header print

¿Tienes Siempre Las Manos y Los Pies Fríos? Lee Este Post

  Las manos y los pies fríos son una queja muy común. En algunos casos las extremidades frías señalan problemas de salud importantes: enfermedad arterial periférica (un problema circulatorio común en el cual las arterias estrechas reducen el flujo sanguíneo), lupus (varias condiciones marcadas por inflamación de la piel), artritis reumatoide...
 
Aunque lo más frecuente es que las manos y los pies fríos sean simplemente una muestra de circulación pobre en individuos sanos. Para descartar que se trate de una condición más grave, prueba estos 7 remedios naturales que mejoran la circulación.
 
1. Chocolate Negro
El chocolate negro es rico en antioxidantes; tanto es así que investigadores en Italia informaron que dichos antioxidantes aumentan el flujo sanguíneo a los brazos y las piernas. Sucede por la activación de productos bioquímicos que ayudan a ampliar las arterias.
En la investigación se estudiaron pacientes con mala circulación sanguínea. Encontraron que después de comer chocolate negro, los sujetos mostraron niveles aumentados de óxido nítrico (gas que ensancha las arterias y mejora el flujo sanguíneo).
2. Ginkgo Biloba
Los compuestos de la hoja de gingko biloba (o árbol de los cuarenta escudos) dilatan los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, aumentando temporalmente el flujo sanguíneo a las extremidades. Se puede tomar como un suplemento dietético para ayudar a mantener las manos y los pies calientes.
3. Vino (o bebidas alcoholicas)
Beber una copa de vino (o cualquier otra bebida alcohólica) al día es una solución rápida para mantener las manos y los pies calientes. El alcohol dilata los vasos sanguíneos y ayuda a que la sangre llegue a las extremidades más fácilmente, especialmente a través de los vasos en las manos y los pies. Una excelente combinación sería tomar un vaso de vino tinto con un poquito de chocolate negro por la noche.
 
4. Ejercicio
De 30 a 45 minutos de ejercicio diario, especialmente una caminata o saltar a la cuerda, harán que tu sangre fluya, asegurándote unas extremidades calientes.
Pero si después del ejercicio, las manos y los pies vuelven a estar fríos, trata de girar los brazos en movimiento espiral y lo mismo con las piernas (en bicicleta) - 5 minutos por ejercicio. Ambos son acciones simples que hacen fluir la sangre, calentando el cuerpo rápidamente.
5. Comida Picante
Asegúrate de consumir pimientos, cebollas, ajo y especias como curry y la pimienta de cayena - todas ellas mejoran la circulación sanguínea. Estos alimentos picantes también alivian los dolores musculares que sentimos después de hacer ejercicio.
6. Masajes
Los masajes pueden hacer maravillas por tu flujo sanguíneo, ya que la sangre se atasca en nudos dentro de los músculos. Se trata de estimulas la sangre 'atrapada' y permiten que se mueva libremente a través del cuerpo. Tirar y apretar los músculos durante un masaje elimina el ácido láctico de los músculos, mejorando la circulación sanguínea.

7. Hidratación
La mejor manera de combatir una mala circulación sanguínea es mantenerse hidratado. Lleva contigo una botella de agua cuando salgas, asegurándote de que estás continuamente hidratado.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: