header print

No Te Olvides De Limpiar Estos 8 Artículos Domésticos

El Redactor: Ysabel T. L.
 Incluso en los hogares más limpios, los gérmenes pueden acechar en los elementos cotidianos más sorprendentes. Es posible que no podamos recordar limpiar todo, y muchos de nosotros tendemos a descuidar algunas cosas que no necesariamente se ven sucias por fuera. Esto puede provocar la acumulación de todo tipo de bacterias que definitivamente no desea en su vecindad. Por esa razón, compilamos esta lista de 8 artículos para el hogar que pueden estar mucho más sucios de lo que crees y requieren limpieza y mantenimiento regulares.
 

1. Esponja de cocina1. Esponja de cocina

La esponja de cocina es probablemente el artículo más sucio de tu hogar, según microbiólogos y expertos en gérmenes. A medida que limpias varias superficies y platos con tu esponja, tu superficie porosa acumula partículas de comida. Combinado con la humedad de la esponja, el resultado es el ambiente perfecto para que crezcan las bacterias. Un estudio publicado en 2017 en la revista Scientific Reports analizó los microbiomas bacterianos en 14 esponjas de cocina. ¡Los investigadores encontraron no menos de 362 especies bacterianas!

Cómo limpiar:

Se ha sugerido que hervir o calentar en el microondas las esponjas de cocina puede matar las bacterias que acechan en ellas. Sin embargo, los investigadores han llegado a la conclusión de que estos métodos de saneamiento no solo son ineficaces sino que, en algunos casos, incluso pueden aumentar la cantidad de bacterias en la esponja. Lo mejor que puedes hacer es simplemente reemplazar tu esponja de cocina cada dos semanas. Alternativamente, puedes intentar cambiar a un depurador de silicona, que no requiere un reemplazo tan frecuente.

2. Toallas de baño2. Toallas de baño

Al igual que las esponjas, las toallas de baño acumulan humedad y, por lo tanto, se prestan perfectamente a las bacterias. “Las toallas suelen tener una gran cantidad de bacterias fecales porque permanecen húmedas y a las bacterias les encanta la humedad”, explicó Charles Gerba, microbiólogo de la Universidad de Arizona. Descargar el inodoro en la misma habitación donde guarda tus toallas y las condiciones de humedad en los baños contribuyen a que tu toalla se convierta en uno de los artículos domésticos más sucios.

Cómo limpiar:

Si estabas tan alarmado como nosotros por la información compartida por Gerba, debes estar preguntándote cómo puedes cuidar mejor tus toallas. Bueno, cuando se trata de limpiar toallas de baño, debes recordar dos cosas: la frecuencia y la temperatura. Las toallas deben lavarse cada dos días con agua caliente, que es esencial para matar las bacterias. Puedes agregar un producto de lavandería con blanqueador de oxígeno activado junto con tu detergente habitual, para estar más seguro.

Relacionado: Cómo eliminar los gérmenes con lejía en unos pocos y sencillos pasos

3. Cepillo de dientes3. Cepillo de dientes

Los cepillos de dientes contienen millones de bacterias, algunas de la boca y otras del entorno donde se almacena el cepillo de dientes. Si mantienes todos los cepillos de dientes en el mismo soporte, pueden contaminarse aún más por el contacto directo con otro cepillo de dientes. Y también está la desagradable cuestión de que los cepillos de dientes se rocían con bacterias fecales al tirar la cadena del inodoro (si están en el mismo espacio, por supuesto).

Cómo limpiar:

Tu cepillo de dientes debe reemplazarse cada 3 meses o cuando las cerdas comiencen a deshilacharse. Pero además de eso, si deseas mantener tu cepillo de dientes más limpio, la Asociación Dental Estadounidense sugiere sumergir su cepillo de dientes en peróxido de hidrógeno al 3% o enjuague bucal Listerine para reducir las bacterias. Y, por supuesto, debes enjuagarlo bien y dejar que se seque al aire después de cada uso. 

4. Utensilios de cocina4. Utensilios de cocina

Por supuesto, todos tratamos de mantener nuestros utensilios de cocina lo más limpios posible, pero ciertas herramientas pueden retener más gérmenes que otras. Por ejemplo, la National Sanitation Foundation (NSF) descubrió que los abrelatas y las espátulas de goma dieron positivo en E. Coli, levaduras y moho. Otro elemento que merece una mención es la bandeja para utensilios. Solo piensa en las muchas manos que llegan a la bandeja de utensilios a diario, sin mencionar todas las migas que caen.

Cómo limpiar:

El lavavajillas es tu apuesta más segura a la hora de desinfectar tus utensilios de cocina. Los abrelatas y las espátulas de goma deben colocarse en el lavavajillas después de cada uso (es posible que se sorprenda al saber que los utensilios de goma también se pueden limpiar en la lavadora). Si la cabeza de silicona de tu espátula se desprende del mango, separe las dos piezas antes de colocarlas en el lavavajillas para asegurarse de que estén completamente limpias.

Si no tienes lavavajillas, lave a mano los utensilios con agua caliente y jabón. En cuanto a la bandeja de utensilios, es buena idea vaciarla por completo al menos una vez al mes y lavarla con jabón o colocarla también en el lavavajillas.

 

5. Cafeteras5. Cafeteras

Tu taza de café diaria podría proporcionarle algo más que un impulso de energía. Una encuesta de 2015 publicada en Scientific Reports probó las máquinas de café de 10 familias diferentes y descubrió que todas contenían algún tipo de bacteria. Las cepas de bacterias descubiertas incluyen estafilococos, estreptococos y E. coli. Estos gérmenes podrían potencialmente causar problemas gastrointestinales.

Cómo limpiar:

Tu cafetera debe limpiarse una vez al mes, siguiendo las instrucciones del fabricante. La NSF recomienda agregar hasta cuatro tazas de vinagre sin diluir al depósito, dejarlo reposar durante 30 minutos y luego pasar el vinagre a través de la unidad. Para eliminar el olor a vinagre, haz funcionar la máquina con agua dulce durante dos o tres ciclos.

Relacionado: ¡Debes limpiar estos objetos domésticos con regularidad!​

6. Teclados6. Teclados

El estadounidense promedio pasa aproximadamente 6.5 horas al día en la computadora, y eso es solo en el trabajo. Con tanto contacto directo con nuestros dedos, no es de extrañar que los teclados estén llenos de gérmenes. Un estudio de 2018 que probó varios teclados encontró que la mayoría de ellos estaban infectados con varios tipos de bacterias.


Cómo limpiar:

En primer lugar, desenchufa el teclado o la computadora portátil, luego colócalo boca abajo para que los residuos sueltos caigan naturalmente (si tienes una lata de aire comprimido, puedes usarla para soplar cualquier residuo adicional). Humedece un hisopo de algodón y utilícelo para limpiar alrededor de las teclas. Recuerda, el hisopo debe estar húmedo pero no goteando. Evita que entre humedad en cualquiera de las aberturas.

Para la parte superior de las teclas del teclado y las áreas circundantes, use un paño húmedo. Por último, utiliza un paño que no suelte pelusa para eliminar los restos de polvo y pula el teclado.

7. Botellas de agua reutilizables 7. Botellas de agua reutilizables

Si lo único que entra en tu botella de agua reutilizable es agua, entonces debería estar bastante limpia, ¿verdad? Incorrecto. "Las bacterias tienden a formar una biopelícula en el interior del recipiente reutilizable con el tiempo", dijo el Dr. Philip Tierno, profesor clínico de patología y microbiología en el Centro Médico Langone de la NYU. Además, está desenroscando y tapando su botella de agua varias veces al día; básicamente, te está asegurando de que lo que sea que tengas entre las manos entre en la botella.

Cómo limpiar:

Tu botella de agua debe lavarse todos los días. Llena la botella con agua tibia y exprime un poco de líquido para lavar platos en ella, luego frota las paredes y el fondo con un cepillo para botellas. Asegúrate de limpiar también el borde de la botella.

Debido a que las bacterias prosperan en ambientes húmedos, es una buena idea secar la botella con una toalla de papel o un paño de cocina limpio. Si aún prefieres dejarlo secar al aire, asegúrate de dejar la tapa sin tapa.

8. Zapatos8. Zapatos

Tus padres sabían de lo que estaban hablando cuando te pidieron que no usaras tus zapatos dentro de la casa. A través de las suelas de nuestros zapatos, llevamos una gran cantidad de gérmenes a nuestros hogares, incluido el nuevo coronavirus.

Cómo limpiar:

Hay varias formas de mantener limpios los zapatos. Puedes quitar la suciedad de la suela con un cepillo de cerdas suaves para zapatos; si no tienes uno, un cepillo de dientes viejo funcionará bien. Para una limpieza más profunda, mezcle agua tibia con una pequeña cantidad de detergente para ropa, aplica la solución en tu cepillo y frote la suela y la entresuela. En el caso de las zapatillas de deporte, simplemente puedes meterlas en la lavadora.

Si este artículo te resultó útil, comparte estos consejos con familiares y amigos.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad