header print

Retos De Limpieza y Orden ¿Los Conoces?

El Redactor: Sandra F.

  Aunque la mayor parte  del mundo han salido de la cuarentena, nuestros hogares siguen ocupando una parte mayor de nuestra atención que antes, y seguimos pasando más tiempo en casa que nunca. Cultiva tu hogar ideal con estos divertidos retos de limpieza y desorden que harán que el proceso parezca un juego.
Este método de establecer objetivos específicos y tacharlos de la lista es mucho más gratificante que decirte a ti mismo que tienes que "organizar". Esto último es una idea vaga que es difícil de captar en la mente. Una vez que te fijas un objetivo con fronteras y límites, te sientes realizado cuando llegas a la meta. Empecemos.

 

1. Llenar una bolsa de basuraDesorden en el garage

Este primer reto es relativamente fácil y se puede hacer en un día O MENOS. Tu objetivo es llenar una caja grande o una bolsa de basura grande con basura y cosas que ya no te sirven. El nivel uno del juego sería simplemente llenar una.
Si crees que estás preparado para un reto mayor, intenta llenar una bolsa de cada habitación y piso de tu casa. ¿Qué se puede meter en la bolsa? La respuesta es cualquier cosa: ropa vieja, juguetes, herramientas, ropa de cama o simplemente basura. Si son cosas que están en buen estado, regálalas a una tienda local de segunda mano, a un refugio de mujeres o de animales (les vendrían bien toallas y mantas, por ejemplo). 

 

2. Acepta el reto 12-12-12ropa para donar

Este reto sólo tiene una regla: encontrar 12 objetos para tirar a la basura o reciclar, 12 objetos para devolver a su sitio y 12 objetos para donar. Si quieres añadir algo más al reto, ¡fija un plazo de tiempo! Este es un buen proyecto de inicio para un día entero de limpieza y organización, ya que es rápido y te pondrá de buen humor de forma divertida. Si vives en un hogar grande, puedes hacer una competición: el primero que termine la lista de sus 12 objetos gana un premio, puede ser reemplazar todo eso por algo nuevo que quieres para tu hogar.

 

3. El juego del minimalismo  Donar - Guardarorganizar la ropa

La palabra "minimalismo" tiende a provocar cierta resistencia, lo cual es totalmente comprensible, pero te reto a que vengas con la mente abierta. Este juego es bueno para las personas que llevan mucho tiempo queriendo desordenarse, pero el desorden es tan grande que parece que nunca lo vas a conquistar. Tendrás que aprovechar tu diligencia y fuerza de voluntad para este juego.

Por cada día del mes, tirarás tantos objetos como el número del día en el mes. Así, si empiezas el 1 de octubre, tira un objeto. Al día siguiente, el 2 de octubre, tirarás dos objetos. El día 23, tirarás 23 artículos. Y el último día del mes, te desharás de 31 artículos. Hablando de crecimiento exponencial.

Este reto se vuelve realmente difícil muy rápido. Así que nuestro consejo para terminarlo con fuerza sería encontrar un compañero que te ayude, al igual que un compañero de gimnasio, para motivarte. El resultado son unos 460 objetos fuera de tu casa. Un nivel menos extremo sería comprometerse a descartar 5 artículos al día durante un mes. Con este método, tendrás unos 150 objetos menos que antes. 

Háste estas 3 preguntas:
¿Realmente necesito esto?
¿Me trae buenos recuerdos?
¿Volvería a comprarlo?

Esto te ayudará a decidir qué conservar. Otras preguntas son:
¿Cómo o por qué lo necesito?
¿En qué me beneficia tenerlo?
¿Lo regalaría si fuera nuevo?
¿Lo he utilizado en el último año? ¿Por qué?

4. El método de las tres cajas
Este no es tanto un reto, pero es una buena pauta cuando se decide reorganizar una habitación a la vez. Normalmente, elegimos organizar una habitación a la vez, si hay mucho que hacer en cada habitación. Coloca 3 cajas grandes y resistentes, etiquetadas como "guardar", "regalar" y "tirar". Este método es excepcional para las prendas de vestir y los juguetes, en particular.
 

Ahora que la casa está organizada y parece sacada del catálogo, será mucho más fácil de limpiar. Una regla que te ayudará a mantener este nuevo orden es ésta:

No lo dejes por ahí tirado, guárdalo. 

Esto significa que todo lo que utilices o traigas a casa (la compra, el correo) se guardará una vez que hayas terminado de utilizarlo. Recuerda que un hogar ordenado no es una tarea, es algo que te mereces.


Ahora vamos a ver cómo hacemos que la limpieza sea más fácil que nunca.


5. Haz que las superficies sean fáciles de limpiar
limpio y organizado

Cuantos más objetos haya en una determinada superficie, más fácil será que se acumule el polvo. Lamentablemente, esta regla se aplica también a las estanterías. Quítales el polvo regularmente con un paño de microfibra. Prefiere guardar el mayor número posible de cosas dentro de los armarios, en lugares que no ocupen espacio ni acumulen polvo. Expon en tus mostradores sólo los objetos de uso más frecuente o pequeños objetos de belleza que sean fáciles de limpiar. 

 

Limpeza y orden

6. Invierte en herramientas y utensilios  adecuados

Limpiar los cristales con una escobilla de goma y un poco de agua caliente con unas pocas (¡menos de cinco!) gotas de detergente para platos es mucho más eficaz que usar Windex y un paño. Sólo se mancha el polvo alrededor. Invierta también en una buena varilla para limpiar el polvo. Le sugerimos que invierta también en un buen paño de microfibra. 


Presta atención cuando uses algunos limpiadores en spray. Necesitan reposar unos minutos y descomponer la suciedad antes de entrar a fregar. Pulveriza el desengrasante, déjalo reposar 5 minutos y sólo entonces entra a fregar, por ejemplo. Hace que un trabajo difícil sea muy fácil. 
Esto también se aplica a los desinfectantes de superficies: ¡no rocíes y limpies! Pulveriza, déjalo reposar de 2 a 5 minutos y luego pasa el paño. 

 

8. Accesibilidad, accesibilidad, accesibilidad

armario organizado
Esta regla se basa en el famoso dicho "fuera de la vista, fuera de la mente". Esto funciona en ambos sentidos: manten los utensilios de limpieza fácilmente accesibles, preferiblemente en un pequeño kit en cada habitación. Si coger la escoba es tan fácil como extender la mano, notarás que lo harás de forma natural más a menudo, ya que se convierte en una parte de tu espacio y no en algo que tengas que desviarte de tu camino. En la cocina, ten la toalla a mano y úsala para limpiar las migas antes de que se endurezcan. Si las dejas reposar, se endurecerán y serán mucho más difíciles de limpiar.
 
Fuente: TreeHugger, 2, 3.  
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad