header print

Malos Hábitos Que Aumentan El Colesterol

 Si tu médico te dice que tienes colesterol alto, significa que los niveles de LDL (colesterol malo) se están acumulando y pueden causar obstrucciones en las arterias. Unos niveles de colesterol saludables en un análisis de sangre es menos de 200 mg / dl.

 
La dietista Sarah-Jane Bedwell, dice que: "si bien se solía pensar que comer alimentos ricos en colesterol elevarían los niveles de colesterol en la sangre, ahora sabemos que consumir demasiadas grasas saturadas y no suficientes grasas insaturadas y saludables para el corazón es lo que en realidad afecta más los niveles de colesterol en la sangre".

Comer alimentos que tienen grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas puede ayudar a prevenir y controlar los altos niveles de colesterol LDL y triglicéridos malos, al tiempo que aumenta los niveles de colesterol HDL. Un poco de aceite de oliva en vegetales y ensaladas es una gran fuente de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

A continuación tienes 7 señales de que no estás obteniendo suficientes grasas buenas en tu dieta:

 
1. Eliges el filete más gordo del menú
malos hábitos alimenticios

¿Eres culpable de pedir siempre las costillas? Si es así, cambia a un corte de carne que sea mucho mejor para tu corazón. Para reducir los niveles de grasas saturadas que estás consumiendo, busca cortes magros de carne. Las palabras clave que debes buscar aquí son "lomo", "solomillo" o "ronda".

Si estás cocinando un bistec en casa, recorta tanta grasa como puedas antes de cocinar y vierte la grasa derretida después de cocinar. Asar, hornear, hervir y guisar son formas más saludables de preparar carne. Además, también es una buena idea evitar la carne de órganos, como el hígado y el riñón, ya que estos tienden a ser altos en colesterol.

 

2. No comes pescado

Ciertos tipos de pescado, como el salmón, la caballa, el arenque y la trucha, contienen niveles más altos de ácidos grasos omega-3, grasas buenas que no afectan los niveles de colesterol LDL. Los ácidos grasos Omega-3 también ayudan a aumentar el colesterol bueno. Disminuyen los triglicéridos, un tipo de grasa en la sangre y la presión arterial.

Trata de consumir una porción de 3,5 onzas de pescado por lo menos dos veces por semana, preferiblemente las más altas en ácidos grasos omega-3.

 
3. Tu única fuente de productos lácteos es la leche del café
malos hábitos alimenticios

Aumentar la cantidad de calcio en tu dieta puede aumentar el colesterol HDL y disminuir las concentraciones de colesterol LDL. Los productos lácteos son la mejor fuente de calcio con los quesos duros que tienen los más altos niveles de concentración. Por lo tanto, debes incorporar leche, queso y yogur bajos en grasa o descremados como parte de tus comidas y refrigerios.


4. Te encantan los alimentos fritos, los productos horneados y los alimentos envasados

La mayoría de estos alimentos contienen grasas saturadas, lo que puede aumentar los niveles de colesterol malo y reducir los niveles de colesterol bueno. Incluso si buscas grasas saturadas en la etiqueta nutricional, de acuerdo con las reglas de etiquetado de algunos paises como EE. UU., si un alimento contiene menos de 0,5 gramos por porción, puede etiquetarse como 0 en el empaque. Por lo tanto, si comes tres porciones de un alimento que es "libre de grasas", aún podrías consumirlas.

En lugar de comer estos alimentos, es mejor que comas productos horneados en casa. Si lo haces, puede eliminar los aceites y la margarina y reemplazarlos por puré de manzana sin azúcar o puré de plátanos.

5. Tu dieta carece de fibra soluble

Si tus niveles de LDL ya son altos, come alimentos que sean ricos en este tipo de fibra, como frijoles, lentejas, avena, frutas, cereales integrales y vegetales que pueden ayudar a reducir los niveles. Estos alimentos se unen al colesterol y ayudan a eliminarlo de tu cuerpo.

6. Crees que los batidos de proteínas son solo para fanáticos del CrossFit
malos hábitos alimenticios

La proteína de suero podría tener algunos de los mismos beneficios para la salud de los lácteos. En un estudio, cuando el grupo analizado consumió proteína de suero de leche como suplemento, redujo tanto el colesterol LDL como el colesterol total. Puedes encontrar polvo de proteína de suero en tiendas de suplementos, farmacias y en Internet.

7. Bebes demasiado

Beber demasiado alcohol puede aumentar el colesterol. Los hombres no deben tomar más de dos bebidas alcohólicas por día, y las mujeres una.

 

Fuente: rd
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: