header print

Trucos y Consejos Sencillos Para Prolongar La Vida Útil Del Ajo

El Redactor: Sandra F.
 Desde la ensalada hasta la pasta o el guiso, el ajo es esencial en prácticamente todos los platos salados, por lo que es uno de esos alimentos básicos de la cocina que nunca quieres que se te acabe. Si eres una de las muchas personas que evitan comprar ajo a granel por miedo a que se estropee demasiado rápido, tienes que saber que podrías estar guardándolo en el lugar equivocado.
Si se almacenas correctamente, una cabeza de ajo entera puede durar hasta 6 meses. Así que si ves que los ajos que compras no te duran más que unas pocas semanas, seguro que te vendrá bien leer nuestra guía sobre el almacenamiento de ajos. Con estos consejos y trucos, tu ajo no sólo te durará meses, sino que además conservará su picor y sabor.

¿Cuánto tiempo puede durar el ajo?
Almacenamiento de ajos

La vida útil del ajo oscila entre un solo día y hasta 6 meses. ¿A qué se debe esta enorme diferencia? Todo depende de si el ajo ha sido separado, pelado y picado. En condiciones óptimas de almacenamiento, una cabeza de ajo intacta se conservará durante medio año, pero un diente de ajo sin pelar y separado del bulbo no durará más de 2-3 semanas. El ajo pelado tiene una vida aún más corta: no más de una semana. Y, por último, el ajo picado debe consumirse inmediatamente, ya que no durará ni un día en la nevera. 

¿No estás seguro de si tu ajo está todavía en condiciones de ser utilizado? El diente de ajo fresco y sabroso tiene un color crema claro y un exterior brillante. También tiene un aspecto firme y regordete. 

Si el diente de ajo está blando, mate y más cerca del amarillo que del blanco, ya ha pasado su mejor momento. Cualquier decoloración, como manchas marrones o grises, es un signo de descomposición. Este tipo de ajo debe desecharse inmediatamente.

En cambio, los ajos germinados suelen ser aptos para su uso. Lo único que hay que hacer es cortar el diente por la mitad y retirar el núcleo verde germinado. Asegúrate de utilizar el ajo germinado lo antes posible, ya que la germinación reduce su sabor.

Prepárate para almacenarlos

 Almacenamiento de ajos,  ajo en la tabla de cortar

La forma de almacenar el ajo también influye enormemente en su vida útil prevista. Pero antes de seguir ese camino, hay un paso previo que no es menos importante. El primer paso para almacenar el ajo con éxito es saber elegir una cabeza de ajo de alta calidad.

Cuando compres ajos, cógelos y apriétalos con fuerza. Una cabeza de ajo fresca debe ser pesada y no debe ceder. A medida que el ajo envejece, pierde su jugosidad y se vuelve más ligero, más blando, casi gomoso. Si al apretar el ajo notas que los dientes se han encogido, probablemente sea muy viejo. No lo compres. Además, asegúrate de que la piel del ajo está intacta y no hay signos de moho (especialmente en la parte inferior, cerca de la raíz).

Artículo relacionado: 14 Usos Inusuales Del Ajo

 

Aprende cómo conservar cada tipo de ajo: entero, pelado o machacado

 Almacenamiento de ajo , Tipos de ajo

Como ya sospechas, mantener la cabeza de ajo intacta es el enfoque para el almacenamiento a largo plazo. Pero esto no siempre es posible. A veces, has pelado o picado unos cuantos dientes más de los que has acabado utilizando en tu cocina, y también hay formas de conservarlos. Para que te resulte más cómodo, los consejos de conservación están divididos en tres secciones, una para cada tipo de ajo.


1. Una cabeza de ajo entera y dientes de ajo sin pelar
Este es el método de almacenamiento más sostenible y fácil. Una cabeza de ajo entera puede guardarse en cualquier lugar fresco y seco. La despensa, el armario de la cocina, el sótano o incluso un rincón oscuro en la mesa son buenos candidatos. La temperatura de conservación ideal para el ajo es de entre 15 y 18 °C, pero no es una regla rígida y la mayoría de la gente almacena el ajo a temperatura ambiente. Evite guardar el ajo en la nevera. Esto puede sonar contradictorio, pero las temperaturas frías pueden hacer que el ajo brote o se encoja más rápido.

 Almacenamiento de ajo , guarda ajo

Elige cualquier cesta pequeña, una bolsa de papel, una bolsa de malla o de tela, o un guarda  ajos para el mejor almacenamiento. Un guarda ajos es una pequeña maceta con agujeros en los laterales y en la tapa que proporcionan ventilación (ver imagen superior). No guardes el ajo en bolsas de plástico, ya que la falta de ventilación acelerará su deterioro.

En cuanto a los dientes de ajo sin pelar, las sugerencias de almacenamiento siguen siendo idénticas. Sin embargo, se recomienda consumir los dientes de ajo solitarios en pocas semanas. Una vez separados del bulbo, la vida útil del ajo disminuye a sólo 2-3 semanas.


2. Ajo pelado
¿Has pelado demasiados dientes de ajo? No te preocupes. No hace falta que tires los que te sobran, sigue leyendo. En realidad, tienes bastantes opciones.

Si cocinas a menudo y vas a poder utilizar los dientes de ajo sobrantes en una semana, sólo tienes que colocarlos en un pequeño recipiente o en un tarro y guardarlos en el frigorífico. El ajo pelado tiende a perder su sabor con bastante rapidez, así que asegúrate de consumirlo tan rápido como puedas.

 Almacenamiento de ajo , ajo pelado

 

En caso de que hayas pelado más ajos de los que puedas utilizar en un futuro próximo, puedes congelarlos fácilmente durante varios meses. Ten en cuenta que, al descongelar, la textura del ajo no será la misma, pero seguirá conservando su sabor. Puede utilizar los dientes de ajo congelados en platos cocinados como sopas, guisos y pasta con gran éxito.

La mejor manera de congelar los dientes de ajo pelados es extenderlos en un plato o en una bandeja para hornear, darles una primera congelación, y sólo entonces transferirlos a un recipiente o bolsa de congelación para su almacenamiento a largo plazo. De este modo, los dientes no se pegarán entre sí y podrás consumirlos uno a uno.

La última forma de prolongar la vida útil de los dientes de ajo pelados, pero no por ello menos importante, es encurtirlos. Esto suaviza su sabor, pero hace que el ajo encurtido sea un excelente aderezo para ensaladas, salsas y salteados. Sin duda, la forma más fácil de hacer ajo encurtido es sumergir los dientes de ajo enteros en un frasco lleno de vinagre y sal y guardarlos en el fondo del frigorífico durante semanas o incluso meses.


Artículo relacionado: Cómo El Ajo Hace Algo Más Que Alejar a Los Vampiros


3. Ajo picado o machacado

 Almacenamiento de ajo, ajo machacado

 

Incluso los restos de ajo picado o machacado pueden aprovecharse. Puedes refrigerarlo en un recipiente o frasco durante un día o menos, pero ten en cuenta que es probable que se vuelva un poco blando, por lo que es mejor utilizarlo en platos cocinados para enmascarar la textura.

¡Importante! Evita guardar el ajo picado sin cocinar en aceite, incluso si está refrigerado. La mezcla crea un hábitat para la bacteria Clostridium botulinum que causa el botulismo, una enfermedad rara pero potencialmente mortal que daña el sistema nervioso. El ajo picado en aceite comprado en la tienda tiene conservantes que previenen el botulismo, por lo que su uso es seguro.

También puedes congelar el ajo picado. Sólo tienes que meterlo en una bandeja de cubitos de hielo, dejar que se congele y, a continuación, decantar los cubitos de ajo en un recipiente o bolsa para facilitar su almacenamiento. El ajo picado congelado suele durar al menos 2-3 meses.

Y además... Haz ajo seco en el horno

 Almacenamiento de ajo , ajo seco
Con su sabor caramelizado y su textura crujiente, el ajo seco puede elevar cualquier plato salado. Puedes utilizarlo como aderezo o añadirlo a los platos cocinados, por lo que es una forma extra divertida de utilizar los dientes de ajo pelados que te sobren.

1. Empieza por cortar el ajo en trozos finos. Cuanto más finos, mejor.
2. En el paso de secado, puedes utilizar un deshidratador o tu fiel horno. Sólo tienes que extender los ajos cortados en una bandeja de horno forrada y hornearlos a 45°C (115°F) durante 30 minutos. El ajo debe estar dorado y crujiente.
3. Deja que el ajo seco se enfríe por completo y luego pásalo a un frasco o recipiente.
Puedes conservar el ajo seco a temperatura ambiente durante muchos meses.
¡Ahora ya estás listo para no volver a perder un bocado de ajo!
Esperamos que hayas aprendido algo útil. Si es así, por favor, comparte este post con los demás.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad