header print

Los 7 Signos De Que Tu Cuerpo Necesita Agua

El Redactor: Ysabel T. L.

 El verano está aquí y una de las mayores dificultades de los meses más cálidos es la deshidratación. La mayoría de nosotros piensa en la deshidratación como un efecto dramático y obvio, pero el concepto de deshidratación cubre una variedad de etapas. Es posible que solo necesites beber un vaso de agua adicional o dos, pero una deshidratación más grave podría conducir a complicaciones potencialmente mortales.

El problema es saber cuándo te encuentras en las primeras etapas de la deshidratación. Algunos de los signos comunes podrían asociarse fácilmente con otras cosas. Entonces, a medida que el verano se calienta, recopilamos algunos signos y síntomas inesperados de que necesitas comenzar a beber más agua, lo antes posible.

 

1. Mal aliento1. Mal aliento

Si bien un aliento poco agradable por sí solo no significa necesariamente que estés deshidratado, definitivamente podría ser una señal. La deshidratación evita que tu cuerpo produzca cantidades suficientes de saliva, lo que podría provocar un crecimiento excesivo de bacterias en la boca.

Es la misma razón por la que te despiertas con el `` aliento matutino '': la saliva tiene propiedades antibacterianas, pero su producción se ralentiza durante el sueño. Como resultado, te despiertas con un sabor desagradable en la boca a medida que crecen las bacterias. Entonces, si tu boca a menudo se siente seca y tu aliento huele menos que fresco, puede ser el momento de rehidratarse.

2. Piel seca o enrojecida2. Piel seca o enrojecida

Mucha gente cree que la deshidratación conduce a una sudoración excesiva, pero de hecho, esta es solo una etapa de la deshidratación. "A medida que atraviesas varias etapas de deshidratación, la piel se vuelve muy seca", explicó el Dr. John Higgins, profesor de medicina de la Universidad de Texas en Houston, a Everyday Health. También señaló que la piel puede aparecer enrojecida.

Otro síntoma de deshidratación que hay que tener en cuenta es la piel que permanece “cubierta” después de pellizcarla. Si la piel tarda algún tiempo en volver a su estado normal, significa que ha perdido algo de su elasticidad, una clara señal de que necesitas aumentar la cantidad de agua que bebes.

Relacionado: 5 errores graves que pueden provocar deshidratación en personas mayores

 

3. Calambres musculares3. Calambres musculares

Los expertos creen que la razón por la que las personas tienen calambres musculares después de hacer ejercicio es la deshidratación y el agotamiento de los electrolitos. Esto último ocurre cuando el cuerpo pierde mucho líquido a través del sudor. Como resultado, se queda sin niveles suficientes de sodio y potasio. Esos minerales ayudan a equilibrar los niveles de pH en tu cuerpo y también controlan la función del sistema nervioso.

Ten en cuenta que los calambres musculares por deshidratación no solo les ocurren a los atletas. Si estás caminando en un día caluroso de verano y comienzas a sentir dolor muscular, podría ser una señal de que no estás bebiendo suficiente agua.

4. Fiebre y escalofríos4. Fiebre y escalofríos

Si sientes síntomas similares a los de la gripe, como mareos y fiebre, podría indicar una deshidratación moderada o grave. Se sabe que el agotamiento por calor y la insolación agravados por la deshidratación causan fiebre y escalofríos. Es posible que estés sudando profusamente mientras tu piel está fría al tacto.

Cuanto más alta sea la fiebre, más deshidratado se volverá tu cuerpo. A menos que la temperatura de tu cuerpo disminuya, la piel perderá su frescor y se volverá caliente y seca al tacto. En este punto, es importante que te enfríes de inmediato y busque ayuda médica, según los CDC. Algunas formas de refrescarse son aplicar hielo o un paño húmedo en el cuerpo y trasladarse a un área fresca. Por supuesto, todas estas son soluciones a corto plazo hasta que pueda consultar a un médico.

5. Dolores de cabeza5. Dolores de cabeza

Si tienes un dolor de cabeza inquebrantable y no estás seguro de cuál es la fuente, la deshidratación puede ser la causa. Como señala MedlinePlus, incluso una deshidratación leve puede causar un dolor de cabeza que puede ser tolerable o intenso.

La deshidratación también puede desencadenar episodios de migraña, por razones que no se comprenden completamente en este momento. Investigaciones recientes sugirieron que la deshidratación puede compartir temporalmente el tejido cerebral, que puede ser el desencadenante del dolor de cabeza. En cualquier caso, beber un vaso lleno de agua y seguir bebiendo más líquidos durante el día puede aliviar el dolor si la deshidratación es la culpable.

6. Deseo de dulces6. Deseo de dulces

Tu hígado necesita cantidades suficientes de agua para funcionar correctamente. Cuando estás deshidratado, puede ser difícil para el hígado liberar glucógeno (glucosa almacenada) y otros componentes de sus reservas de energía, lo que puede provocar antojos de alimentos, especialmente de dulces.

Es posible que algunas personas también deseen comer bocadillos salados, pero el deseo de comer dulces es más común porque el cuerpo tiene dificultades para liberar glucosa en el torrente sanguíneo para usarla como combustible. Los expertos también señalan que si de repente sientes hambre poco después de una comida, probablemente necesites beber agua para ayudar al funcionamiento de tu hígado. Para conocer otras afecciones a las que podrían estar apuntando los antojos de alimentos, lee nuestro artículo anterior Estos antojos de alimentos podrían indicar problemas de salud.

 

7. Fatiga constante7. Fatiga constante

Como ya establecimos, mantenerse hidratado ayuda a tu cuerpo a entregar nutrientes clave a tus células y a mantener a sus órganos haciendo lo que se supone que deben hacer. Entonces, naturalmente, la hidratación es crucial para mantener tu energía durante todo el día. No tomar suficiente agua puede hacer que se sienta constantemente cansado y como si estuviera "arrastrando".

Además, la hidratación puede tener un impacto directo en la calidad del sueño, según la Sleep Foundation. Por supuesto, tampoco se recomienda exagerar. El exceso de hidratación puede hacer que te despiertes por la noche para ir al baño, lo que también puede provocar fatiga. Para obtener más información sobre los efectos de la sobrehidratación, consulta Por qué la sobrehidratación es peligrosa para tu salud.

¿Estoy deshidratado o es algo más?

Todos los síntomas que enumeramos podrían indicar deshidratación, pero también podrían aplicarse a otras afecciones de salud. Entonces, ¿cómo puede saber si es deshidratación o algo más? La sed no es un indicador confiable porque cuando te sientes sediento ya estás levemente deshidratado, según Mayo Clinic. Por otro lado, la falta de sed no significa necesariamente que estés bien hidratado. Aquí hay otras dos formas de comprobar si tu cuerpo está deshidratado:

  • La prueba cutánea. Use dos dedos para pellizcar un poco de piel en el dorso de tu mano y luego suéltalo. Si no vuelve a su posición normal en un par de segundos, probablemente esté deshidratado.
  • Revisa tu orina. Este es probablemente el indicador de deshidratación más conocido. Si estás bien hidratado, tu orina debe ser mayoritariamente clara. Cuanto más oscura es, más deshidratado estás.

¡Comparte esta importante información con amigos y familiares!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad