header print

10 Tips Naturales Para Proteger La Salud De Tus Huesos

El esqueleto es la estructura que sostiene nuestro cuerpo, que nos da estabilidad y que nos permite movernos y funcionar con normalidad. Además, los huesos funcionan como una especie de “fábrica” para la producción de glóbulos rojos y blancos. Por estas y muchas otras razones, mantener los huesos fuertes y sanos es vital para nuestro organismo, en especial en personas de edad avanzada.

 

 

Osteoporosis

¿Qué es la osteoporosis?
 
El deterioro de los huesos, también conocido como osteoporosis, es una enfermedad que ocurre a causa de una fuerte disminución de la masa ósea y de los niveles de calcio. Durante nuestra vida, los huesos se encuentran en un proceso constante de construcción y destrucción, que hasta los 40 años se mantiene estable pero, con los años, se vuelve cada vez más destructivo. Como consecuencia, la densidad ósea disminuye, y los huesos se vuelven más propensos a lesiones y fracturas. Cuando este proceso avanza, y el caso se torna cada vez más complicado, el cuerpo se ve afectado por una condición médica conocida como deterioro óseo. Es importante destacar que la pérdida de calcio también hace que los huesos se debiliten, incluso cuando ocurre de forma progresiva.
 
Debido a que, por naturaleza, las mujeres tienen una densidad ósea 30% menor a la de los hombres, y su producción de estrógeno disminuye con el paso del tiempo, el riesgo de desarrollar osteoporosis es mayor.
 
 
¿Cuál es la ingesta de calcio recomendada?
 
El deterioro de los huesos es un proceso natural e inevitable. Sin embargo, una alimentación adecuada te puede ayudar a minimizar los daños y efectos de esta condición en el cuerpo. 
 
 
Para un adulto promedio, el consumo de calcio recomendado es de entre 1000 y 1200 mg diarios. El consumo de vitamina D también es importante, ya que este nutriente ayuda a que el cuerpo absorba el calcio. 
 
10 Tips Para Mantener Los Huesos Fuertes
 
1. Consumir productos lácteos: desde chicos nos enseñaron que la leche es rica en calcio y es un alimento esencial para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos. Esta regla se aplica a todos los productos lácteos, como el queso, el yogur, o la crema. Si eres intolerante a la lactosa, intenta reemplazar la leche común por leche de soja enriquecida con calcio.
 
2. Incorporar nueces a tu dieta: aunque la leche es la fuente principal de calcio, este mineral también puede encontrarse en otros productos. Algunos frutos secos y semillas contienen enormes cantidades de calcio. Por ejemplo, 30 gr de almendras contienen 75mg de calcio, 30 gr de semillas de sésamo contienen 37 mg, y 30 gr de semillas de girasol contienen 33 mg de calcio. 
 
3. Consumir más vegetales verdes: el brócoli, el repollo, la rúcula, el perejil, la lechuga, y otros vegetales de hojas verde son excelentes fuentes de calcio y, además, contienen muchos otros nutrientes beneficiosos para la salud. Estas opciones te ayudarán a diversificar tu alimentación, incorporando nuevas fuentes de calcio.
Osteoporosis
 
4. Consumir la vitamina A correcta: esta vitamina está disponible en dos formas. La primera es el retinol, que se encuentra en productos de origen animal, como el hígado. La segunda es la beta carotina, la forma de vitamina A que se encuentra en plantas, en especial las de color naranja, como la zanahoria o el zapallo. Diversos estudios han demostrado que el consumo excesivo de retinol puede aumentar el riesgo de fractura de los huesos, por lo que se recomienda optar por
la versión vegetal de esta vitamina.
 
5. Fortalecer los huesos con vitamina K: esta vitamina ayuda a activar las tres proteínas esenciales para la salud de los huesos. Al igual que el calcio, las principales fuentes de vitamina K son los vegetales verdes. 
 
6. Actividad física: cuando realizamos actividad física generamos presión en el esqueleto. A pesar de que los excesos pueden generar problemas, el ejercicio y la presión moderada envían señales para generar más células óseas, aumentando la densidad de los huesos, y haciéndolos más fuertes. 
 
7. Incorporar pescado: tan solo 100 gr de sardina contienen más de 400 mg de calcio. Se recomienda consumir la versión natural de este y otros pescados, como el salmón o el atún.
 
Osteoporosis
 
8. Reducir el consumo de Azúcares: el ácido de muchas bebidas gaseosas aumenta los niveles de ácido en la sangre. Para lograr estabilizarlo, el cuerpo termina usando la reserva de minerales, como el calcio o el magnesio. Cuando no hay suficiente cantidad de calcio en la sangre, el cuerpo comienza a obtenerlo de los huesos, afectando su densidad y salud. 
 
9. Medidas preventivas: al igual que muchos otros aspectos de la salud, los huesos se ven afectados por el cigarrillo. Diversos estudios han demostrado que el cigarrillo destruye la densidad ósea y daña los huesos. Lo mismo sucede con el consumo excesivo de alcohol o cafeína.
 
10. Organizar el consumo: nuestro cuerpo absorbe mejor el calcio cuando las cantidades no superan los 500 mg por ingesta. Por eso, cuando planees consumir alimentos o platos ricos en calcio, intenta organizar el consumo de manera que puedas ingerir buenas cantidades de calcio durante todo el día. 
 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: