header print

Cómo Limpiar Tus Riñones, Vejiga e Hígado

El Redactor: Ysabel Taberner Lopez
 Los riñones, la vejiga y el hígado juegan un papel importante en el cuerpo. Debido a esto, es esencial mantener estos órganos sanos. A continuación, te damos algunos consejos que te ayudarán a mantener sanas estas partes de tu cuerpo durante muchos años y mantenerlas libres de toxinas. Echa un vistazo:
 
1. Reduce el consumo de sal y refrescos
limpia iñones, la vejiga y el hígado

Estos alimentos se han convertido en parte de nuestras dietas diarias, pero deben tomarse con moderación. Esto incluye café, refrescos, sal y alimentos muy ricos en proteínas. Cada pocos días, trata de hacer una mini desintoxicación y toma un descanso de consumir estos alimentos dos veces por semana.

2. Bebe más té, agua y tomar más arándanos

Hay muchos alimentos que puedes agregar a tu dieta para ayudar a reducir las toxinas en tu cuerpo, también es esencial que incluyas más bebidas como el té verde, el té de jengibre y el agua. Agrega más frutas y verduras a tu dieta, en particular los arándanos. Las algas pardas también son buenas para ti. Las frutas son un buen desayuno, un postre y un estupendo snack.

3. Toma tus vitaminas
limpia iñones, la vejiga y el hígado

Muchas hierbas de apoyo ayudan a mantener tus riñones saludables, incluyendo vitamina B6, Omega 3 y citrato de potasio. Todas estas tres hierbas pueden ayudarte a reducir la posibilidad de desarrollar cálculos renales.

4. Mantén un buen equilibrio entre tu salud mental y física

El estrés puede hacer estragos en tu cuerpo, dañando tus órganos. Una rutina de meditación simple, como los ejercicios de respiración, puede ayudar a controlar el estrés. La respiración adecuada también ayuda a oxigenar todo tu cuerpo. Otro tratamiento simple llamado hidroterapia usa agua para aliviar el dolor que puede ayudar a tu sistema circulatorio, y también le da a tu cuerpo y mente el descanso necesario.

5. Prueba una limpieza de riñón de 2 días
limpia iñones, la vejiga y el hígado

Una limpieza funciona de maravilla. Aquí tienes una muestra de una limpieza de 2 días. Por supuesto, recuerda consultar a tu médico o profesional médico sobre los cambios en tu dieta, asegurándote de que la limpieza sea adecuada para ti.

Desayuno: toma un jugo simple con frutas como jugo de remolacha con arándanos secos o un licuado con espinacas.
Almuerzo: Toma otro batido, u opta por un tazón de avena caliente, con tu fruta favorita.
Cena: Una ensalada mezclada con verduras, una proteína, un chorrito de limón y una fruta.

6. Prueba los ejercicios de Kegel para tu vejiga

Si bien puede ser una sorpresa, estos ejercicios pueden ayudar a tu vejiga. Cuando se hacen con regularidad, se puede prevenir la fuga vesical. Todo lo que necesitas hacer es contraer los músculos del piso pélvico y luego relajarlos. Sostén los músculos y cuenta diez. Repite 30 veces. 10 mientras estás de pie, 10 mientras estás sentado, 10 mientras estás reclinado. Haz esto 3 veces al día, lo que suman unas 90 contracciones al día. Solo asegúrate de que tu vejiga esté vacía antes de hacerlas.

7. Ejercita tu hígado
limpia iñones, la vejiga y el hígado
Hay algunos ejercicios que pueden ayudar a tu hígado. Puedes localizar el hígado presionando hacia arriba y debajo de tus costillas en el lado derecho. Puedes presionarlo, frotarlo o golpearlo ligeramente 100 veces al día para mantenerlo saludable. Además, puedes intentar torcer el tronco, girando tu torso de izquierda a derecha unas 15 veces en cada lado, ayudando a tu hígado. Los estiramientos diarios realizados durante aproximadamente 5 horas a la semana pueden hacer maravillas para tu hígado.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad