header print

7 Ejercicios En Casa Para Un Hígado Saludable

 Tanto las personas que sufren disfunciones hepáticas como aquellas que simplemente desean mantener un hígado sano pueden beneficiarse del ejercicio regular, ya que se demostró que es uno de los cambios de estilo de vida más efectivos capaces de controlar y prevenir la enfermedad del hígado graso.

Se han observado beneficios particulares en los ejercicios aeróbicos, razón por la cual el yoga, el qigong y el tai chi a menudo se recomiendan para pacientes con enfermedad hepática.

Dicho esto, para muchas personas, estas clases no están disponibles o simplemente son demasiado difíciles, por lo que reconocemos la necesidad de conocer varios ejercicios sencillos y sin compromiso horario en el hogar que no requieran equipos adicionales y que aporten un cambio positivo en la salud del hígado y el  bienestar general. Para este propósito, creamos una lista de 7 ejercicios efectivos, puntos de presión y movimientos que promoverán la salud de tu hígado.

Sin embargo, antes de comenzar, nos gustaría señalar que te recomendamos encarecidamente que consultes con tu médico cualquier cambio o adición a tu rutina diaria, especialmente los ejercicios.
 

1. El brazo sube en sincronía con el aliento
ELEVACIONES QIGONG
Tu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

 Las elevaciones de brazos son uno de los elementos más esenciales de una práctica de qigong (chi kung), y se sabe que desintoxican y energizan todo el cuerpo. Son geniales porque son fáciles y no requieren mucho tiempo. Según la medicina china, el hígado filtra nuestra sangre entre las 1 AM y las 3 AM. Para evitar la presencia de sangre estancada en el hígado, el mejor momento para hacer ejercicio es temprano en la mañana.

Instrucciones:

1. Comienza este ejercicio de pie con los pies separados al ancho de los hombros, con los brazos descansando a lo largo de tu cuerpo.
2. Al inhalar, levanta los brazos hasta el nivel de los hombros, con las palmas hacia arriba. Puedes mantener las manos al ancho de los hombros o extenderlas como la mujer en la foto.
3. En una exhalación, baja los brazos completamente. Esto es 1 repetición.

Comienza con tantas subidas como puedas y aumenta gradualmente hasta unas 50 repeticiones.

2. El hígado se mueve, un simple auto-masajeTu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

Otra forma de eliminar la sangre estancada de tu hígado, así como mejorar la circulación sanguínea es a través de un masaje, a menudo denominado "movimiento del hígado". Para comprender dónde realizar el masaje, debes aprender a localizar tu hígado. La imagen de arriba muestra la mejor posición para un masaje de hígado (acostado sobre el lado derecho, las rodillas dobladas y la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante), así como la ubicación aproximada del hígado.

En general, el hígado se encuentra justo debajo del diafragma (debajo de las costillas), que se extiende desde el lado superior derecho hasta el lado superior izquierdo de tu abdomen. Un hígado inflamado también puede ser algo más grande y sobresalir por debajo de las costillas. Para masajear tu hígado, primero necesitas aprender los tipos de movimientos que puedes usar, ya que no es un músculo y debe manejarse de manera diferente.

Aquí están los 2 tipos principales de movimientos:

  • Presión. Comienza a presionar con los dedos ligeramente debajo de las costillas con movimientos hacia arriba. Repite alrededor de 20 veces y progresa gradualmente hasta 100 o hasta que tu estado de salud lo permita.
  • Presión y frotación. Coloca tu mano izquierda sobre el área aproximada de tu hígado. Con el nudillo de tu pulgar o un dedo, presiona debajo de las costillas y mueve hacia abajo y alrededor para masajear el hígado. Continua durante unos minutos.
3. Giros espinales simples
Tu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

Este simple giro de la columna vertebral es muy fácil para los principiantes y sentirás una mayor movilidad después de repetirlo unos pocos días. Las torsiones son muy beneficiosas para todos los órganos internos, ya que ayudan a mejorar la circulación en los órganos abdominales.

Instrucciones: 

1. Siéntate derecho, ya sea con las piernas cruzadas como en la imagen, o con cualquier posición cómoda (sí, incluso sentado en una silla). Pon las palmas sobre tus rodillas.
2. Para comenzar a girar hacia la izquierda, coloca tu brazo izquierdo detrás de ti y tu mano derecha sobre la rodilla izquierda (si no la alcanzas, no te preocupes, solo toma la espinilla o el tobillo izquierdo). Ahora comienza a girar la parte superior del cuerpo hacia la izquierda y mantén la torsión durante 30 segundos. Luego regresa a la posición inicial.

3. Repite lo mismo con el otro lado: gira a la derecha con la mano izquierda sobre la rodilla derecha y la mano derecha detrás de ti. Ten en cuenta que cada lado puede dejarte sensaciones diferentes, eso es normal.

Haz esta torsión alrededor de 5 veces a cada lado.

4. Ejercita tus músculos abdominalesTu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

Los músculos abdominales fuertes son beneficiosos no solo para una buena apariencia, sino también para los órganos internos. Esto se debe a que en realidad tienes muchos más músculos de los que notas dentro de tu abdomen, que también se fortalecen con los entrenamientos regulares y que ayudarán a mejorar la circulación en el hígado.

Ten en cuenta que cualquier ejercicio de "ab" será suficiente y no tienes que hacer muchas repeticiones para lograr buenos resultados. Aquí está el ejercicio que sugerimos:

1. Acuéstate sobre una superficie suave, pero estable y firme, como un tapete de yoga, una alfombra o una toalla. Dobla la rodilla izquierda ligeramente y coloca el pie derecho sobre la rodilla izquierda.

2. Dobla tus brazos y entrelaza tus dedos detrás del cuello. Alternativamente, dobla solo el brazo izquierdo y toca tu oreja izquierda con la palma de la mano.

3. Ahora levanta lentamente la parte superior del cuerpo con los músculos abdominales. Intenta alcanzar la rodilla derecha con el codo izquierdo y aguanta durante 2 segundos, luego vuelve lentamente a la posición inicial.

4. Relaja tu estómago completamente y descansa por 5 segundos, respirando profundamente. Luego repite con el otro lado.

Comienza con tantas repeticiones como puedas y aumenta las repeticiones lentamente, solo asegúrate de hacer la misma cantidad de repeticiones a cada lado.

5. Levanta las piernas sobre la cabezaTu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

Este ejercicio proviene del yoga, donde se conoce como la postura del arado, y suele ser una de las posturas finales en la mayoría de las secuencias de yoga para principiantes e intermedios. Es tan esencial porque se cree que masajea y fortalece los órganos internos. Puede parecer un poco intimidante al principio, pero es mucho más sencillo de lo que podrías pensar.

Instrucciones: 

1. Acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y los brazos a lo largo del cuerpo y las palmas hacia abajo.

2. Lentamente comienza a levantar las piernas hacia arriba, luego sobre la cabeza y finalmente comienza a barjarlas por detrás de la cabeza mientras exhalas el aire. Cuando los dedos de los pies tocan el suelo ya has entrado en la postura del arado.

Es preferible mantener las piernas rectas, pero también es aceptable una ligera flexión de las rodillas. Lo ideal es que las yemas de los dedos toquen el piso, pero también puedes apilar unas almohadas o colocar una silla en la ubicación aproximada para el aterrizaje de las piernas para proporcionar apoyo a tus pies si no llegas.

3. Deberías poder mantener esta posición durante aproximadamente un minuto antes de volver lentamente a la posición inicial. Si eso es difícil, no te preocupes, unos pocos segundos al principio y con el tiempo y la práctica conseguirás progresar hasta un minuto.

6. Torsión profundaTu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples

Este es un giro ligeramente más profundo que el que mencionamos anteriormente, y tiene el beneficio adicional de poner un poco de presión sobre el hígado, lo que puede ayudar a drenar y desintoxicar el órgano aún mejor.

Instrucciones: 

1. Siéntate derecho con las piernas cruzadas. Ahora levanta y dobla tu pierna derecha y coloca tu pie derecho más allá de tu rodilla izquierda.
Inmediatamente sentirás cómo tu rodilla presiona un poco tu hígado.
2. Ahora gira la parte superior del cuerpo hacia la derecha hasta que el codo izquierdo pase la rodilla derecha y aguanta la postura durante 30 segundos. Puedes mantener los brazos rectos, tocar la tierra o en una posición de oración como la mujer de la foto.
3. Regresa lentamente la parte superior de tu cuerpo hacia el centro y solo luego mueve la pierna derecha hacia la posición inicial. Repite lo mismo con el otro lado.

La cantidad recomendada o repeticiones es 5 veces en cada lado.

7. Puntos de presión

Tu Hígado En Plena Forma Con Estos 7 Ejercicios Simples


¿Quién diría no a un masaje en los pies, especialmente si es benéfico para el hígado? En la medicina china, el punto en la piel vinculado al hígado es el LR3, y se encuentra en la parte superior de los pies.

Al masajear y ejercer presión sobre este punto en ambos pies, puedes mejorar la función hepática. También se dice que ayuda a la digestión e incluso a mitigar un estado de ánimo irritado. El LR3 está ubicado entre el dedo gordo del pie y el segundo dedo del pie, a nivel del hueso metatarsiano, el hueso del dedo del pie más cercano al talón. Para tener una referencia, observa la imagen de arriba.

Fuente: liversupportbrightsideexploreimstylecraze 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad