header print

Remedios Naturales Para Las Arañas Vasculares

Si en el último tiempo comenzaste a notar que tus piernas presentan pequeñas venas moradas o rojizas con forma de ramificación, es posible que sufras de una condición médica conocida como arañas vasculares. A pesar de ser similares a las várices, que suelen ser gruesas e inflamadas, las arañas vasculares son más pequeñas y cercanas a la superficie de la piel. De acuerdo con las cifras internacionales, cerca del 50% de las mujeres y el 40% de los hombres se ven afectados por este problema. 

Aunque las probabilidades de desarrollar arañas vasculares aumentan con el correr de los años, existen otros factores que contribuyen a la formación de estos derrames sanguíneos. La buena noticia es que con simples cambios de hábitos y algunos remedios caseros podrás prevenir y controlar este problema. 

¿Qué son las arañas vasculares y cómo se forman?

Tanto las arañas vasculares como las várices son causadas por una presión inusual que se ejerce sobre las venas, como resultado de la falta de ejercicio, el sobrepeso y, en algunos casos, por exposición al sol. Las venas son las encargadas de transportar sangre del corazón al resto del cuerpo, y llevarla de vuelta en dirección contraria al flujo de la gravedad. Para ello, utilizan una serie de válvulas unidireccionales que previenen que la sangre vuelva hacia atrás a medida que desciende por las piernas. El debilitamiento o mal funcionamiento de estas válvulas, que se produce como resultado de la presión antes mencionada, puede derivar en la acumulación de sangre en ciertas partes del cuerpo, especialmente en las piernas. 

Como consecuencia, las venas comienzan a cambiar de color e inflamarse, apareciendo sobre la superficie de la piel con la forma de ramificaciones. Muchas veces, las arañas vasculares pueden causar dolor, ardor, picazón y molestias al caminar. 

¿Qué puedo hacer para prevenir las arañas vasculares?

Aunque no todos los casos de arañas vasculares pueden ser prevenidos, existen algunas medidas que puedes tomar para prevenir su aparición. Es importante tener en cuenta que algunos adultos son más propensos a padecer este problema que otros, debido a factores como la edad, el envejecimiento, la genética, la obesidad, y las lesiones pasadas. Si sufres de arañas vasculares, no dejes de tomar nota de estos simples tips que te darán los mejores consejos para prevenirlas. 
 

  • Ejercicio regular – La actividad física te ayudará a fortalecer las piernas, estimular la circulación sanguínea, y mejorar la salud de las venas. Los ejercicios de caminatas a diferentes ritmos son algunos de los más recomendados para este tipo de casos. 
  • Si trabajas sentado por largos periodos de tiempo, ten en cuenta este consejo – Cada 20 o 30 minutos, toma descansos cortos para realizar caminatas y estirar el cuerpo. Esto te ayudará a reducir el riesgo de acumulación de sangre en las venas debido a la falta de circulación. Además, si trabajas con una computadora, puedes considerar utilizar un taburete que sirva de soporte para las piernas. 
  • Si trabajas de pie por largos periodos de tiempo, ten en cuenta este consejo -  Estas posturas ejercen mucha presión sobre las piernas. Por eso, debes recordar cambiar de posición con frecuencia, y pasar el peso del cuerpo de una pierna a otra. 
  • Evita cruzar las piernas cuando permaneces sentado por largos periodos de tiempo – Esta posición aumenta las probabilidades de desarrollar tanto várices como arañas vasculares. 
  • Ponte ropa cómoda – Usar ropa demasiado ajustada genera una presión sobre el cuerpo que puede afectar la circulación sanguínea, especialmente en la zona de la ingle, cintura, y piernas. Por eso, te recomendamos usar medias de compresión, zapatos cómodos, y ropa adecuada. 
  • Ajusta tu dieta – El consumo excesivo de sodio contribuye a la retención de líquidos, y la consecuente inflamación de los pies y piernas. Además, no obtener la cantidad suficiente de fibra puede resultar en constipación, que es otra de las causas de los problemas en las venas. Por eso, para prevenir la constipación, te recomendamos incorporar alimentos como granos integrales, frutas frescas y vegetales. 
  • Protege tu piel – Utiliza protector solar cada vez que estés expuesto al sol, de manera de minimizar el riesgo de desarrollar arañas vasculares en otras partes del cuerpo, como el rostro o los brazos. 
 
¿Cómo puedo tratar las arañas vasculares?

Aunque el tratamiento laser puede ayudar a eliminar las arañas vasculares, su alto costo no permite que todas las personas que padecen este problema puedan utilizarlo. Lo mismo sucede con la escleroterapia, que es una costosa inyección utilizada para mejorar la apariencia de las arañas vasculares por un periodo de hasta dos años. Si bien estos tratamientos son efectivos, los resultados dependen de la gravedad de cada caso. 

Sin embargo, la naturaleza nos ha provisto de una gran variedad de plantas que podemos utilizar para el beneficio de nuestra salud. Estos son algunos de los remedios naturales que te ayudarán a combatir este problema. 

1- Albahaca 

Gracias a su alto contenido de vitamina K, un nutriente vital para la salud de los vasos sanguíneos, la albahaca es un remedio de alta efectividad cuando se trata de mejorar la apariencia y ocurrencia de las arañas vasculares. De hecho, se ha demostrado que el consumo regular de esta hierba puede ayudar a mejorar la apariencia de las arañas en menos de dos meses. 



2- Aceite de limón

Prepara aceite de limón casero mezclando cáscara de limón con aceite, y cocinándolo a fuego bajo durante unos 15 o 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, retíralo del fuego, y déjalo enfriar. La mezcla preparada puede ser aplicada sobre el área afectada por las arañas, realizando suaves masajes de manera de aliviar la hinchazón y mejorar la circulación sanguínea. 

3- Casis

Esta poderosa hierba no solo ayuda a aliviar las molestias causadas por las arañas vasculares, sino que también ayuda a prevenir la formación de nuevos derrames, mejorando la circulación sanguínea. Para preparar una infusión a base de casis, incorpora dos cucharadas de hojas secas en un litro de agua. Te recomendamos beber esta preparación dos veces por día. 



4- Escaramujo

Para preparar aceite de escaramujo casero debes incorporar aceite en un frasco con 3 o 4 escaramujos, y dejarlo reposar durante 6 semanas para poder infusionarlo. Una vez transcurrido ese tiempo, utiliza el aceite obtenido para realizar masajes sobre la zona afectada por las arañas, de manera de mejorar la circulación, aliviar las molestias, y fortalecer los tejidos que las rodean. 

5- Hojas de laurel

Al mezclar hojas de laurel con aceite de oliva podrás crear un humectante casero cargado de vitaminas, minerales y antioxidantes beneficiosos para estos casos. Para extraer todas las propiedades de las hojas, te recomendamos calentar la preparación por 10 o 15 minutos. Luego, aplícala directamente sobre la zona afectada, realizando masajes circulares. 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: