header print

Investigación Revela La Causa De Enfermedades Autoinmunes

El Redactor: Jessica Quinonez
 La ciencia continúa encontrando evidencia de que el universo bacteriano en nuestros intestinos (el microbioma) afecta nuestra salud general.
 
Una nueva investigación con ratones se suma a la intriga al mostrar que el estrés social altera tanto la composición como el comportamiento de las bacterias intestinales, lo que lleva a cambios autodestructivos en el sistema inmunológico del cuerpo. Si algo similar ocurrierá en los humanos, podría proporcionar pistas sobre el desarrollo de trastornos autoinmunes que afectan a una de cada cinco personas.
 
Estrés y Bacterias Intestinales

Los investigadores expusieron a un grupo de ratones a estrés diario (encuentros bruscos con ratones más agresivos) durante 10 días. Mientras que el grupo se quedó solo durante el mismo periodo de tiempo.

Luego, los investigadores analizaron la microbiota intestinal de ambos grupos y encontraron diferencias en sus composiciones bacterianas, con los mayores cambios en dos tipos particulares: bilofila y dehalobacteria. Ambos tipos se han relacionado con trastornos autoinmunes en humanos, especialmente la esclerosis múltiple.

Los investigadores siguieron con un análisis genético y encontraron genes conectados a rasgos violentos que, según el estudio, aumentan el crecimiento, el movimiento y la señalización entre las bacterias y el huésped.

En otras palabras, las bacterias parecen haberse convertido en patógenos destructivos con una mayor capacidad para viajar a través del cuerpo e infectar tejidos.

Estrés y Bacterias Intestinales

Un análisis posterior de los ganglios linfáticos de los ratones estresados confirmó esa conexión, encontrando altos niveles de bacterias patógenas y una densidad de células T efectoras autorreactivas, que son características de los trastornos autoinmunes.

Estos resultados en conjunto sugieren que un porcentaje de las bacterias intestinales estresadas en los ratones se volvieron patógenas e infectaron su tejido, lo que llevó al sistema inmunitario a atacar el cuerpo.

"Sabemos que existe una fuerte interferencia entre el sistema inmunitario y la microbiota", dijo en un comunicado de prensa otro investigador principal y el inmunólogo Orly Avni, de la Universidad de Bar Ilan en Israel. "Un paso importante para comprender cómo el estrés puede conducir a enfermedades autoinmunes es identificar las respuestas genéticas de las bacterias".

Estrés y Bacterias Intestinales
Los investigadores creen que una dinámica similar puede ocurrir en humanos y contribuir al desarrollo de trastornos autoinmunes como esclerosis múltiple, lupus, artritis reumatoide, diabetes juvenil, esclerodermia y fibrosis pulmonar. Y si eso es cierto, el estrés que experimentamos a diario podría afectarnos a un nivel mucho mayor del que pensamos.
Sin embargo, es importante recordar que los ratones reaccionan de manera diferente al estrés que los humanos, y lo que sucede en 10 días con su microbiota y sus sistemas inmunes no es idéntico a lo que ocurre con los humanos. 
Hasta el momento, los Institutos Nacionales de Salud estiman que más de 20 millones de personas en los EE.UU. Tienen enfermedades autoinmunes, y que cada año se desarrollan más estas enfermedades. Una posible conexión entre los niveles crecientes de estrés diario y las bacterias intestinales ayudaría a explicar el aumento, aunque es demasiado anticipado sacar conclusiones.
Estrés y Bacterias Intestinales
Por ahora, esta es otra posible forma de comprender el desarrollo de afecciones autoinmunes, y otra forma de ver nuestra interrelación con el microbioma. El estudio del que hablamos en este artículo fue publicado en mSystems, una revista de la American Society for Microbiology.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad