header print

¿Eres De Los Que Usan El Móvil En El Baño?

El Redactor: Ysabel T. L.
 No hace mucho tiempo, un montón de periódicos o revistas apilados al azar cerca del asiento del inodoro era una convención de baño ampliamente aceptada. Muchas cosas han cambiado durante la última década, y la mayoría de nosotros probablemente ni siquiera nos dimos cuenta de cómo esta pila amigable o los medios impresos fueron reemplazados lentamente por nuestros teléfonos inteligentes.
Ésta es una tendencia abrumadora. Según una encuesta de Verizon de 2015, hasta el 90 por ciento de los usuarios de teléfonos van al baño con sus teléfonos. Todos lo hemos hecho en algún momento, y algunos seguramente se han preguntado: "¿Usar mi teléfono en el inodoro es tan malo como creo que es?" Si esto te habla, estamos aquí para responder esa pregunta de la manera más clara y concisa posible porque, cuando se trata de la higiene del baño, incluso los errores más pequeños pueden tener consecuencias nefastas.

Tu teléfono es uno de los elementos con más gérmenes que posees.

La mayoría de nosotros no consideraría que nuestros teléfonos estén sucios. Nos los metemos en los bolsillos, los dejamos en la encimera de la cocina mientras cocinamos, e incluso los usamos en la cama sin inmutarse. Desafortunadamente, suele ocurrir lo contrario. Dado que la mayoría de nosotros no limpiamos nuestros teléfonos con tanta frecuencia como nuestras manos y otros artículos, algunas estimaciones sugieren que el teléfono inteligente promedio está 10 veces más sucio que el asiento de un inodoro.
Phone in the Bathroom woman using a phone

La razón es simple: tu teléfono recolecta todos los gérmenes que entraron en contacto con tus manos en cualquier momento del día (y viceversa). Y luego, presionas el teléfono contratsu mejilla para hacer una llamada telefónica o te frotas los ojos o la nariz con los mismos dedos que estaban en contacto con el teléfono.
Los médicos conocen el peligro potencial de los teléfonos desde hace un tiempo, y muchos señalan que nuestros dispositivos móviles son una fuente de infección que a menudo se pasa por alto. Varios estudios encontraron que un teléfono promedio puede contener una amplia variedad de microbios potencialmente peligrosos. Un estudio de 2020 de EE. UU. Que probó 3.500 teléfonos mostró que los teléfonos estaban contaminados con bacterias dañinas y benignas.

Un estudio similar del Reino Unido sugiere que el 92% de los 300 hisopos de teléfono que probaron estaban contaminados con bacterias peligrosas; El 16% de las muestras dieron positivo para E. coli (Escherichia coli), una de las causas más comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos. Una investigación de Irán probó los teléfonos de los trabajadores del hospital y un grupo de control. Los teléfonos de ambos grupos transportaban microorganismos preocupantes, en particular Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), una bacteria resistente a los antibióticos que es muy difícil de tratar.

Según una declaración de Cheryl Power, experta en microbiología e inmunología de la Universidad de Melbourne, "Incluso si solo ha hecho el número uno, sus manos y tu teléfono están en el área donde las bacterias fecales cuelgan y pueden contraer algunas". Lo peor es que luego puede proceder a propagar todos esos gérmenes a otros lugares de tu hogar, como la encimera de la cocina o la mesa del comedor. Todo esto significa que usar tu teléfono en el baño podría exponerte a enfermedades transmitidas por alimentos y otras infecciones peligrosas.

Tu teléfono es uno de los elementos con más gérmenes que posees.
La solución: No, no estamos aquí para decirte que debes mantener tu teléfono fuera del baño. Por supuesto, es un buen comienzo, pero eso no eliminará todo el problema, incluso si te lavas bien las manos con jabón después de cada viaje al baño (lo que definitivamente deberías hacer). La solución obvia es la más sólida: todos deberíamos comenzar a limpiar nuestros teléfonos todos los días.
Y al limpiar, no nos referimos solo a limpiarlos con un paño seco para eliminar manchas y huellas dactilares. La desinfección es imprescindible. Para hacerlo, puedes utilizar toallitas de pantalla antibacterianas especializadas, que no dañarán las pantallas táctiles que prevalecen en la mayoría de los teléfonos y otros dispositivos electrónicos en la actualidad. Usar los mismos limpiadores antibacterianos que usas para limpiar tu hogar puede dañar el dispositivo.
Lee más sobre el tema de la desinfección de las pantallas de los teléfonos aquí: Guía de limpieza con desinfectante para teléfonos y otros dispositivos.
Si insistes en usar tu teléfono inteligente en el baño, cierra el asiento del inodoro antes de descargar la cadena. Las partículas fecales se esparcen por el aire si mantiene abierta la funda del asiento y caerán sobre ti, tu teléfono y cualquier otro artículo cercano en tu baño, por lo que es un buen consejo de higiene general. Por último, no uses tu teléfono en baños públicos, ya que estos tienen un mayor riesgo de contener patógenos peligrosos.

Usar tu teléfono en el baño puede aumentar tu riesgo de hemorroides.

Usar tu teléfono en el baño puede aumentar tu riesgo de hemorroides.

El tiempo vuela cuando estamos en nuestros teléfonos. Leer artículos interesantes, ver videos y jugar juegos son muy atractivos, lo que puede hacer que pierda la noción del tiempo. Cuando estás en el baño, esto es lo contrario de lo que necesitas, ya que estar sentado por mucho tiempo puede provocar un problema de hemorroides.

Si te sientas y te esfuerza demasiado, las venas de las hemorroides se llenan de sangre, lo que eventualmente puede provocar dolor o sangrado. Según la Dra. Karen Zaghiyan, cirujana colorrectal, “Si no se produce una evacuación intestinal después de un par de minutos en el baño, no la fuerces. En cambio, levántate y haz otra cosa. Cuando sientas la necesidad de volver a ir al baño, puedes volver al baño ".

La solución: si tu teléfono te hace pasar más de 10 a 15 minutos en el baño, podrías estar poniendo en riesgo tu salud colorrectal. Por supuesto, dejar tu teléfono fuera del baño es la salida más fácil, pero si debes usarlo y sabes que te distrae, configura una alarma.

El baño no es el lugar más seguro para tu teléfono.
El baño no es el lugar más seguro para tu teléfono.
Por supuesto, los problemas de salud que mencionamos anteriormente son las razones principales por las que todos deberíamos mantener nuestros teléfonos fuera del baño. Sin embargo, como mencionamos, hay una forma de solucionar estos problemas sin tener que sacrificar el tiempo frente a la pantalla del baño. Pero hay un problema más que no desaparecerá sin importar lo que haga.
Ese problema es la integridad de su teléfono. Las encuestas informan que alrededor de 1 de cada 5 personas han dejado caer sus teléfonos en el baño al menos una vez. Asqueroso, lo sabemos, pero ese no es el único problema. Los teléfonos y la humedad no se mezclan bien, e incluso una pequeña inmersión en la taza del inodoro o el lavabo puede arruinar tu teléfono o resultar en una reparación costosa.
Un piso de baldosas o concreto es otro peligro para su dispositivo: dejar caer su teléfono sobre estas superficies duras puede romper la pantalla táctil, la cámara incorporada y otras partes cruciales. La solución a estos problemas es simple: deja tu teléfono fuera del baño. Y si debes entretenerte en el baño, la buena revista o el periódico siempre estarán ahí para ti.
Comparte esta información con cualquier persona que tenga un teléfono.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad