header print

¿Tus Hijos o Nietos Tienen Tos? 7 Remedios Naturales

  La tos es incómoda e irritante, especialmente para los niños. Pero cuando se trata de la tos común, la medicina occidental puede ayudarnos. La Academia Americana de Pediatría (AAP) no recomienda la medicina contra la tos a niños menores de 6 años porque rara vez funciona.

 

La mayoría de los jarabes contienen DXM (dextrometorfano), que puede ser perjudicial para los niños pues se ha demostrado que alrededor del 5% al 10% son incapaces de metabolizarlo adecuadamente. Afortunadamente hay maneras naturales y seguras de detener la tos.

Eche un vistazo estos siete remedios naturales para calmar la tos:
 

1. Masaje pediátrico 'Tuina' para la tos.

En la medicina tradicional china, las técnicas antiguas del masaje y de la acupresión se utilizan para tratar la tos. Esta técnica de masaje (conocida como Tuina) funciona estimulando al cuerpo para sanarse. Y también ayuda a impulsar el sistema inmunológico. Un minuto de masaje puede suponer una gran diferencia para la rápida recuperación. Mira este video y aprende cómo realizar este masaje pediátrico:

Este masaje es muy versátil y se puede utilizar para tratar muchos problemas diferentes incluyendo tos, asma, ansiedad, problemas digestivos y del sueño, y hasta de mojar la cama. No se requiere entrenamiento especial. El masaje es seguro, eficaz y se puede realizar a cualquier edad.

2. Miel y limón

Usar cualquier miel no sirve. Opta por una miel cruda, oscura, ámbar. El alforfón es el más recomendable para la tos, pero la miel de aguacate y la de zarzamora también son adecuadas. Para calmar la tos en los niños de dos a seis años, dales un vaso de limón, miel y té de jengibre. La miel y el limón ayudarán a romper la mucosa. También puedes hacer un jarabe de tos fácil: 1 cucharada de miel y 1 cucharadita de jugo de limón.
3. Evita los productos lácteos
Los productos lácteos favorecen la producción de mucosa; por ello deben ser especialmente evitados en el caso de una tos con moco. La eliminación de lácteos de su dieta disminuirá la flema y la molestia de deshacerse de ella a través de la tos. La excepción serían los bebés que están siendo amamantados o los que están bebiendo la fórmula de la vaca.
 
4. Té de hierbas
La mezcla de raíz de regaliz, mullein, hojas de salvia, corteza de la cerezo silvestre y corteza de olmo resbaladizo, se puede convertir (con un poco de miel) en un té idóneo para calmar la tos. Este remedio no sólo es bueno para la tos sino también para las gargantas doloridas.
5. Frota aceites en el pecho del niño
Los aceites esenciales son recomendables para el pecho y la congestión nasal. Puedes utilizar una mezcla de aceite esencial en niños de 10 años o más. Ten en cuenta que nunca deben aplicarse directamente a la piel y que todos los aceites deben mezclarse con un aceite de base, como el aceite de oliva. Mezcla tres cucharadas de miel, con dos gotas de aceite esencial y dos gotas de aceite esencial de eucalipto, y aplícalo en el pecho de tu pequeño. 
6. Baños de vapor con aceite esencial
Un baño de vapor caliente también puede ayudar a una tos nocturna. A medida que permita que el baño se llene, deje que la habitación se llene de vapor, luego añada unas gotas de aceites esenciales a la tina - puede usar salvia silvestre o aguja de abeto. Los aceites ayudarán a calmar la tos y abrir el pecho.
7. Peras hervidas con canela
Este simple, pero efectivo, remedio ayudará a tratar la tos seca. Justo antes de acostarse, cuece una pera con un palo de canela en rama, después dásela a tu hijo para que la coma y calmará su garganta rasposa.

Fuente
 

Imagen de portada: depositphotos.com

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: