header print

Utiliza Estas Harinas Sin Gluten La Próxima Vez Que Hornees

 He cambiado recientemente mis hábitos alimenticios para incluir más productos libres de trigo. Y como uno de mis pasatiempos favoritos es hornear, decidí suplir la harina ordinaria por otros tipos de harina alternativa fuera de lo común. ¿Alguna vez has pensado en usar harina de almendra, coco o castaña?  Estos 5 alternativas de harina que te presentaré a continuación hará la diferencia para tu salud y mantendrá tus niveles de azúcar en la sangre. Sólo tienes que echarle un vistazo a sus increíbles beneficios.  
 
1. Harina de Almendra
Se hace con las almendras peladas, y su consistencia se parece más a la harina de maíz que a la de trigo. Esta harina tiene un sabor neutro, sin embargo tiene una miga húmeda. Es ideal para usar en la preparación de magdalenas, galletas y pasteles.
Los beneficios: Esta harina es baja en carbohidratos, pero rica en proteínas. La harina de almendra es también una excelente fuente de vitamina E, un poderoso antioxidante que protege las células contra los radicales libres dañinos y apoya la función inmune. Sólo un cuarto de taza proporciona el 40% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E. Además de esto, la harina de almendra es también una buena fuente de vitaminas B, ácido fólico y niacina. Por otra parte, el consumo de harina de almendras puede ayudar a reducir el colesterol, reducir el riesgo de coágulos de sangre y la presión arterial más baja también.

Hecha con la carne del coco, esta harina tiene un sabor genérico, ligeramente dulce que se puede utilizar para hacer bizcochos, bollos, pasteles y también para preparar la masa de pizza. Las recetas que contienen harina de coco requieren muy poca harina, pero sí requieren una gran cantidad de humedad (por lo general en forma de huevos). 

Los beneficios: El contenido de fibra es mucho más alto que el de la harina de almendras. De hecho, 1/4 de taza de harina de coco contiene 10 gramos de fibra al contrario de la harina de la almendra que sólo contiene tres gramos. Esta harina te ayudará a mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre, ya que es considerado como un alimento de bajo índice glucémico. De hecho, estudios demuestran que el consumo de harina de coco puede ayudar a reducir el impacto glucémico de los alimentos y, en general,  apoyar los niveles estables de azúcar en sangre estables. Por tanto, es una opción perfecta para las personas que sufren de diabetes.
 

 
3. Harina de Yuca

La harina de yuca proviene de una raíz vegetal que es especialmente popular en países como África, Asia y América Latina. Sin embargo, puede que estés más familiarizado con la harina de tapioca, que es un almidón blanqueado que se extrae de la raíz de la yuca. optar por este tipo de harina te proporcionará una alternativa más natural y saludable a la hora de preparar tus postres favoritos. Su textura se asemeja a la harina de trigo, es lisa y su sabor es neutral. 

Los beneficios: Esta harina está llena de hidratos de carbono de fibra dietética, lo cual se ha relacionado con una serie de beneficios para la salud, incluyendo la presión arterial baja, la reducción en los niveles de colesterol, un mejor control en tus niveles de azúcar en la sangre y un menor riesgo de obesidad. También contiene una buena fuente de magnesio, que ayuda a mantener la presión arterial bajo control y reduce el riesgo de sufrir de osteoporosis.
 

4. Harina de castaña

La harina de castaña tiene muchos usos en la panadería y en la cocina. Puede ser utilizada como harina de almendras, pero hay que tener en cuenta que la harina de almendras tiene un fuerte sabor a nuez. 

Los beneficios: la harina de castaña contiene proteínas de alta calidad con aminoácidos esenciales y es también una buena fuente de fibra dietética. También contiene vitamina E, potasio, fósforo y magnesio -contenidos que las harinas tradicionales no tienen.
 

 

5. Harina de chufa

Aunque pueda ser sorprendente, las chufas no son frutos secos, y su harina, por ejemplo, proviene de una raíz vegetal. Su sabor es bastante agradable (predomina un sabor semi-dulce) y se puede utilizar en diversos productos de panadería. 

Los beneficios: Esta harina es naturalmente libre de gluten y es una gran alternativa que cualquier persona alérgica a los frutos secos puede comer. Es una excelente fuente de vitaminas y minerales. De hecho, la harina de chufa es alta en fibra (una onza contiene el 40 % de la ingesta diaria recomendada), hierro, potasio, proteínas, magnesio, zinc y vitaminas E y C. Esta harina también contiene azúcar natural, grasas saludables y tiene una alto nivel de almidón resistente que protege el colon, promueve el crecimiento prebiótico y mantiene un tracto inmune y digestivo saludable. Además de los beneficios mencionados, la harina de chufa ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: