header print

8 Tés Herbales Capaces De Aliviar La Distensión Abdominal

El Redactor: Jessica Quinonez
 Un estómago hinchado puede arruinar el día de cualquier persona, ya que puede causar dolor e inflamación, además de hacerte sentir irritado, lento y poco atractivo. Desafortunadamente, es un síntoma muy común, ya que hasta el 30% de la población sufre de distensión abdominal.
 
Una variedad de remedios naturales dirigidos a este problema incómodo, son especialmente los tés herbales, mismos que se utilizaron en distintas medicinas tradicionales en todo el mundo durante siglos o incluso miles de años. Más recientemente, la investigación científica se interesó por muchas de estas hierbas medicinales con el objetivo de demostrar su eficacia en un entorno científico.
 
Por mucho tiempo, muchas hierbas mostraron la capacidad de aliviar la distensión abdominal, especialmente estas 8 hierbas que pueden prepararse fácilmente en té en tu propia casa. La ventaja de estas hierbas es su accesibilidad y facilidad de preparación. Y, además, muchos de estos tés son simplemente deliciosos y cualquiera querría tomarlos todos los días.
 
1. Manzanilla (Chamomillae romanae) 
El té de manzanilla está hecho de flores de manzanilla secas elaboradas en agua caliente. La planta pertenece a la familia de las margaritas, teniendo como características unos pétalos de flores blancas y un disco amarillo brillante en el centro. Tradicionalmente, la manzanilla se usa ampliamente para tratar muchas enfermedades digestivas: 
• gas 
• diarrea 
• náusea 
• indigestión 
• vómitos 
• úlceras
La investigación sugiere que la manzanilla tiene propiedades antibacterianas, previniendo el crecimiento de las bacterias asociadas con úlceras y la distensión abdominal. Además, las flores de la planta contienen flavonoides, conocidos por sus potentes propiedades antioxidantes. Por eso es importante comprar té de manzanilla de alta calidad que contenga principalmente flores, y no las hojas o los tallos de la planta.
El té de manzanilla tiene un aroma y un sabor agradables y ligeramente dulces, y se puede preparar fácilmente agregando 1 cucharada de manzanilla seca en 1 taza (240 ml) de agua caliente durante 10 minutos. 
2. Bálsamo de limón (Melissa officinalis) 
Esta planta se puede confundir fácilmente con la menta, ya que pertenece a la familia de la menta, pero es ligeramente diferente, ya que tiene un ligero sabor y aroma a limón. La agencia Europea de medicamentos reconoce la eficacia de esta planta para aliviar los gases y la distensión abdominal, así como otros problemas digestivos leves.
Esto coincide con el uso tradicional de la planta, valorado por su capacidad para tratar una variedad de síntomas digestivos. Al igual que la menta, el té de bálsamo de limón generalmente contiene las hojas de la planta, usualmente vendidas en forma seca. La preparación es idéntica a la del té de manzanilla.
3. Raíz de genciana (Gentiana lutea) 

La raíz de genciana es menos conocida que las hierbas anteriores de la lista, a pesar del hecho de que la planta de la que proviene, llamada la genciana amarilla, crece en toda Europa. Tradicionalmente, la raíz de esta planta se usaba en preparaciones medicinales dirigidas aliviar la distensión abdominal, los gases y otros problemas similares.

Se sabe que la raíz de genciana contiene compuestos de plantas amargas, como los iridoides y los flavonoides. Además de su potencial antioxidante, estos compuestos estimulan la digestión, lo que también puede ayudar a aliviar la hinchazón abdominal.

En términos de sabor, el té de genciana puro es más bien amargo, por lo que generalmente se vende o se mezcla con otras hierbas, como la manzanilla o también se puede mezclar con la miel. Preparación: Agrega ¼ - ½ cucharadita (1-2 gramos) de polvo seco de raíz de genciana a una taza de agua caliente y deja reposar durante 10 minutos.
4. Ajenjo (Artemisia absinthium) 
Esta planta verde frondosa es ampliamente utilizada por los seres humanos, aunque se asocia principalmente con la preparación del licor de ajenjo o para decorar el jardín. Lo que podrías haber desconocido es que las hojas de esta planta se utilizaron durante siglos para preparar un té amargo capaz de tratar la indigestión.
Un estudio de 2015 informó que sólo 1 gramo de polvo de ajenjo seco es capaz de prevenir o aliviar la indigestión causando la liberación de jugos digestivos. Entonces, al igual que la raíz de genciana, los amargos en el ajenjo también pueden ayudar a la distensión abdominal.
Otro estudio también sugirió que el ajenjo puede contener propiedades antiparasitarias, que también pueden ser la causa detrás de la hinchazón abdominal. Ten en cuenta que debes evitar el ajenjo durante el embarazo, ya que un compuesto en el ajenjo llamado tujona puede generar contracciones uterinas.
En términos de preparación, el té de ajenjo amargo se complementa mejor con limón y miel. Tan sólo 1 cucharadita (1.5 gramos) de la hierba seca será suficiente para preparar una taza de té, y sólo es necesario prepararla durante 5 minutos en agua caliente.
5. Raíz de Angélica (Angélica archangelica) 
Esta planta está estrechamente relacionada con el apio y se ha utilizado en la medicina china durante mucho tiempo, pero allí se le conoce con el nombre de dong quai. En la medicina tradicional austriaca, las raíces de la planta se usan para tratar una variedad de enfermedades del tracto gastrointestinal.
La investigación confirma que puede aliviar el estreñimiento y la hinchazón abdominal. El uso de la raíz durante el embarazo está en duda. La raíz se vende generalmente seca o en polvo, y tiene un sabor amargo.
Agrega alrededor de 1 cucharadita de la raíz en una taza de agua durante 5 minutos para preparar el té. 
6. Hinojo (Foeniculum vulgare) 
El hinojo es un ingrediente muy popular en la cocina, ya que tanto las semillas como las raíces de la planta se utilizan para diferentes propósitos. La planta es muy aromática y tiene un sabor agradable. Tradicionalmente, las semillas de hinojo se usan para combatir el dolor abdominal, el estreñimiento, la hinchazón y los gases.
Un estudio realizado en pacientes de edad avanzada mostró que las personas que sufren de estreñimiento crónico y que bebían una porción de té de hierbas con hinojo diariamente, tuvieron 4 movimientos intestinales más que el grupo de control en solo 28 días. El estreñimiento es una de las principales causas de la distensión abdominal, y mejorar esta condición generalmente también hará que la hinchazón desaparezca.
Otro estudio mostró que el hinojo puede prevenir las úlceras, que es otro factor de riesgo de la distensión abdominal crónica. Aparte de su valor medicinal, el té de hinojo es bastante agradable al gusto, y muchos comparan su sabor aromático dulce con el regaliz.
Para preparar el té, agrega 1-2 cucharaditas de semillas de hinojo trituradas y déjalas por 10-15 minutos en una taza de agua caliente.
7. Jengibre (Zingiber officinale)
Lo más probable es que reconozcas las raíces gruesas de la planta de jengibre, pero es posible que no sepas que se han utilizado en la medicina tradicional para tratar problemas estomacales desde los incios de la humanidad.
 
Los estudios también apoyan el uso del jengibre; un estudio muestra que puede aliviar las náuseas y otro sugiere que los suplementos de jengibre ayudan a la digestión, reducen el dolor intestinal y los cólicos, alivian la hinchazón y los gases. Esta milagrosa planta tiene un agradable sabor al calentarla y se puede preparar sola o combinada con limón, miel y otras hierbas.
 
Si usas el jengibre seco, con sólo ¼ - ½ cucharadita será suficiente para preparar una taza de té. Deja reposar la mezcla de agua caliente y el jengibre durante 5 minutos. Si estás usando jengibre fresco, aproximadamente 1 cucharada de la raíz cortada en rodajas finas será suficiente para preparar 1 taza, pero ten en cuenta que el jengibre fresco tardará más en prepararse, aproximadamente 10 minutos.
8. Menta (Mentha piperita)
Esta hierba no necesita introducción, ya que la mayoría de nosotros estamos familiarizados con su aroma y su sabor refrescante. Además de usarse en chicles, mojitos y mentas con chocolate, la menta es un tratamiento reconocido de las enfermedades digestivas en la medicina tradicional.
 
La menta es capaz de relajar los espasmos en el intestino, lo que puede aliviar la hinchazón y el dolor abdominal. También contiene flavonoides, que pueden reducir la hinchazón. Para hacer té de menta, puedes utilizar la variedad preenvasada. Alternativamente, agrega 1 cucharada de hojas secas de menta o 3 cucharadas de hojas frescas para hacer una taza de té. Deja reposar en agua caliente durante 10 minutos antes de beberlo.
 
Fuente: healthline 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad