header print

Cómo Utilizar La Piel De Las Frutas y Verduras

Cuando preparamos frutas y verduras para cenar o almorzar, en muchas ocasiones tiramos las pieles y las hojas sobrantes. Pero ¿Sabías que un gran porcentaje de las propiedades y el valor nutricional de estos saludables alimentos se almacenan entre estas sobras? Al deshacerte de estos alimentos estás también descartando un valor importante. En este artículo queremos darte otras alternativas para reutilizar estas partes de las frutas y verduras. 
 

1- Cocina las hojas del brocoli

piel frutas y verduras
El brócoli es una de las hortalizas más saludables que puedes comer, pero la mayoría de nosotros tiramos las hojas de la planta y los tallos a pesar de que contienen más nutrientes que las partes que comemos. Las hojas de brócoli están absolutamente llenas de vitamina A, es decir, esenciales para una buena visión y para la prevención del cáncer. No hay razón para no consumir esta parte de la hoja. Puedes cocinarlas como más desees con cebolla o con los ingredientes que más te gusten. 
 
2- No te deshagas de los tallos de la col rizada
piel frutas y verduras
Aunque la mayoría de nosotros tiramos los tallos de la col rizada, debes saber que están llenas de nutrientes y existen un montón de recetas para darles un buen uso. Humedece los tallos durante 10 minutos y haz un pequeño sofrito con ajo y aceite de girasol. Este preparado te proporcionará mucha fibra y te ayudará a limpiar tu sistema digestivo.
 
3- Convierte la piel de la zanahoria en un tratamiento para la piel
piel frutas y verduras

Las zanahorias se pueden comer con la cáscara aunque mucha gente retira la piel antes de cocinarla. Esta cáscara está llena de beneficios que pueden hacer maravillas en nuestra piel.  El aceite de zanahoria puede proteger tanto tu piel como tu cabello de los efectos del sol y la contaminación, y de los signos del envejecimiento creando un cabello suave y sedoso. Estos son los pasos que debes realizar:

1. Lava la piel de las zanahorias. Ralla la piel con un rallador. Vierte la mezcla en una olla de barro y cúbrela con agua. Deja la mezcla reposar durante 24 horas. 
2. Una vez que la infusión este realizada elimina las sobras y vierte el aceite en un frasco de conservas. Refrigera antes de su uso. La mezcla puede tener una duración de seis meses si se conserva bien. 

4- Añade la semilla de aguacate a tus jugos

pieles

Los beneficios de comer aguacates para la salud son abundantes, pero la mayoría de nosotros tiramos la parte más nutritiva de esta deliciosa fruta. La semilla contiene alrededor del 70% del valor nutricional de un aguacate pero normalmente termina en la basura. Puede parecer no comestible, pero lo es - sólo tienes que prepararla de manera adecuada. Corta en varios trozos con un cuchillo afilado u otra herramienta y luego mézclalo todo bien. Es necesario utilizar un potente mezclador y asegúrate de que esté completamente cerrado, de lo contrario los trozos de semillas saltarán por los aires. El resultado será una especie de polvo que puedes añadir a tus batidos. 

5- Combina las pieles de fruta con tus batidos
 

piel frutas y verduras

Si deseas beneficiarte de todo el valor nutricional de tus frutas favoritas lo primero que hay que hacer es añadir la piel a tus batidos. Las pieles de naranjas y limones contienen enzimas, fibra y vitamina A. No son muy agradables de comer, pero si las mezcla con bayas, otros cítricos y yogur con miel pueden resultar más agradables. En todo caso asegúrate de que utilizas naranjas orgánicas para que la cáscara no contenga demasiados pesticidas. 
 

 

6- Las pieles de papa combaten las verrugas
piel frutas y verduras

Las pieles de papas se pueden comer por supuesto, pero en ocasiones al cocinarlas de un modo concreto retiramos la piel. Si tienes una verruga en alguna parte de tu cuerpo puedes probar a frotar la piel de papa por la verruga. Con el tiempo podrás ver que la verruga disminuye. 

7- Experimenta con una nueva infusión de vinagre

pieles frutas y verduras

Este es un gran experimento que realmente puede dar vida a tu cocina. Reutiliza la piel de naranjas y limones para preparar un vinagre. El vinagre extrae los aceites esenciales de las cáscaras, tomando su sabor áspero y convirtiéndolo en un sabor único. No es sólo útil para los alimentos ya que además puedes limpiar tu cocina con ella. El resultado será un producto de limpieza libre de productos químicos nocivos. 

Fuente

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: