header print

7 Hechos Sobre La Relación Entre El Cerebro y El Cuerpo

El Redactor: Jessica Quinonez
 El cerebro es una parte de nuestro cuerpo, por lo que, por supuesto, puede estar conectado e influenciado por nuestro cuerpo. Y si bien esta suposición básica está definitivamente en el centro de los hallazgos que discutiremos aquí, las formas en que nuestros cerebros están interconectados con los otros órganos y sistemas de nuestro cuerpo pueden ser bastante inesperados, con cosas como el nivel de hidratación y los alimentos específicos que tienen un influencia profunda en nuestra mente. Pero no solo nuestro intestino o sistema cardiovascular pueden influir en el funcionamiento de nuestros cerebros: nuestras experiencias y hábitos son tan importantes para nuestra salud mental y nuestro rendimiento cognitivo. Estos 7 descubrimientos neurocientíficos ilustran cómo nuestro cerebro, nuestro cuerpo y nuestras experiencias están interconectados de manera significativa y tienen un fuerte efecto en nuestra salud y bienestar.
 
1. La salud y el funcionamiento de tu cerebro dependen de tu salud intestinal
Cerebro y Cuerpo
La idea de la conexión intestino-cerebro ha existido por un tiempo, pero cuanto más aprenden los científicos sobre las formas específicas en que nuestros intestinos influyen en nuestros cerebros, más entendemos la importancia integral de una dieta saludable. Más específicamente, ahora sabemos que una dieta pobre contribuye a las enfermedades mentales, particularmente la ansiedad y la depresión, pero también puede alterar nuestras capacidades cognitivas.
Por ejemplo, se demostró que una dieta alta en azúcar perjudica nuestras capacidades cognitivas a corto plazo, causando confusión mental. Los efectos a largo plazo del azúcar no son menos alarmantes, ya que hay evidencia que vincula la depresión y una dieta alta en azúcar. En una nota más positiva, se demostró que una dieta saludable tiene un efecto beneficioso sobre la depresión. Lee más sobre las formas en que nuestro intestino afecta nuestro cerebro y otros sistemas aquí.
2. Las tareas mentales y las nuevas experiencias pueden mejorar la salud cerebral
Cerebro y Cuerpo
Uno de los descubrimientos de neurociencia más importantes de la última década es la idea de que nuestro cerebro es maleable y que las nuevas experiencias, capacitación y aprendizaje pueden mejorar su funcionamiento. En neurociencia, esta noción se conoce bajo el término 'neuroplasticidad' y, como es de esperar, el cerebro humano es más flexible en la infancia, pero continúa siendo moldeado por nuestras experiencias a lo largo de nuestras vidas.
Es por eso que leer, jugar y escuchar música la pintura y muchos otros tipos de entrenamiento mental son muy beneficiosos para nuestra salud cognitiva y nos ayudan a mantener una mente aguda durante más tiempo. Más interesante aún, la investigación científica reciente centrada en las formas en que podemos usar la neuroplasticidad para nuestro beneficio también mostró que podemos mejorar nuestra memoria simplemente participando en nuevas actividades agradables y probando cosas nuevas. Obtén más información en este enlace.
3. Tanto el sueño excesivo como el insuficiente pueden afectar tu cognición
Cerebro y Cuerpo
El sueño es uno de los temas favoritos en neurociencia, con numerosos estudios que sugieren que no dormir lo suficiente o dormir demasiado puede afectar nuestra memoria, creatividad y tareas cognitivas, como la concentración y la resolución de problemas. El estudio de sueño más grande jamás realizado se realizó en 2017, con más de 10,000 participantes evaluados, y concluyó que la hipótesis anterior era cierta y que el sueño afecta nuestra toma de decisiones y concentración incluso a corto plazo.
Sin embargo, el mismo estudio concluyó que la memoria el rendimiento NO se ve afectado por el sueño, aunque es cierto que no observaron los efectos a largo plazo del sueño. Aún así, es mejor dormir un promedio de 7 a 8 horas cada día para mantenerte en forma.
4. Cuerpo sano, mente sana: los efectos del ejercicio en nuestro cerebro
Cerebro y Cuerpo
Tu cerebro necesita ejercicio, lo discutimos en el segundo punto, pero resulta que el ejercicio regular también puede mejorar tu salud cognitiva y ayudar a mantener una mente aguda en tus años de vejez. ¡Un estudio incluso sugirió que el ejercicio ayuda a retrasar la demencia en 15 años!
Además de ser una excelente medida preventiva del Alzheimer y la demencia, sin embargo, el ejercicio también puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento cognitivo y nuestras habilidades de pensamiento. En cuanto al tipo de ejercicio en cuestión, los expertos sugieren que una combinación de cardio, entrenamiento de flexibilidad, entrenamiento de fuerza y ​​resistencia le dará el mayor impulso cognitivo, pero siempre que hagas ejercicio regularmente, cualquier entrenamiento que disfrutes también beneficiará a su cerebro .
5. El estrés crónico puede encoger tu cerebro
Cerebro y Cuerpo
Probablemente escuchaste que un poco de estrés es útil para nuestro cerebro de vez en cuando, y puede ser cierto, pero la mayoría de nosotros no nos estresamos un poco, ¿no? Y ese es exactamente el problema. Cuando estamos estresados ​​día tras día, nuestra corteza prefrontal, el volante de nuestro cerebro, se ve afectada, haciéndonos menos alertas y peor en la realización de tareas cognitivas, todo debido al cortisol, la infame hormona del estrés.
Otra área cerebral afectada por el estrés es el hipocampo, que nos ayuda a aprender y recordar cosas. Finalmente, el estrés crónico puede incluso causar cambios de humor, irritabilidad, enfermedades mentales (por ejemplo, ansiedad, depresión, adicción) e incluso se descubrió que contribuye a la enfermedad de Alzheimer. En casos extremos, incluso se demostró que el estrés constante puede reducir el volumen del cerebro, particularmente la corteza.
6. La atención plena puede ayudar a mantener tu cerebro más joven por más tiempo
Cerebro y Cuerpo El entrenamiento de la atención plena es el tema candente en psicología y neurociencia hoy en día, pero no es una invención nueva, ya que tanto el yoga como la meditación dependen en gran medida de la idea de la autoconciencia y la atención plena. Hay una gran cantidad de investigación que muestra que la atención plena puede hacerte más resistente al dolor, ayudarte a lidiar con enfermedades mentales e incluso prevenir la degeneración cortical causada por la demencia y el envejecimiento.
 

Entonces, si hay una cosa que debes comenzar a hacer, es algún tipo de práctica de atención plena, ya sea yoga, meditación o respiración consciente. Solo para ese propósito, aquí hay una gran práctica de yoga adecuada para todas las edades.
 

7. Tu consumo de agua afecta tu cerebro
Cerebro y Cuerpo
Un cerebro deshidratado es un cerebro lento, uno que puede dificultarte concentrarte, mantener la atención y participar en tareas de resolución de problemas. Un estudio de 2018 descubrió que perder tan solo el 2% del peso corporal de los adultos puede afectar instantáneamente todas estas facultades mentales. Ten en cuenta que perder esa cantidad de agua no es infrecuente, especialmente en el clima de verano.
Además, los niños y las personas mayores corren un mayor riesgo de sufrir deshidratación. La conclusión es simple: siempre ten a la mano una botella de agua llena, especialmente si pasas tiempo al sol, pero tampoco te excedas. ¿Por qué? Esto se debe a que beber demasiada agua es tan peligroso como la deshidratación, ya que puede diluir tu sangre y, en casos graves, puede hacer que tu cerebro se hinche, lo que puede ser letal.
¿Cuánta agua deberías beber? Los médicos generalmente recomiendan beber alrededor de medio galón (2 litros) de agua por día para un adulto promedio, que es aproximadamente 8 vasos de agua, pero esto puede variar según tu peso y dieta.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad