header print

La Ciencia Explica La Idea De La Felicidad Eterna

¿Sabías que si te quejas frecuentemente estás alejando la posibilidad de cambiar tu vida y darle un giro positivo? Hay una ciencia real que apoya esta teoría, pues aunque te parezca sorprendente tú puedes crear y darle forma a tu realidad con la ayuda de tus pensamientos. Sigue leyendo para conocer lo que se esconde detrás de la idea de la felicidad eterna.

 

1. "Las sinapsis que se disparan juntas, se conectan"

Las sinapsis son estructuras que están presentes en el cerebro. Ellas actúan como repetidores de mensajes para los pensamientos, el discurso y los movimientos. Cuando un pensamiento viene a tu cabeza,  la sinapsis dispara un producto químico a través de un pequeño espacio a otra sinapsis. En otras palabras, envían una señal eléctrica que se construye a través de un puente en tu cerebro. 

Cada vez que ocurre lo anterior, las sinapsis crecen juntas, lo que significa que la distancia entre ellas se reduce, permitiéndoles transmitir una señal eléctrica más rápida. El cerebro básicamente requiere sus propios circuitos, por lo que tus pensamientos le dará , literalmente, una nueva forma a tu cerebro.

 

2. Los caminos más cortos ganan la carrera.

Las sinapsis que se unen más fuertemente en tu cerebro en realidad forman tu personalidad, y por defecto - tu inteligencia, tus habilidades y tus aptitudes en diferentes tareas y situaciones. Por otra parte, determinan fácilmente cuáles son tus pensamientos, los cuales juegan un papel importantes en tus habilidades de conversación.


Cuantos más pensamientos repita tu cabeza, más cerca estarás de lograr que se junten las sinapsis que los transmiten. Por ello gana la carrera dentro de tu cerebro aquel que tenga menos distancia por recorrer entre las sinapsis.

 

 

3. Aceptación vs arrepentimiento, deriva vs deseo, amor vs miedo.

Cada vez que se presenta la oportunidad para que pensemos en algo reactivo, generalmente nos enfrentamos a una de las siguientes opciones: Amor frente al miedo; La aceptación frente al arrepentimiento; La deriva frente deseo, o el optimismo frente al pesimismo. 

Tomando el primer ejemplo, puedes escoger amar todo en la vida mientras que renuncias a la necesidad de control. Si ves todo en la vida desde una perspectiva de amor y entiendes que no puedes controlarlo todo, entonces no tienes nada que temer.


Según un filósofo budista, el universo es un lugar de sufrimiento y caos, por lo tanto, nuestros intentos de ejercer control sobre lo que sucede dentro de él son inútiles.


Practicar la aceptación es el flujo natural de la vida. Dar gracias por cada experiencia que tenemos y cada lección que aprendemos, le permitirá a la sinapsis en el cerebro  representar el amor y así tener una probabilidad mucho mayor de disparar este sentimiento mucho antes que los asociados con la tristeza, el miedo, la opresión y el pesimismo. Si tomas cada situación desde una perspectiva optimista y amorosa, tu estado mental, por defecto, será de agradecimiento y optimismo.

 

Sabemos que aunque esto suena fácil, no lo es, porque a veces la carga emocional pesa demasiado en nosotros, y el estado de ánimo negativo es un sentimiento inevitable en la vida.  Sin embargo, al igual que cualquier músculo del  cuerpo, sólo empezarás a ver los resultados si le dedicas tiempo al ejercicio, al igual que esfuerzo y constancia.

 

4. Espejo-Neuronas

Si bien puede ser una revelación que en realidad le puedas dar forma a tu propia realidad con tus pensamientos, los pensamientos de los que te rodean también pueden contribuir en gran medida. 

 

Cuando observamos a alguien experimentando algún tipo de emoción, nuestro cerebro prueba la emoción que percibe para que nosotros tratemos de entender la situación y nos pongamos en el lugar de la persona. Esta es la base de la empatía, ver lo mejor de los demás y contagiarnos de buena energía, pero también tiene sus efectos negativos.

 

Pensemos en una mentalidad de masas - cuando la ira colectiva influye en otros para irse en contra de un enemigo común, o cuando escuchas a ese amigo molesto quejarse todos los días.  En este último caso, puedes encontrarte de acuerdo a regañadientes, si consideras que la razón por la que se están quejando es injusta.

 

Lo cierto de la cuestión es que la vida en sí es caótica, y si continuas dejando que el caos que te rodea influya en tu mente, entonces tu cerebro empezará a enviar mensajes negativos, y tu personalidad corre el riesgo de dejarse llevar por la amargura y el cansancio, en lugar de estar abierta al amor y el optimismo. 

 

Pasar tiempo con personas que te elevan - que son felices y están llenas de amor, te harán sentirte de la misma manera. Esto no quiere decir que no debe ayudar a los amigos que están pasando por un momento difícil, ni tampoco significa que no debas criticar los defectos y las injusticias del mundo, sólo que debes recordar que todo tiene su justa medida.  Después de todo, un cambio positivo por lo general requiere un pensamiento crítico.

 

5. El estrés es un asesino silencioso

La negatividad, el arrepentimiento, el apego al deseo y las quejas inútiles sobre cosas que realmente no valen la pena, terminarán matándote. Aunque este punto podría parecer drástico, todas estas cosas conducen a la tensión. Cuando el cerebro está trabajando a distancia, disparando las sinapsis de ira, tu sistema inmunológico se debilita y como resultado te pones en riesgo con toda una gama de problemas de salud. 

 

La hormona del estrés es llamada cortisol, y es un enemigo público en la profesión médica. Los niveles elevados de cortisol causan una disminución en el aprendizaje y la memoria, y una disminución en la función inmune, la densidad ósea, un incremento en el aumento de peso, aumento de la presión sanguínea y los niveles de colesterol, y una mayor susceptibilidad a enfermedades cardíacas. Estas son sólo algunas de las dolencias que pueden ser provocadas por el cortisol.

 

6. La línea de fondo

El universo es un lugar caótico, y así mismo tiene toda clase de momentos para los que vivimos en él. Pero debes recordar que el presente y el futuro sól dependen de ti. 

 

Decide cómo vas a vivir: En el amor o el miedo. Es obvio que la vida siempre te presentará momentos de dificultad, tales como la muerte de un ser querido, el final de un romance o un fracaso en la vida profesional o académica, pero no tienes que vivir en el arrepentimiento o en la frustración por siempre cada vez que estos momentos se presenten.

 

No alimentes estos momentos con pensamientos negativos porque de este modo acabarás hastiado y cegado, y no entenderás el simple hecho de que tú creas tu propia existencia y eres dueño de tu destino a través de las decisiones que tomas.


Cuando te enfrentes a una situación difícil, acéptala. Será dura, quizá sufrirás un poco, pero al final te quedarás sólo con las cosas que aprendiste de ella, cosas qe sin duda te hicieron una mejor persona.   

Un ejemplo de lo anterior es cuando una relación termina. Ya sabes qué tipo de cosas no quieres volver a vivir en un futura relación, y sabrás reconocer si ves patrones que se repiten y detenerte a tiempo.


Sé consciente de las lecciones que vienen con cada errores. Cada día es una nueva oportunidad para que el día sea mejor que el anterior. Prueba algo nuevo cada día, vive en el amor sobre el miedo, y esfuérzate por hacer de tu vida un lugar mejor. Cuanto más haces estas cosas, más apreciarás las pequeñas bendiciones de lavida, y en última instancia, serás más feliz.

 

Fuente contenido: Psychpedia

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: