header print

Guía: 17 Trucos Corporales Para Sentirte Bien

 Diariamente experimentamos distintas sensaciones irritantes y molestas. Cómo me gustaría poder deshacerme de ellas; por ejemplo, ¿cómo aliviar el picor de garganta? o ¿cómo curar una quemadura? Esta lista nos enseña cómo tratar estos problemas y otras afecciones con facilidad.
 

1. ¿Picor de garganta? Rasca tu oído

Una garganta con picazón es bastante molesta, pero para tu alivio existe un truco. Cuando sientas picor de garganta (es imposible rascarse). Por suerte, la garganta y las orejas son parte del mismo sistema... De acuerdo con el Dr. Schaffer, otorrinolaringólogo en Advocare, NJ, al estimular los nervios del oído, se crea una reacción reflexiva en la garganta; aliviando la picazón.

2. El oído derecho procesa el discurso más eficazmente

Los investigadores de la Escuela de Medicina de UCLA encontraron que el oído derecho puede procesar un ritmo más rápido del habla mejor que el izquierdo. La oreja izquierda, por otro lado, es mucho más eficiente al procesar la música. Si quieres escuchar a alguien hablando entre una multitud, intenta girar tu oído derecho hacia él. Y si estás intentando escuchar una canción o melodía, use tu oído izquierdo.

3. Control mental de la vejiga

Según el Dr. Larry Lipshultz, jefe de urología en el Baylor College of Medicine, si un hombre siente la necesidad de orinar (pero no tiene la oportunidad de hacerlo en ese momento) puede pensar en el sexo. Manteniendo la mente ocupada con pensamientos sexuales distrae al cuerpo de la necesidad de orinar -ya que los dos no pueden coexistir-. 

4. La tos es un analgésico

El dolor es la manera en que el cuerpo nos advertierte sobre algún daño. Aunque sorprendentemente, es muy fácil de superar. Investigadores de Alemania pidieron a los pacientes toser mientras se les pinchaba una inyección, y así no sentían dolor. La razón es que al toser, el cuerpo aumenta la presión en pecho y espina dorsal. Esta presión bloquea a las señales de dolor y no les deja moverse por la columna vertebral, funcionando eficazmente como analgésico.

5. La lengua para aliviar la congestión

Puedes encontrar un montón de descongestionantes en la farmacia, pero hay una alternativa fácil y natural. Lo que hay que hacer :  empujar la lengua contra el "techo" de la boca y aplicar presión entre las cejas con el dedo. Esta acción "sacude" el hueso nasal, liberando la congestión en 20 segundos.

6. Dormir sobre el lado izquierdo para prevenir el reflujo ácido

Según el Dr. Anthony Strippoli, un gastroenterólogo de Florida, varios estudios demostran que al dormir de este lado se reduce la probabilidad de sufrir de acidez estomacal. El esófago y el estómago están conectados en un ángulo particular. Si te acuesta sobre su lado derecho, el estómago se coloca más arriba que el esófago, facilitando a los ácidos del estómago que "viajen", y causando la acidez. Sin embargo, al dormir sobre el lado izquierdo el estómago reposa debajo del esófago, lo que evitará que los ácidos del estómago se escapen.

 

7. Rocía hielo en la mano para aliviar el dolor de muelas

Un estudio canadiense descubrió un fenómeno interesante: cuando se frota hielo en la parte posterior de la mano, entre el área que conecta el pulgar y el índice, se puede reducir la intensidad de los dolores de dientes en un 50%. Los nervios en esa parte de la mano estimulan una parte del cerebro que bloquea las señales de dolor procedentes de la cara y las manos.

8. Haga que las ampollas de la quemadura desaparezcan

Siempre pensé que poner hielo en las quemaduras reducía su intensidad, pero lo cierto es que las temperaturas tibias son las más recomendables en estos casos. Si te has quemado, limpia el área afectada y aplica una ligera presión en el lugar bajo agua tibia. Mientras que el hielo adormecería el dolor, devolver el área a la temperatura normal evitará la hinchazón y ampollas.

9. Detén "las vueltas" en caso de estar borracho 

La cúpula, localizada en el oído, es la que nos ayuda a mantener el equilibrio. El líquido localizado en el oído interno, tiene la misma densidad que la sangre. Cuando bebemos demasiado alcohol, la sangre de la cúpula se hace más ligera que el líquido que está adentro. Este comportamiento antinatural confunde el cerebro y provoca una pérdida de equilibrio. Para evitar que esto suceda, es necesario proporcionar al cerebro una "segunda opinión"; coloca ambas manos sobre una superficie estable y horizontal. Esto le dará a tu cerebro otra fuente de estabilidad en la que confiar, gracias a los nervios sensibles en sus manos.

10. Evite el flato (o dolor abdominal) cuando corres

A veces al correr experimentamos un dolor agudo, intenso en el lado - lo que hace difícil respirar. Esto a menudo ocurre porque expulsamos el aire al respiración cuando nuestro pie derecho golpea el suelo, aportando presión sobre el hígado. La presión en el hígado hace que "tire" sobre el diafragma, haciendo muy difícil respirar. Para evitar que esto suceda, asegúrate de exhalar cuando el pie izquierdo golpea el suelo.

11. Detén una hemorragia nasal

Si te sangra la nariz, la creencia es inclinar la cabeza hacia atrás y aplicar presión en la nariz. Y aunque este método parece lógico, en realidad es bastante peligroso, especialmente para los niños. Cuando inclinamos la cabeza hacia atrás, la sangre fluye hacia abajo y puede entrar en el sistema respiratorio, lo que puede causar asfixia e incluso la muerte. Un método menos conocido, pero mucho más seguro, es aplicar presión con el pulgar y el índice a ambos lados de la nariz, donde termina el hueso. Alternativamente, puedes colocar un trozo de algodón en el interior del labio superior, justo en el centro de las encías.

12. Disminuye el pulso a través de la respiración

Cuando sientes que tu corazón está a punto de estallar fuera del pecho, puedes calmarlo con una simple técnica de respiración. El nervio a cargo de su ritmo cardíaco es el nervio vago, que puede ser controlado por la respiración rítmica. Todo lo que necesitas hacer es colocar las puntas de tus pulgares en los labios y respirar a través de ellos (para frenar tu respiración).

13. Detén rápidamente un "congelamiento de cerebro"

Quién no ha experimentado alguna vez la irritante sensación de "congelar el cerebro". Al comer algo congelado, los nervios de la boca se sacuden, y confunden al cerebro al pensar que está congelándose. Para compensar, el cuerpo se calienta instantáneamente, causando dolor intenso. Para aliviar esta sensación, empuja la lengua contra el techo de su boca, asegurándote de cubrir tanto espacio como sea posible. Cuanto más presión se aplica, más rápido se disipará el dolor.

14. Mejora la vista

En muchos casos, la miopía es el resultado de la tensión en los músculos oculares, que se produce debido a la discrepancia entre nuestro campo natural de visión y las demandas de la vida moderna. En otras palabras, mirar las pantallas demasiado de cerca puede conducir a los músculos del ojo endurecimiento, lo que hace más difícil ver los objetos que están más lejos.

Dado que no podemos controlar directamente nuestros músculos oculares, podemos relajarlos usando una técnica de rotonda. Al relajar otros grupos musculares en su cuerpo, puede desencadenar una relajación de los músculos del ojo. Cierre los ojos, tome una respiración profunda y sosténgalo durante unos segundos. Al exhalar, afloje los músculos de su cuerpo. Otra forma de hacerlo es flexionando y soltando los músculos de los brazos o las nalgas.

15. Durar más tiempo bajo el agua

Cuando buceamos, no es la falta de oxígeno lo que nos hace desesperados por el aire... Es la acumulación de CO2 en nuestra sangre. Para prolongar el tiempo que tarda el CO2 en acumularse en la sangre, necesitas practicar la hiperventilación controlada. Esto se hace inhalando y exhalando rápidamente varias veces, antes de tomar ese último, gran aliento. La idea es 'engañar' al cerebro para que piense que la sangre está suficientemente oxigenada y no hay necesidad de que cunda el pánico.

 

16. Rápidamente detener "calambres y pinchazos"

Si sufres calambres y pinchazos en tus extremidades, puedes acabar con esta molesta sensación de manera sencilla. Si los tienes en tus brazos, inclina la cabeza de lado a lado varias veces y la sensación de hormigueo se disipará en 60 segundos. Esto se debe a que la sensación de hormigueo ocurre a menudo debido a la tensión en las terminaciones nerviosas localizadas en el cuello. Al relajar los músculos del cuello, alivias la tensión en las terminaciones nerviosas. Pero si son las piernas las que "se duermen", lo que debes hacer es levantarte y caminar.

17. Mejora la memoria a corto plazo

El profesor Candi Heimgartner, del departamento de biología de la Universidad de Idaho, explica que los procesos de memoria que ocurren durante el sueño son los más efectivos; por lo que cualquier cosa que aprendas antes de acostarse se registrará mejor a largo plazo. Esto significa que en caso de examen o presentación, mejor estudiar los puntos principales antes de ir a dormir.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: