header print

8 Remedios Caseros Para Tratar La Inflamación De Los Pies

 La hinchazón de pies, tobillos y piernas es un problema común que afecta principalmente a las personas mayores. Esta condición se produce por una acumulación anormal de líquidos en la parte baja del cuerpo (pies y piernas), que es la zona más notoria debido a los efectos de la gravedad.  A pesar de no constituir una amenaza para la salud, la hinchazón puede tornarse incómoda y dolorosa, impidiendo el correcto desarrollo de la rutina diaria. 
 

¿Cuáles son las principales causas?

Hay muchas posibles causas detrás de la hinchazón de pies, tobillos y piernas, la mayoría de las cuales incluyen ciertos hábitos, estilos de vida y medicaciones:


- Sobrepeso
- Estar de pie por largos periodos de tiempo
- Estar en un espacio limitado por largos períodos de tiempo 
- Ciertas medicaciones con estrógeno y testosterona
- Ciertos antidepresivos, como tricíclicos o inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO)
- Esteroides
- Embarazos
- Cambios durante la menstruación
- Insuficiencia venosa
- Infecciones
- Presencia de un coágulo en la pierna
- Problemas cardíacos, hepáticos o renales

 

Cada caso de hinchazón debe considerarse y analizarse dentro de su contexto, de manera de asegurarse de descartar cualquier otra condición médica que pueda poner en riesgo la salud. Es importante distinguir una simple hinchazón de -un edema que podría ser causado por una enfermedad cardíaca, hepática o renal.
 

8 Tratamientos caseros para combatir la hinchazón

1. Sal de epsom 
La sal de epsom puede hacer maravillas con los pies hinchados. Disuelve una taza de sal dentro de la bañera con agua caliente y sumerge tu cuerpo para relajar los vasos sanguíneos y reducir la inflamación. Si no tienes una bañera, puedes seguir el mismo método en un recipiente más pequeño y sumergir solo tus pies.  Al ser absorbido por la piel, el sulfato de magnesio presente en la sal de epsom ayuda a reducir la hinchazón y mejorar la circulación de forma efectiva.
2. Yoga
Los ejercicios suaves, tales como las posturas de yoga, sirven para estimular la circulación sanguínea y evitar que la sangre se acumule en los pies o los tobillos. Las posturas más beneficiosas para estos casos consisten en flexionar y estirar los músculos de los pies y piernas, de manera de mejorar la circulación. Estos ejercicios son simples y prácticos para realizar en casa.
3. Aumenta la ingesta de magnesio
Muchas veces, la deficiencia de magnesio puede causar puede contribuir a la inflamación de pies, e incluso causar un edema que es el responsable de la retención de líquidos en los pies y las piernas. Esto es de especial importancia para mujeres durante el periodo menstrual o un embarazo, ya que son los momentos en que el cuerpo es más susceptible a retener líquidos. Para evitar que esto suceda, te recomendamos incorporar alimentos como salvado, hierbas secas, semillas, almendras, frijoles y cacao. 
 
4. Eleva las piernas
El método de la gravedad invertida puede ser una excelente forma de aliviar la hinchazón de pies y tobillos. Intenta reposar tus pies sobre varias almohadas, de manera de estimular la absorción o eliminación del líquido acumulado mediante la orina. Este tratamiento debe realizarse varias veces al día, dependiendo de la gravedad del cuadro. 
5. Masaje de pies
Los masajes de pies son uno de los mejores remedios para la hinchazón de pies y tobillos. Al estar de pie o sentados por largos periodos de tiempo, la circulación de la sangre se ve restringida y los fluidos pasan a acumularse en los pies y las piernas. Sin embargo, los masajes regulares en la zona pueden ayudar a relajar los vasos sanguíneos, mejorar la circulación y reducir la inflamación considerablemente.
6. Hidratación
Cuando el cuerpo no recibe suficiente cantidad de agua, nuestro organismo comenzará a retener líquidos en un intento por evitar la deshidratación, lo cual puede resultar en hinchazón de pies, tobillos y piernas. Además, la ingesta de abundante agua ayuda a diluir el sodio y la cafeína, dos de los principales responsables de la retención de líquidos. Para maximizar los beneficios del agua, intenta incorporar unas rodajas de limón para potenciar los efectos antiinflamatorios. 
7. Aceites esenciales
Los aceites esenciales, derivados de las hierbas, ofrecen un enfoque holístico para la reducción de la inflamación. Los baños que incluyen aceites esenciales, como el de peperina, eucalipto, limón o lavanda, pueden ser un gran alivio para la hinchazón. Los aceites de manzanilla y lavanda funcionan como agentes antiinflamatorios naturales, el aceite de eucalipto como analgésico, y el de peperina como relajante. Debido a que existen ciertas condiciones médicas que pueden causar hinchazón en la parte baja del cuerpo (edema), es importante determinar cual es la verdadera causa detrás de este problema. 
8. Evita el exceso de sal
Aunque un poco de sal puede ser beneficiosa para la salud, el consumo excesivo puede causar retención de líquido y la consecuente inflamación de las extremidades. Lo mismo sucede con la ingesta excesiva de cafeína. Por esta razón, te recomendamos evitar el consumo de sodio y de alimentos procesados que estén cargados de este mineral.

Fuente contenido: Healthyandnaturalworld

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: