de las cantidades de ácidos grasos consumidos. Pero, debido a una mayor demanda de productos procesados, el consumo de omega-6 ha aumentado, lo que lleva a un metabolismo lento. Por otra parte, un exceso de ácidos grasos omega-6 en el cuerpo causa resistencia a la insulina, por lo que más carbohidratos se convierten en grasa que se acumula en el cuerpo, lo que causa obesidad y problemas de salud.

comidas metabolismo

3. Productos horneados con harina blanca

No hay nada como un bocado de pan o bollería caliente en la mañana, pero esta es simplemente una mala manera de comenzar nuestros días. Estos pasteles se preparan a partir de harina de trigo blanco, que en realidad es harina de trigo integral, con todos sus componentes esenciales, como la fibra dietética eliminada debido al procesamiento. Lo que queda al final es harina blanca, que tiene muy poco valor nutricional y alto valor glucémico. Esto conduce a la resistencia a la insulina y, al igual que el aceite de canola provoca la acumulación de grasas en el cuerpo.

 

4. Productos lácteos

Muchas personas sufren de intolerancia a la lactosa y ni siquiera son conscientes de los efectos que este problema tiene en sus cuerpos. La proteína de caseína y la lactosa azucarada presente en los productos lácteos causan procesos inflamatorios en el cuerpo, lo que produce "hinchazón" y acumulación de líquidos que parecen aumento de peso. Estas infecciones también causan irregularidades en el metabolismo, dejando frustradas a muchas personas que no pueden perder peso.

Para evaluar si eres sensible a la lactosa, reemplaza la leche con una alternativa, como la leche de almendras, por ejemplo, y examina el efecto del cambio en tu cuerpo. Si tienes menos gases, te sientes más cómodo y experimentas pérdida de peso, la intolerancia a la lactosa puede ser el culpable. Para examinar minuciosamente el tema, se recomienda consultar a un médico para una mayor confirmación.

comidas metabolismo

5. Azúcar

A medida que pasan los años, los investigadores encuentran cada vez más fenómenos físicos negativos causados ​​por el consumo excesivo de azúcar, especialmente el azúcar blanco refinado. Al igual que con la intolerancia a la lactosa, el consumo de azúcar causa la formación de procesos inflamatorios nocivos en el cuerpo que interrumpen la tasa metabólica y causan hinchazón.

Además, el cuerpo no digiere bien los azúcares de este tipo y lo que a menudo nos queda son las sobras dañinas además de un metabolismo defectuoso. Según la Organización Mundial de la Salud, debemos consumir entre 25 y 36 gramos de azúcar al día, pero la mayoría de nosotros comemos varias veces más de esta cantidad recomendada. Hoy en día existen alternativas naturales al azúcar que se pueden comer con diferentes alimentos, y también se puede calmar el deseo de dulces con barras de fruta que le dan fibra al cuerpo y te hacen sentir lleno.

6. Soda dietética

Nuestra tasa metabólica disminuye con cada año que pasa, lo que nos hace aumentar de peso incluso si no cambiamos nuestras dietas. En estos casos, muchas personas recurren a las bebidas carbonatadas y dietéticas para reemplazar las bebidas con alto contenido de azúcar. A pesar de la promesa de estas bebidas, su efecto es completamente opuesto a su objetivo, que es mantener o perder peso.

Según un estudio publicado en la revista científica "Nature", el consumo de bebidas gaseosas dietéticas interrumpe el equilibrio de las bacterias en el estómago y conduce a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre y un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. En lugar de reemplazar las bebidas azucaradas con bebidas dietéticas, el agua es la mejor alternativa, y también llena el cuerpo y contribuye a una sensación de saciedad natural sin agregar componentes dañinos.

comidas metabolismo

7. Comidas congeladas y bajas en calorías

Hoy en día, no siempre tenemos tiempo suficiente para preparar comidas durante el día, por lo que muchos de nosotros compramos comidas congeladas que se pueden calentar y comer de inmediato. Además de los conservantes dañinos en estas comidas congeladas, aquellas que están etiquetadas como "bajas en calorías" pueden dañarte. Al igual que las bebidas dietéticas, las comidas bajas en calorías son perjudiciales para el metabolismo debido a su composición y contenido mínimo de calorías.

Esto se debe a que una vez que nuestro cuerpo no consume la cantidad de alimentos y calorías que necesita, se ralentiza automáticamente la tasa metabólica para mantener el peso corporal, lo que lleva a una desaceleración o aumento de peso. Además, tales comidas a menudo contienen mucho sodio que causa retención de líquidos, así como poca fibra para que la comida no se digiera de manera eficiente y el metabolismo se desacelere.

8. Alimentos bajos en proteínas

Una dieta baja en proteínas no contribuye a tu cuerpo porque necesita estos componentes esenciales para funcionar correctamente. Las proteínas son los componentes básicos de nuestros cuerpos y, sin ellas, la tasa metabólica, a favor de los diferentes sistemas, se centra en crear un "depósito de emergencia de grasa" para ser utilizado por el cuerpo cuando sea necesario. Por lo tanto, es importante consumir alrededor de 20-30 gramos de proteína en cada comida para mantener un metabolismo normal, lo cual no es posible con dietas bajas en proteínas que solo dañan nuestro cuerpo.

comidas metabolismo

9. Alcohol

El consumo moderado de alcohol es beneficioso para el cuerpo en una variedad de formas sorprendentes, pero como con muchas otras cosas, un exceso de bebidas alcohólicas es dañino para el cuerpo. El consumo excesivo de alcohol nocivo daña e irrita las paredes del sistema digestivo, lo que interfiere con su capacidad para absorber nutrientes, vitaminas y minerales. Como resultado, nuestro cuerpo no obtiene los componentes vitales que necesita de diferentes alimentos, sino que entra en un estado de desequilibrio a largo plazo que puede dañarlo.


10. Sal marina

La sal marina se ha convertido en un sustituto popular de la sal común de mesa y muchos la usan para sazonar los alimentos. Aunque esta sal única es un suplemento saludable y un buen sustituto de la sal común de mesa ocasionalmente, también puede causar daño. A diferencia de la sal normal, la sal marina no contiene yodo, que es necesaria para la actividad normal de la tiroides, que regula, entre otras cosas, la tasa metabólica.

Cuando no consumes suficiente yodo porque usas sal marina, la glándula tiroides está desequilibrada y, por lo tanto, es responsable de todo. Para evitar esto, puedes reemplazar la sal de mesa con sal marina a veces, pero no elimines por completo la sal de mesa del menú. De lo contrario, deberás asegurarte de consumir este mineral esencial de otras maneras.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: