header print

Difícil Creer Como Se Ensucian Los Objetos Caseros

Mientras diariamente tratamos de mantener nuestras casas limpias, y de lavar platos y ropa, existen ciertas partes o artículos hogareños que tenemos relegados del aseo, no por pereza sino, más bien por ignorancia u olvido. Por eso, hicimos un listado de los lugares u objetos que solemos pasar por alto cuando limpiamos y algunas recomendaciones para mantenerlos libres de bacterias.

El Baño

Alfombra del Baño
 
A nadie le gusta salir de la ducha o bañera y pisar el piso frio y resbaladizo. Es por eso que usamos una alfombrita para el baño. El problema es que, al ser un objeto de uso cotidiano, el agua absorbida no logra evaporarse por completo y se genera un ambiente húmedo, perfecto para la reproducción de bacterias y moho.
 
Lo que debemos hacer: Reemplazar la alfombra del baño por lo menos una vez por semana y lavarla en agua caliente con lavandina (a menos que la etiqueta indique lo contrario). Es también recomendable establecer un lugar separado para el colgado de la alfombra del baño, para que pueda secarse rápidamente una vez lavada. Y finalmente, intentar desinfectar el piso del baño cada vez que cambiemos la alfombrita. 
 
 
El Canasto de Ropa Sucia
 
Debido a que tiramos toda la ropa sucia dentro del canasto,  no nos deberíamos sorprender al descubrir que este es uno de los objetos más sucios de la casa. 
 
Lo que debemos hacer: Utiliza una bolsa de tela como revestimiento para el cesto (lava el forro junto con la ropa). Si usas una bolsa de plástico, cualquier desinfectante ayudara, solo recuerda no usar alguno que destiña, como la lavandina.
 
Cepillos de Dientes
 
Varios estudios realizados demuestran que cuando cepillamos el inodoro, pueden saltar bacterias de materia fecal al aire, por lo tanto, si el cepillo de dientes se encuentra cerca del inodoro, existe una gran posibilidad de que parte de esa desagradable bacteria llegue a contaminarlo.
 
Lo que debemos hacer: Enjuagar el cepillo de dientes cuidadosamente antes de ser usado y déjarlo que se seque completamente. Reemplaza el cepillo cada tres o cuatro meses. Si deseas darle una limpieza profunda, puedes colocar tu cepillo en la maquina lavadora de platos, es muy efectivo.
 
Toallas
 
Aunque el objetivo de tomar una ducha es estar limpio, si reusamos toallas húmedas, seguramente nos volveremos a ensuciar. Cuando nos frotamos la toalla no sólo secamos el agua del cuerpo, sino que también removemos piel muerta y bacterias, por lo que si la toalla no está seca, se encontrará llena de bacterias.
 
Lo que debemos hacer: Cambiar la toalla una vez por semana y dejarla secar completamente cada vez que la usamos.  Si la toalla tiene aunque sea un poco de olor a humedad, cámbiala inmediatamente.
 
Maquillaje y Brochas de Maquillaje
 
Aunque usar maquillaje no debería enfermarnos,  investigaciones actuales nos indican lo contrario. En un estudio reciente descubrieron que después de 3 meses de uso un 40% de tubos de rímel estaban plagados de bacterias y hongos.
 
Lo que debemos hacer: Reemplazar todo el kit de maquillaje para ojos cada tres meses. Las lociones y bases liquidas deben ser tiradas cada seis semanas y, finalmente, labiales y limas de uñas deben ser reemplazadas cada dos años.
 
Lentes de Contacto
 
Estudios recientes han demostrado que hasta un 80% de los estuches de los lentes de contacto están contaminados con bacterias sin importar el método que se utilice para limpiarlos.
 
Lo que debemos hacer: Limpiar el estuche cada vez que lo usamos y reemplazarlo una vez al mes. Si utilizas un limpiador con agua oxigenada, asegúrate de colocar una solución fresca en el estuche antes de volver a usarlo. También puedes considerar el usar lentes descartables diarios en lugar de los de meses o semanas.
 
La Cocina
 
Botones, Perillas, Manivelas
 
Al cocinar, generalmente estamos en contacto con cosas como pollo crudo, trozos de frutas y verduras sucias mientras los preparamos. Como no siempre nos damos cuenta de lavarnos las manos cada vez que tocamos algo, podemos tranferir bacterias a las distintas manivelas y perillas  de la cocina.
 
Lo que debemos hacer: Usar desinfectante en todas las superficies de la cocina que usamos frecuentemente, especialmente antes y después de preparar comida (Hazlo más sencillo, teniendo toallitas desinfectantes en algún cajón de la cocina).
 
 
Esponjas
 
Las esponjas son el hábitat perfecto para el crecimiento de bacterias: son porosas, húmedas, oscuras, y en ocasiones les quedan restos de comida.
 
Lo que debemos hacer: Utilizar jabón para platos y esponjas anti bacterias todos los días. Desinfectar la esponja por lo menos una vez a la semana calentándola en el microondas al máximo por dos minutos. (Este método demostró matar el 99% de las bacterias).
 
Tablas de Picar
 
La mayoría de los ingredientes de la comida pasan por la tabla de cortar de alguna forma u otra, convirtiéndola en un caldo de cultivo de hongos y bacterias. Los investigadores aún están discutiendo si son mejores las tablas de madera o las de plástico. Aunque las segundas son más fáciles de limpiar, cuando fueron usadas por un tiempo, se vuelven realmente difíciles de limpiar debido a las pequeñas grietas que se les forman. Las de madera absorben bacterias hacia el centro, pero no se sabe con certeza si la bacteria vuelve a la superficie.
 
Lo que debemos hacer: Lavar regularmente las tablas de plástico en la lavadora de platos o tirarle agua hirviendo. Las tablas de madera pueden ser puestas en el microondas, pero con cuidado. ya que a veces pueden prenderse fuego. Déjala secar completamente con aire antes de guardarla y finalmente, asegúrate de cambiar las tablas de la cocina frecuentemente.
 
Máquinas de Café
 
Aunque sabemos que el café tiene propiedades antibacterianas, no sucede lo mismo con las maquinas que utilizamos para prepararlo. El depósito de agua y los tubos internos son oscuros y húmedos, generando un hábitat propicio para el crecimiento de bacterias y hongos.
 
Lo que debemos hacer: Utilizar la misma proporción de agua y vinagre blanco para limpiar la máquina, por lo menos una vez por mes. Dejar que la mezcla corra por la máquina y luego de una hora apagarla. No hay que olvidar limpiar profundamente la jarra.
 
Mientras Estamos en Movimiento
 
Auriculares
 
Sin importar el tipo, el uso de auriculares durante un período de una hora triplica la producción de bacterias en la oreja, de las cuales muchas terminan migrando hacia los auriculares.
 
Lo que debemos hacer: Si los auriculares son de goma y removibles, los podemos sumergir en una solución de agua y vinagre blanco por 15 minutos, luego remojarlos en agua por 10 minutos y dejarlos secar. Si no son removibles, podemos usar una suave mezcla de jabón y agua en las partes plásticas, luego usar un cepillo de dientes para remover la pelusa de las rejillas.
 
Teléfonos Celulares
 
¡Los teléfonos celulares son realmente asquerosos!
Los investigadores comprobaron que 1 de cada 6 teléfonos alberga bacterias fecales.
 
Lo que debemos hacer: Apagar el teléfono y limpiarlo con un trapo con desinfectante una vez por semana.
 
 
Llaves
 
Las llaves con un elemento necesario en la vida de todos los seres humanos. Las usamos para abrir la casa, o el auto, y las cargamos para todos lados, pero... ¿alguna vez nos molestamos en limpiarlas?
 
Lo que debemos hacer: La mayoría de las llaves están hechas de metal cosa que las provee de un grado de protección anti bacteria. Aun así, cada tanto podemos lavarlas con un poco de jabón para platos y también se verán mejor.
 
Bolsos de Mano
 
Aunque muchas mujeres no pueden salir de su casa sin su bolso de mano, estudios recientes demostraron que, a pesar de ser muy útiles, estos objetos son la tercera cosa más sucia que una mujer puede tocar en el día. En el 25% de los bolsos testeados por los investigadores se encontraron bacterias de E. Coli.
 
Lo que debemos hacer: Limpiar regularmente el bolso de mano y no apoyarlo en superficies sucias (como el piso del baño). Los bolsos de cuero deben ser limpiados con toallitas desinfectantes, una vez por mes, los lavables deben ser puestos en el lavarropas una vez por semana.
 
 
Calzado
 
Los zapatos huelen mal por causa de las bacterias y los hongos, y tambien ha sido demostrado que las suelas transportan gérmenes al interior de las casas limpias. 
 
Lo que debemos hacer: Utiliza spray desinfectante en las partes interiores del calzado y considera el evitar que se entre a la casa con zapatos puestos, de otra manera, no hay mucho más que se pueda hacer.
 
Bolso del Gimnasio
 
Los aparatos del gimnasio entran en contacto con mucha gente durante el día, y cuando los usamos nosotros, todo tipo de bacterias son transferidas a nuestras manos y ropa. Después de una buena ducha, tiramos la ropa usada en el bolso y ahí es donde comienza el problema; la humedad del sudor empapa el interior oscuro del bolso y lo convierte en un invernadero para los gérmenes.
 
Lo que debemos hacer: Colocar la ropa usada y húmeda en una bolsa plástica sellada. Airear el bolso entre uso y uso y límpialo en el interior con toallitas desinfectantes. Lavarlo con el agua más caliente que se pueda en el lavarropas una vez por semana.
 
Botella de Agua
 
Es importante mantenerse hidratado, eso es claro, pero las bacterias del E. Coli, pueden pegarse en el interior de las botellas de plástico si no son lavadas con regularidad. Estudios recientes demostraron que el agua en el interior de las botellas, que no son propiamente lavadas, es tan sucia que no es apta para el consumo.
 
Lo que debemos hacer: Las botellas con un pico grande son más fáciles de lavar, y las que son de un material duro no se romperán mientras son lavadas. A demás, se puede enjuagar la botella con una solución de agua y lavandina una vez por semana.
 
Colchoneta de Yoga
 
Al igual que otros instrumentos deportivos comunitarios, las colchonetas de yoga son asquerosas. Es sabido que los luchadores de sumo se han pescado enfermedades infecciosas, lombriz solitaria e incluso herpes. Los médicos han advertido que hay un aumento de propagación de verrugas y pie de atleta en las personas que practican yoga.
 
Lo que debemos hacer: Llevar su propia colchoneta. Mantenerla limpia usando siempre el mismo lado tocando el suelo. También es útil poner una toalla sobre la colchoneta para que absorba el sudor. Después de ser usada debe ser lavada y colgada para que los dos lados sequen completamente.
 
El Salón de la Casa
El Control Remoto
 
En una investigación realizada en un hospital, encontraron que los controles remotos se encontraban tres veces más sucios que cualquier otro objeto en la habitación. Otra investigación, demostró que la mitad de los controles remotos albergan bacterias resistentes a los antibióticos.
 
Lo que debemos hacer: Limpiar los controles con desinfectantes o con toallitas anti bacterias regularmente.
 
En la Habitación
 
 
Almohadas y Almohadones
 
Los almohadones, así como se los ve, suaves, esponjosos y cómodos, guardan un terrible secreto. Algunos contienen hongos inflamatorios que dan alergias, sin mencionar toda la saliva, sudor y piel muerta que absorben mientras dormimos.
 
Lo que debemos hacer: Comprar cobertores antialérgicos y limpiar las almohadas de acuerdo a las instrucciones en la etiqueta por lo menos una vez por mes.
 
Sabanas
 
Si pensábamos que las almohadas eran bastante sucias, consideremos que sólo nuestra cabeza se apoya en ellas. El resto de nuestros cuerpos se recuestan en las sabanas, por lo que la cantidad de piel y sudor en ellas es mucho grande.
 
Lo que debemos hacer: Lavar y secar las sabanas en el programa de mayor calor del lavarropas y si son blancas, ponrles también lavandina. Un lavado con agua caliente y lavandina también limpiara el lavarropas. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: