maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

11 Síntomas De Una Mala Circulación Sanguínea

 La buena circulación sanguínea es importante para una buena salud general, ya que la sangre transporta oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo. Por lo tanto, si tu sistema circulatorio no funciona correctamente, comenzarás a experimentar una serie de síntomas negativos.
A continuación describiremos algunos de los signos a tener en cuenta que podrían indicar que tu sistema circulatorio no está funcionando con una eficiencia óptima.

 


1. Angina o estrechez en el pecho

mala circulación

Naturalmente, tu corazón sufre cuando la circulación es pobre. No obtienes la sangre que necesitas para funcionar correctamente. Si sientes una presión sobre el pecho o una sensación de tensión, esto podría ser angina. Este es un síntoma serio, y deberías consultar a un profesional de la salud de inmediato, ya que también podría ser un signo de inminente ataque al corazón.

2. Entumecimiento en las extremidades

Si experimentas una sensación de hormigueo en las manos, los pies o la parte inferior de las piernas y los antebrazos, es una señal de que no estás recibiendo el flujo de sangre adecuado en las extremidades. Si de repente experimentas esta sensación en tu brazo izquierdo, es un signo de un posible ataque al corazón. Busca ayuda médica lo antes posible.

3. Ulceración de la piel en las piernas inferiores

La falta de circulación en las extremidades también puede causar que la piel de la parte inferior de las piernas, el tobillo y los pies desarrolle llagas y erupciones inflamadas.

4. Manos y pies fríos

mala circulación

Además de entumecimiento y hormigueo en las extremidades, también encontrarás que la circulación deficiente causa manos y pies fríos. Esto se debe a que no estás recibiendo suficiente sangre caliente en las extremidades y porque tu cuerpo ha entrado en modo de conservación, lo que hace que enfoque la calidez en las partes importantes del cuerpo para mantenerte con vida.

5. Venas varicosas

Cuando el sistema circulatorio lucha para administrar sangre al cuerpo, las venas pueden estresarse e hincharse. Esto se manifiesta como venas grandes y con frecuencia dolorosas en las piernas.


6. Piel, cabello y uñas secos

Un buen flujo sanguíneo ayuda a mantener el crecimiento saludable del cabello, las uñas y la piel. Si tu piel, cabello y uñas están en mal estado, incluso con el mejor tratamiento externo, es una señal de que no están obteniendo los nutrientes e hidratación necesarios de una buena circulación sanguínea.

 

7. Disminución del apetito

mala circulación

Si no encuentras la comida tan atractiva, es posible que tu tracto digestivo no esté recibiendo suficiente sangre para funcionar correctamente. El tracto digestivo necesita un flujo sanguíneo abundante para soportar el peristaltismo y para transportar nutrientes por todo el cuerpo. Un flujo sanguíneo deficiente afecta a tu función digestiva e impacta negativamente en el metabolismo.

8. Dificultades digestivas

Además del poco apetito, la falta de flujo de sangre al sistema digestivo hace que la comida se digiera de manera incorrecta e inadecuada. Si experimentas síntomas como heces blandas, náuseas y/o reflujo ácido, podría ser una indicación de mala circulación sanguínea. Deberías ver a tu médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

9. Enfermas frecuentemente

Tu sistema inmune depende de un sistema circulatorio saludable. Si la circulación de tu sangre es pobre, el cuerpo no puede beneficiarse de las vitaminas y minerales que consumes. Esto conducirá rápidamente a un debilitamiento del sistema inmune y enfermedades frecuentes como resfriados y gripe.

10. Fatiga excesiva y frecuente

mala circulación

Un sistema circulatorio lento no proporciona a los músculos el oxígeno y los nutrientes necesarios para mantener niveles adecuados de energía. A medida que tu metabolismo disminuye, es probable que te sientas letárgico y perezoso.

Esto se debe a que tu cuerpo intenta ajustarse a un nivel reducido de nutrición al caer en un modo de conservación. Este es un mecanismo destinado a conservar energía en tiempos de escasez. Por lo tanto, cuando esto sucede, no tendrás la energía para llevar a cabo las actividades diarias.

11. Pensamientos nublados

Tu cerebro necesita un buen flujo de sangre para funcionar correctamente. Si descubres que no estás pensando con claridad o quete estás volviendo olvidadizo, podría significar que el cerebro no está recibiendo suficiente sangre, oxígeno y nutrientes.

 

Fuente: naturalsolutiontoday
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis