header print

La Deficiencia De Yodo Es Bastante Común: Síntomas a Tener En Cuenta

El Redactor: Jessica Q. R.

 Contrariamente a la creencia popular, la deficiencia de yodo es un problema de salud común en todas las personas, no solo en mujeres embarazadas y niños. De hecho, se estimó que 2 mil millones de personas en todo el mundo padecen esta afección, lo que la convierte en una de las deficiencias de nutrientes más generalizadas del mundo. Una deficiencia de yodo se manifiesta a través de muchos síntomas incómodos y, a veces, graves, como problemas de memoria, pérdida de cabello, aumento de peso y fatiga crónica.

Cualquiera puede desarrollar una deficiencia de yodo, aunque las mujeres embarazadas, los vegetarianos, los veganos y aquellos que viven en áreas con bajos niveles de yodo en el suelo son los más propensos a desarrollar esta condición. La razón por la cual las deficiencias de yodo están estrechamente asociadas con el embarazo y los niños es que los niveles de yodo juegan un papel importante en el desarrollo del cerebro y el crecimiento físico. Los niveles bajos de este mineral pueden provocar problemas de desarrollo en bebés y niños.

Aún así, cualquiera puede experimentar síntomas de deficiencia de yodo, especialmente si no eres fanático de los mariscos y el pescado y evitas consumir sal yodada. A continuación, enumeramos 8 problemas de salud generalizados que afectan tanto a hombres como a mujeres.

1. Sentir frío todo el tiempo

Signos De Deficiencia De Yodo Sentir frío todo el tiempo

El yodo es un mineral que está presente en el suelo y el océano. El cuerpo humano necesita yodo para producir hormonas tiroideas. Cuando una persona no puede obtener suficiente yodo de su dieta, esto puede disminuir la síntesis de hormonas tiroideas en el cuerpo.

Como resultado, el cuerpo no recibirá suficientes hormonas tiroideas y se producirán síntomas que recuerdan a los de una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). Uno de esos síntomas es una mayor sensibilidad al frío. Según la investigación médica, más del 80% de las personas con una tiroides hipoactiva comienzan a sentir más frío de lo habitual.

Los investigadores creen que esto puede deberse al hecho de que los niveles bajos de hormonas tiroideas ralentizan el metabolismo. Como resultado, el cuerpo comienza a generar menos calor y se vuelve más susceptible al frío.

2. Un cuello hinchado

Signos De Deficiencia De Yodo Un cuello hinchado

Para aquellos que necesitan un recordatorio rápido de anatomía, la glándula tiroides es una pequeña glándula ubicada en la parte frontal del cuello. Cuando los niveles de yodo de una persona son bajos, esta glándula con forma de mariposa lo percibe como una señal de que debe trabajar más para intentar producir más hormonas.

Posteriormente, comienza a crecer de tamaño y la persona desarrolla bocio: hinchazón en la parte frontal del cuello. Un bocio es el síntoma más característico de una deficiencia de yodo y una tiroides hipoactiva en general. Si el yodo bajo es el culpable de este síntoma, aumentar la ingesta de yodo ayudará a disminuir el tamaño del bocio o hará que desaparezca por completo. Sin embargo, si no se trata, este cambio puede volverse permanente.

3. Caída del cabello

Signos De Deficiencia De Yodo Caída del cabello
Una de las tareas de la glándula tiroides es mantener el crecimiento de los folículos pilosos. Los niveles insuficientes de yodo pueden dificultar la regeneración de los folículos pilosos. Si esto continúa durante mucho tiempo, los folículos pilosos mueren y la persona experimentará la caída del cabello. Los estudios confirman que un tercio de los pacientes con hipotiroidismo de ambos sexos desarrollan pérdida de cabello. Si sospechas que estás experimentando pérdida de cabello debido a una deficiencia de yodo, restaurar los niveles normales del mineral generalmente ayuda a detener la caída del cabello.

4. Piel seca y escamosa

Signos De Deficiencia De Yodo Piel seca y escamosa

Si notas que tu piel se vuelve repentinamente seca y escamosa, aunque generalmente no tienes este problema, la ingesta baja de yodo puede ser la causa. La razón es simple. Las hormonas tiroideas ayudan a regular qué tan rápido se renueva nuestra piel y cuánto suda.

Una reducción en los niveles de la hormona tiroidea, a su vez, interrumpe este ciclo de renovación, haciendo que las células cutáneas viejas y ásperas se peguen a la superficie de la piel durante más tiempo, lo que hace que su piel parezca escamosa y seca. Una reducción en la actividad de las glándulas sudoríparas también juega un papel en hacer que su piel esté menos tersa e hidratada.

Una combinación de estos dos factores hace que las personas con deficiencia de yodo sean más propensas a sufrir de piel seca y áspera. Según los estudios, hasta el 77% de los que sufren de hipotiroidismo experimentan este síntoma.
 

5. Cambios en la frecuencia cardíaca

Signos De Deficiencia De Yodo Cambios en la frecuencia cardíaca

Además de ralentizar la glándula tiroides, la deficiencia de yodo también puede afectar al corazón. Los cambios en los niveles de yodo pueden afectar la frecuencia cardíaca, la cantidad de latidos que su corazón hace por minuto. Si no obtienes suficiente yodo de tu dieta, tu corazón latirá más lento, mientras que el consumo excesivo de yodo puede hacer que tu corazón lata más rápido de lo normal.

Una deficiencia extrema de este mineral hace que el corazón funcione muy lentamente, y la persona que sufre una deficiencia tan grave se sentirá letárgica, cansada e incluso puede desmayarse.

6. Fatiga

Signos De Deficiencia De Yodo Fatiga

La investigación muestra que el 80% de los pacientes diagnosticados con deficiencia de yodo experimentan este síntoma. Aún así, la debilidad y la fatiga por sí solas rara vez son suficientes para diagnosticar una deficiencia de yodo. Después de todo, es uno de los síntomas más comunes y puede ser un signo de muchos problemas de salud.

Dicho esto, una sensación de cansancio abrumador e inexplicable es a menudo el impulso que hace que un paciente vea a un médico y se haga un análisis de sangre en primer lugar. Esto, a su vez, ayuda a que la persona reciba un diagnóstico adecuado y comience a observar más de cerca sus niveles de yodo.

7. Aumento de peso repentino

Signos De Deficiencia De Yodo Aumento de peso repentino

Como mencionamos al comienzo de este artículo, una tiroides poco activa puede hacer que tu metabolismo se ralentice. Cuando tu metabolismo se vuelve lento, tu cuerpo comenzará a convertir la mayor parte de la energía que consume de los alimentos en grasa.

Por esa razón, aquellos que tienen deficiencia de yodo pueden experimentar un aumento de peso repentino y pueden tener dificultades para perder peso. En estas personas, ajustar sus niveles de yodo puede acelerar su metabolismo y revertir estos cambios indeseables.

8. Problemas de memoria y dificultad para aprender nueva información

Signos De Deficiencia De Yodo Problemas de memoria y dificultad para aprender nueva información

Hay tantas formas interesantes en las que nuestra dieta puede influir realmente en nuestras facultades mentales y en la salud del cerebro. Por lo general, pensamos en nuestro microbioma intestinal cuando pensamos en esta conexión, pero incluso un defecto aparentemente menor como una dieta pobre en yodo también puede crear muchos problemas en el cerebro. Los niveles bajos de yodo nos dificultan aprender y recordar.

Según los estudios, una deficiencia de yodo puede incluso disminuir el hipocampo, la parte del cerebro responsable de formar recuerdos a largo plazo. "La falta de yodo es la principal causa mundial de retraso mental prevenible y puede causar caídas del coeficiente intelectual en toda la población en áreas donde la deficiencia es común", dijo el Dr. Glen Maberly de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory en un comunicado de prensa de los CDC. . Por lo tanto, es increíblemente importante controlar tus niveles de yodo si deseas preservar la capacidad de tu cerebro para formar y retener información.

Cómo asegurarte de que estás obteniendo suficiente yodo de tu dieta

Signos De Deficiencia De Yodo Cómo asegurarte de que estás obteniendo suficiente yodo de tu dieta

Desafortunadamente, el cuerpo humano no puede producir yodo por sí solo. Por lo tanto, debemos confiar completamente en nuestra dieta para satisfacer nuestra necesidad diaria de este mineral. Un niño y un adulto sanos necesitan consumir 150 microgramos de yodo por día. Esta dosis diaria aumenta a 220 microgramos al día para mujeres embarazadas y 290 microgramos para mujeres en período de lactancia.

En muchos países, el suelo es pobre en yodo, por lo que el agua y los alimentos producidos en estos lugares carecen del mineral. Además, los niveles del mineral en el suelo solo parecen disminuir con el tiempo. Por ejemplo, históricamente, el sólido en los Estados Unidos se consideraba suficientemente rico en yodo, pero durante las décadas de 1980 y 1990, los investigadores comenzaron a observar que cada vez más personas tenían deficiencia de yodo.

Por esta razón, muchos países, incluido Estados Unidos, comenzaron a incorporar yodo a la sal de mesa. Si vive en un área del mundo con suelo bajo en yodo, puede ser una buena idea incorporar sal yodada a su dieta. Dicho esto, agregar mucha sal a las comidas nunca es una buena idea, así que asegúrese de incluir también alimentos que contengan yodo para alcanzar su dosis diaria del mineral.

Los alimentos integrales son una forma mucho más saludable de enriquecer su dieta con yodo, ya que contienen otros nutrientes importantes junto con él. Estas fuentes incluyen:

  • Lácteos
  • Mariscos
  • Carne
  • Huevos
  • Algas marinas
  • Productos de soya.

​Para leer más sobre estos alimentos ricos en yodo y otros alimentos que estimulan o afectan la glándula tiroides, lea nuestro artículo 10 Alimentos Que Afectan La Actividad Tiroidea. Esperamos que este artículo le haya resultado informativo.

¡Comparte este artículo con otros!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad