header print

¡Nunca Olvides De Limpiar Estos 15 Objetos!

A todos nos gusta vivir en un hogar libre de bacterias, gérmenes, moho, hongos y otros agentes contaminantes. Sin embargo, existen algunos rincones y objetos que requieren de limpieza constante pero muchas veces suelen pasar desapercibidos. Si quieres mantener tu casa libre de gérmenes y suciedad, no te olvides de incluir estos 15 objetos en tu lista de limpieza. 

1- Cepillos de dientes

Limpieza

¿Sabías que tu cepillo de dientes está infestado con cientos de bacterias incluso luego del primer uso? Para limpiarlo y asegurarte de que tu cepillo no esté lleno de gérmenes, sumérgelo en un recipiente con vinagre o vodka durante 15 o 20 minutos, y luego enjuágalo con agua tibia.

2- Porta cepillo de dientes

Limpieza

Luego de haber limpiado tu cepillo de dientes, debes asegurarte de guardarlo en un recipiente limpio. Un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts en el año 2011 descubrió que los porta cepillos de dientes son el tercer objeto más sucio en un hogar. Para limpiar este recipiente, enjuágalo con agua caliente y sécalo con un trapo limpio. Si los rincones internos son difíciles de alcanzar, utiliza un cepillo destapacañería. Una vez que hayas removido todos los rastros de pasta dental o suciedad, llena el recipiente con enjuague bucal y déjalo actuar durante dos minutos. Luego, enjuaga y vuelve a secar.

3- Filtro de la aspiradora

Limpieza

Si la aspiradora libera un olor desagradable al ser encendida, es posible que el filtro esté necesitando una limpieza. Debido a que reemplazar esta pieza puede costarte bastante dinero, la mejor opción es limpiarla utilizando el lavavajillas. Primero, asegúrate de remover la mayor cantidad de pelusas y suciedad de forma manual, y luego coloca el filtro dentro del lavavajillas. Si no tienes este artefacto en tu casa, también puede lavarlo de forma manual. 

4- Teléfonos celulares

Limpieza

Al llevarlos con nosotros en todo momento y lugar, los teléfonos celulares suelen ser un foco importante de bacterias. Para limpiar este dispositivo, utiliza un trapo suave humedecido con una pequeña cantidad de limpiador multiuso. Luego, utiliza un retaso de tela humedecido en alcohol para limpiar el micrófono y los parlantes. 

5- Cortinas de ducha y alfombras de baño

Limpieza

La mayoría de las personas no tiene la costumbre de lavar las cortinas y la alfombra del baño de forma frecuente. Sin embargo, al prosperar en ambientes cálidos y húmedos, las bacterias crecen rápidamente en este tipo de objetos. Si quieres realizar una limpieza profunda, lava la alfombra y la cortina en la máquina, en un ciclo suave, junto con una taza de bicarbonato de sodio. 

6- Control remoto

Limpieza

Para la mayoría de las personas, el control remoto no es un objeto que necesite ser limpiado a diario. Sin embargo, te sorprenderás al descubrir la cantidad de gérmenes y bacterias que estos pequeños dispositivos pueden alojar. Para limpiar el control remoto, comienza removiendo las baterías y, con la ayuda de un cepillo de dientes en desuso, limpia todos los rincones entre los botones. Luego finaliza la limpieza con un trapo humedecido en una solución preparada con partes iguales de agua y alcohol.

7- Acolchados

Limpieza

Los cambios de estación son el momento ideal para limpiar los acolchados, de manera de remover cualquier rastro de suciedad y sudor acumulado durante el invierno. Debido a su gran tamaño, la mayoría de las máquinas lavadoras y secadoras no cuentan con el espacio suficiente para colocar un acolchado. Sin embargo, con la ayuda de un trapo humedecido en agua y  un líquido quitamanchas podrás limpiar las zonas más afectadas de tu acolchado sin ningún problema.

8- Almohadas

Limpieza

Las almohadas y almohadones son uno de los hogares favoritos de los ácaros del polvo. 

Relleno sintético – Aunque las almohadas de relleno sintético pueden ser lavadas a máquina, asegúrate de leer las instrucciones detalladas en la etiqueta antes de comenzar el lavado. 
Almohadas de espuma viscoelástica o plumas – Para la limpieza de este tipo de almohadas, sigue las instrucciones detalladas en el punto 7.

9- Esponja de lufa

Limpieza

Al contener restos de piel muerta, las esponjas suelen proporcionar u ambiente ideal para el crecimiento y propagación de gérmenes y bacterias. Para limpiarla, sumérgela en un recipiente con agua y ¼ taza de lejía. Déjala en remojo durante 5 minutos y luego enjuágala con agua tibia. 

10- Pantalla de lámparas

Limpieza

Aunque muchas pantallas de lámpara pueden limpiarse con la ayuda de un trapo húmedo o una aspiradora, aquellas que poseen materiales más delicados requieren otro tipo de limpieza. Prepara una solución con una parte de agua y 4 partes de jabón, y mézclala hasta formar abundante espuma. Luego, aplica la espuma obtenida sobre la pantalla y retira el excedente con un trapo seco. 

11- Termos

Limpieza

Si te olvidaste el termo en el auto por varios días, lo más probable es que un simple enjuague no sea suficiente para deshacerte de los gérmenes y bacterias. Para realizar una limpieza profunda, vierte agua hirviendo dentro del termo y déjalo tapado durante toda la noche. Por la mañana, enjuaga con agua tibia. También puedes llenarlo con una mezcla de agua caliente y bicarbonato de sodio, y dejarlo en remojo durante algunas horas antes de enjuagar. 

12- Cubetas para hielo

Limpieza

Luego de varios usos, las cubetas para hielo suelen ser cubiertas por una capa de depósitos minerales provenientes del agua. Para limpiar este objeto, déjalo en remojo dentro de un recipiente con partes iguales de agua y vinagre, durante dos horas. 

13- Escurridor

Limpieza

Aunque el escurridor es un objeto que utilizamos a diario, en raras ocasiones lo limpiamos. La mejor forma de limpiarlo es sumergiéndolo dentro de la pileta del lavabo, con un ¼ de lejía por cada litro de agua. Deja el escurridor en remojo durante 20 minutos y luego utiliza un trapo limpio para remover cualquier rastro de suciedad. 

14- Juguetes de baño

Limpieza

Si a tus hijos les encanta jugar con muñecos de plástico mientras se bañan, debes asegurarte de limpiarlos de forma frecuente, ya que estos objetos tienden a desarrollar moho y otros gérmenes. Pata limpiarlos, sumérgelos dentro de un recipiente con dos litros de agua y ½ taza de vinagre, durante una hora. Luego, enjuágalos y déjalos secar.

15- Sillas de bebes

Limpieza

Aunque la mayoría de los padres nos encargamos de limpiar la silla de nuestro bebe, muchas veces nos olvidamos de las correas. Para proteger la salud de nuestros hijos y asegurarnos de que este objeto esté completamente limpio, utiliza una mezcla a base de bicarbonato de sodio y lejía y, con la ayuda de un cepillo de dientes viejo frota las correas de la silla hasta eliminar todas las manchas. Luego, enjuaga la silla entera.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: