header print

9 Tips Para Ayudar a Tus Hijos a Sobrellevar El Estrés

El estrés y la ansiedad desafortunadamente hacen parte de estos tiempos. Muchos de nosotros experimentamos ansiedad cada día, y aunque te cueste creerlo los niños no son la excepción. Ellos pueden sentir estrés al tener muchas responsabilidades y cosas que hacer, pueden entrar en conflicto con sus compañeros, o sentir que no están a la altura de las expectativas de sus padres y de ellos mismos. La buena noticia es que la persona adecuada para ayudarlos eres tú.

Aquí te dejamos algunas tips para que ayudes a tus hijos a manejar los altos niveles de estrés y ansiedad, que harán que su vida sea mucha más fácil y sencilla como la vida de cualquier niño debería ser.

 
Etrés y ansiedad en niños
1. Sobrecarga de horario

La mayoría del tiempo hacemos cualquier cosa para mantener nuestros hijos ocupados y así evitar sus constantes quejas y aburrimiento. Sin embargo como resultado, muchos padres sobrecargan los horarios de sus pequeños con actividades y eventos, incluso cuando el niño necesita un poco de descanso.

 

De acuerdo con muchos Psicólogos infantiles, tener demasiadas cosas que hacer es una de las mayores causas de estrés en los niño.  Ellos realmente necesitan descansar para reactivar sus cerebros y cuerpos y estar centrados y preparados para cualquier cosa que venga. Es mejor intentar que tus hijos pasen su tiempo de descanso fuera del televisor  o computadoras, por que esto es una estimulación para sus cerebros. Intenta mejor que hagan una actividad más provechosa  como leer un libro con ellos o jugar un juego familiar. Esos tipos de actividades ayudaran a relajar y a aliviar su estrés.

 

2. El tiempo de juego es importante

Del mismo modo que el exceso de actividades puede ser peligroso para los niveles de estrés de un niño, el juego también puede serlo. Forzarlos a jugar cuando no quieren hacerlo puede hacer que se sientan estresados o incluso molestos.

 

Cuando los niños son más pequeños es más fácil mantener controlados los horarios de tiempo de juego y los deberes que tienen que hacer. Pero,  a medida que crecen, es importante que los padres se involucren más en los juegos de los niño, ya que necesitan un estimulo adicional.


 Trata de ir a dar un paseo en bicicleta con tu hijo después del trabajo, o encontrar un deporte que ambos disfruten y puedan hacer juntos. Recuerda que no deberían tomarse el juego como una competencia porque también los puede llegar a estresar.

 

3. Tómate tu descanso

Una buena noche de sueño es esencial para mantener a los niños relajados y listos para empezar el día. Puede que tu hijo no esté durmiendo lo suficiente porque esté sobrecargado con demasiadas actividades, deportes o fiestas de cumpleaños, así que es importante que descanse y duerma justo lo que el cuerpo necesita.


A diferencia de nosotros los adultos, es recomendable que los niños duerman entre 8 o 9 horas de sueño cada noche, incluso si ellos no están listos intenta que se vayan a la cama antes de las 9 pm. También una buena idea no permitirles el uso de una televisión u otros aparatos electrónicos en sus cuartos, esto estimulará sus mentes y los mantendrá despiertos. 

 
4. Ayúdalos a escuchar sus cuerpos

El estrés no solo afecta nuestro estado mental, también se expresa en nuestras funciones corporales. Algunos de las señales más comunes de estrés en los niños es el constante dolor de barriga. ( el cúal debe ser revisado por un doctor para asegurarnos de que no sean úlceras), además de constantes dolores de cabeza y patrones de alimentación extremos, tanto para más como para menos.

 

Si tu hijo experimenta alguno de estos síntomas, explícale que su cuerpo reacciona al estrés y que él/ella debe ser consiente de su cuerpo. Como padre debes estar pendiente de visitar regularmente a un médico cuando sea necesario, y asegurarte de que coman alimentos sanos y energéticos para que los mantenga alerta y saludables. Lo mejor es tratar de eliminar la comida basura por completo.

 

Estrés y ansiedad en niños

 
5. No muestres tu propio estrés

Este consejo puede ser obvio para algunos, pero tus niveles de estrés juegan un importante rol en los niveles de ansiedad de tus hijos. Si te sientes estresado y notas que lo estás empezando a reflejar frente a tus hijos, actúa pronto y trata de relajarte porque los niños se sienten ansiosos y confundidos cuando ven a sus padres estresados.

 

Si eres un padre impaciente que tiende a estar estresado, es importante intentar esconderlo delante de tus hijo, ya que el aumento en tu tono de voz o tu actitud alejará a tu hijo y le impedirá hablar de sus propios problemas y compartir cosas contigo, lo cual podría poner un muro en tu relación.

 
6. Despertar en un hogar ordenado
Las mañanas son generalmente el tiempo más estresante del día en la mayoría de hogares. Como padres debes tener a tus hijos listos para empezar el día escolar, el desayuno y tu propio arreglo personal. Por lo que si la casa está desordenada, es probable que tú y tus hijos empiecen con estrés la mañana. Una famosa frase dice: "Una casa ordenada pertmite una mente ordenada".
 
7. Los errores suceden

Una de las más difíciles lecciones que les podemos enseñar a los niños es que ellos, al igual que cualquier ser humano , pueden cometer errores. Muchos niños se estresan al pensar en las consecuencias que sus equivocaciones generarán, incluso antes de que pase algo. Es importante recordarles que nadie es perfecto y que no todo el mundo sabe hacer todo perfectamente bien.

 

Enséñale a tus hijos a tomar buenas decisiones y dáles la confianza de saber que están en el camino correcto.

 

Si criticas constantemente a tus hijos y los juzgas, ellos pueden empezar a desarrollar un comportamiento ansioso, y pueden perder la fe en si mismos.  Así que relájate y no te preocupe por la leche derramada.

8. Escucha a tu hijo

Cuando tu hijo expresa un sentimiento o un deseo, no importa lo descabellado que suene, asegúrate de ayudarle. Ignorar a tu hijo o menospreciarlo hará que se sienta nerviosos o estresado.

 

Escúchalo con atención e intenta que se exprese con total libertad y en sus propias palabras, esto creará lazos de unión entre ustedes y él/ella sabrá que en ti tiene a alguien que lo apoya, escucha y entiende.

 

Estrés y ansiedad en los niños

 
9. La paciencia es una virtud

Aunque probablemente lo has escuchado un millón de veces desde que eres padre, definitivamente la paciencia es una virtud. No intentes arreglar cada problema con regaños y malas palabras,  en vez de eso intenta ayudar a tu niño a convertirse en una persona independiente para tomar buenas soluciones y resolver problemas, no para crearlos.  

 

Sabemos que la batalla contra el estrés y la ansiedad en niños y adolescentes puede ser difícil de tratar, pero realmente el consejo más importante que podemos darte es ser paciente y enseñarles estrategias para que sean capaces de afrontar la vida de la mejor manera.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: