header print

Remedios Naturales Para Aliviar Las Molestias De La Artritis

El Redactor: Jessica Q. R.

 La artritis es un tipo de trastorno que implica la inflamación de una o más articulaciones del cuerpo. La afección afecta a aproximadamente 350 millones de personas en todo el mundo, siendo la osteoartritis el tipo más común. La artritis es la principal causa de discapacidad en los Estados Unidos, con más de 20 millones de personas afectadas.

La artritis puede desencadenarse por episodios graves de inflamación, que ocurren cuando se liberan sustancias químicas del cuerpo al torrente sanguíneo o áreas de tejido dañadas. Esta liberación química eventualmente agrava los nervios, lo que resulta en mucho dolor. La artritis reumatoide puede incluso causar desfiguración de las manos.

Remedios Naturales Para La Artritis Tipos de Artritis
Vamos a discutir 13 consejos para tomar medidas preventivas contra la enfermedad, así como también cómo aliviar sus síntomas si ya está presente. Cuando se habla de artritis, es fundamental familiarizarse con los diferentes tipos de clases y los síntomas asociados.

Nota de la editora: Los remedios enumerados aquí NO sustituyen el tratamiento médico. Consulta con tu médico si tienes síntomas.

Tipos de artritis

  • Osteoartritis
  • Artritis Reumatoide
  • Artritis reumatoide juvenil idiopática
  • Artritis septica
  • Espondilitis anquilosante
  • Gota y pseudo-gota
  • Enfermedad de Still

Los síntomas de la artritis

  • Enrojecimiento
  • Rigidez articular
  • Pérdida de función articular
  • Inflamación de articulaciones
  • Dolor en las articulaciones
  • Rigidez muscular
  • Fatiga / pérdida de energía
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de apetito

Aquí hay 13 remedios naturales para prevenir la artritis:

1. Ejercicio

Conserva la movilidad de tus articulaciones haciendo ejercicio con regularidad. El ejercicio ayudará a controlar el exceso de presión y la tensión que inflama la articulación. También ayudará a fortalecer los músculos que sostienen la articulación y mantendrá tus articulaciones completamente lubricadas. Haz siempre un calentamiento adecuado antes de realizar cualquier ejercicio de estiramiento. También es una buena idea seguir una dieta saludable y salir a caminar todos los días.

2. Masaje

No hay nada más relajante para las articulaciones y los músculos doloridos que recibir un masaje. Masajear con aceite de mostaza puede parecer un poco fuera de lo común, pero funciona. El aceite ayuda a reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones. Puedes preparar una mezcla casera de aceite de mostaza de la siguiente manera:

Direcciones:

  • Calienta un poco de aceite de mostaza hasta que esté ligeramente tibio. Se puede agregar jugo de cebolla si hay hinchazón.
  • Frota el aceite suavemente sobre la articulación o las articulaciones dolorosas antes de cubrirlo con una envoltura de plástico.
  • Aplica toallas tibias en las articulaciones inflamadas y repite a diario o hasta que la hinchazón disminuya.

3. Sal de Epsom

Remedios Naturales Para La Artritis Sal de Epsom

El magnesio relaja los músculos y las terminaciones nerviosas, que se agravan con la inflamación. Mojar las manos en un recipiente con agua con sal de Epsom puede ayudar a aliviar el malestar. También es una gran fuente de magnesio, que regula los niveles de equilibrio del pH en el cuerpo. La sal mantiene los niveles de pH bajos para prevenir la inflamación. A continuación, te indicamos cómo preparar una mezcla de sal de Epsom:

Direcciones:

  • Llena un recipiente grande con agua tibia y agrega media taza de sal de Epsom. Asegúrate de revolver el contenido del bol.
  • Sumerge las manos o las articulaciones afectadas en el recipiente. Alternativamente, es posible que desees llenar una tina con agua tibia y agregar 2 tazas de sal de Epsom para dejar más espacio para las articulaciones más grandes, como las rodillas.
  • Remoja tus articulaciones durante aproximadamente 15 minutos. Remoja a diario.

4. Cúrcuma

La cúrcuma ayuda a reducir la hinchazón dolorosa y la inflamación de las articulaciones. La especia de color amarillo oscuro promueve el funcionamiento saludable de las articulaciones, mantiene tu sistema inmunológico bien protegido y mejora la digestión. También es excelente para reducir el dolor entre las personas que padecen artritis reumatoide. El polvo amarillo incluso se puede mezclar con té verde, y aquí está la deliciosa receta:

Direcciones:

  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de miel para darle un poco de sabor

5. Aumenta tu ingesta de magnesio

El magnesio es esencial para absorber el calcio, que fortalece los huesos. Los suplementos de magnesio pueden aliviar el dolor y reconstruir el tejido óseo. Consume más alimentos con alto contenido de magnesio, como frijoles, nueces, cereales integrales, verduras de hoja verde oscura y pescado. Los aceites y suplementos de magnesio se pueden comprar en cualquier tienda de salud local. Es importante mantener una alta densidad ósea para contrarrestar el dolor.

6. Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra actúa como una aspirina natural para ayudar a curar las articulaciones dolorosas. El aceite contiene las enzimas inflamatorias COX-1 y COX-2, que ayudan a lubricar tus articulaciones y te brindan un alivio instantáneo del dolor. Puedes frotar un poco de aceite de oliva en las articulaciones afectadas o consumir 2-3 cucharaditas. 

7. Jengibre

Remedios Naturales Para La Artritis Jengibre

El jengibre puede reducir la hinchazón y la rigidez en las articulaciones debido a los altos componentes antiinflamatorios que se encuentran en su interior. Comer jengibre crudo con regularidad puede ayudar a aliviar el dolor al mejorar la circulación sanguínea. Se puede agregar jengibre al té verde para crear una gran solución curativa. Aquí hay una receta fácil que puedes hacer si no disfrutas del sabor del jengibre crudo:

Direcciones:

  • Llena un recipiente con 6 cucharaditas de jengibre seco, 6 cucharaditas de semillas de alcaravea y 3 cucharaditas de pimienta negra. Mezcla bien.
  • Consume media cucharadita de la mezcla con un vaso de agua después de cada comida.

8. Aceite de pescado

Los suplementos de aceite de pescado populares están cargados de ácidos grasos omega-3, EPA y DHA, que se utilizan para combatir la artritis. Los ácidos grasos también estimulan tu sistema inmunológico, combatiendo la hinchazón o el dolor en las articulaciones. El aceite de pescado también mejora tu sistema cardiovascular y ayuda a prevenir los coágulos de sangre. El pescado de agua fría debe agregarse a tu plan dietético, pero si no te gusta comer pescado, una cápsula de aceite de pescado será suficiente.

9. Ungüento de Cayena

La capsaicina de la pimienta de cayena actúa como una dopamina natural para bloquear las señales de dolor del sistema neurológico. Interrumpe la sustancia P, que transmite señales de dolor al cerebro. Se puede aplicar un ungüento de Cayena en las articulaciones para aliviar el dolor. Puedes preparar tu propio tratamiento con estas instrucciones fáciles de seguir:

Qué necesitarás:

  • 3 cucharadas de cayena en polvo
  • 1 taza de aceite de semilla de uva (o cualquier otro aceite como almendra, oliva, jojoba)
  • 1/2 taza de cera de abejas rallada
  • Un frasco de vidrio con tapa hermética
  • Una caldera doble

Direcciones:

  • Mezcla 3 cucharadas de cayena en polvo junto con una taza de tu aceite de elección.
  • Calienta la mezcla de aceite a baño maría durante 5-10 minutos a fuego medio.
  • Agrega media taza de cera de abejas rallada hasta que la sustancia se haya derretido por completo y todo esté mezclado.
  • Mantén la mezcla de cayena fría en el refrigerador durante 10 minutos y luego bate. Repite el paso durante 10-15 minutos más.
  • Vierte en un frasco de vidrio con tapa hermética en el refrigerador y aplica diariamente.

10. Canela

Remedios Naturales Para La Artritis Canela

Las propiedades antimicrobianas, anticancerígenas y antioxidantes contenidas en la canela ayudan a reparar los tejidos dañados y aumentan la densidad ósea. La poderosa especia es un fármaco maravilloso ideal para las personas que padecen osteoartritis o artritis reumatoide. La canela se mezcla bien con la miel y ayuda a calmar las áreas molestas.

Mezcla media cucharadita de canela en polvo con una cucharada de miel en una taza de agua tibia o agregue la combinación a tu té. Se puede hacer una pasta de miel y canela y masajear suavemente sobre las áreas doloridas.

11. Mezcla de aceite de menta y eucalipto

La menta y el aceite de eucalipto, cuando se combinan, ofrecen una sensación relajante para las articulaciones artríticas doloridas. He aquí cómo preparar la mezcla:

Qué necesitarás:

  • 5-10 gotas de aceite de eucalipto
  • 5-10 gotas de aceite de menta
  • 1-2 cucharadas de aceite portador (oliva, almendra, semilla de uva, etc.)
  • Una pequeña botella de vidrio oscuro

Direcciones:

  • Mezcla 5-10 gotas de eucalipto y aceite de menta y luego agrega 1-2 cucharadas de aceite portador a la mezcla.
  • El aceite portador diluye el aceite esencial para prevenir la irritación de la piel.
  • Mantén  la mezcla almacenada en una botella de vidrio oscuro, lejos de la luz solar directa.
  • Frota la mezcla suavemente sobre las articulaciones doloridas.

12. Cerezas

Las cerezas son excelentes fuentes de magnesio y potasio, ambos componentes vitales para tratar las molestias y el dolor en las articulaciones. El potasio actúa como antiinflamatorio natural. ¡Asegúrate de comer un puñado de cerezas todos los días para evitar la inflamación! Puedes preparar un jarabe de cereza casero hirviendo unas cerezas en agua durante un par de minutos. Una vez que el agua hierva completamente, formará un jarabe de sabor dulce.  

13. Té de bayas de enebro

Las bayas de enebro se utilizan para tratar el dolor artrítico, el dolor nervioso y la gota. Contienen el poderoso compuesto antiinflamatorio, conocido como terpinen-4-ol. Nota: Las mujeres embarazadas no deben beber té de enebro porque puede provocar abortos espontáneos.

He aquí cómo preparar té de enebro:

Qué necesitarás:

  • 1 cucharada de bayas de enebro secas
  • 1 taza de agua fresca
  • Una cucharadita de miel 

Direcciones:

  • Coloca una cucharada de bayas de enebro frescas en una taza de agua hervida. Agrega una cucharadita de miel para aumentar el sabor.
  • Vierte el agua hirviendo sobre las bayas y déjalas en remojo durante 20 minutos antes de colar.
  • Bebe el té dos veces al día.

Comparte esta información con tus familiares y amigos.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad