header print

¿Qué Es El Bazo y Cómo Cuidar Este Órgano Adecuadamente?

El Redactor: Jessica Q. R.
 El bazo es una parte importante de tu cuerpo, pero muchas personas ni siquiera saben qué es o dónde está ubicado. De hecho, muchos de nosotros podemos pasar toda nuestra vida sin ni siquiera pensar en ello. Este pequeño órgano se encuentra en el lado izquierdo de su abdomen debajo de la caja torácica. Pesa alrededor de 6 onzas (170 g) en adultos sanos y se parece a una esponja violeta del tamaño de un puño con agujeros. Dado que está escondido debajo de la caja torácica, el bazo generalmente no se siente en el examen. Sin embargo, si tu bazo se agranda, es posible que deba tratarse o extirparse quirúrgicamente.
¿Qué hace el bazo?
Una Guía Informativa Sobre El Bazo Estructura Del Bazo
Fuente de la imagen: Wikimedia.commons

El bazo tiene algunas funciones vitales:
  • Su función principal es filtrar o eliminar la "basura" del torrente sanguíneo. Lo hace eliminando los desechos celulares y eliminando las células sanguíneas viejas, malformadas o dañadas.
  • El bazo contiene glóbulos blancos que combaten las infecciones, llamados linfocitos, así como anticuerpos que ayudan al cuerpo a combatir los gérmenes invasores en la sangre, incluidas las bacterias o los virus. Esto hace que el órgano sea crucial para la respuesta de nuestro sistema inmunológico.
  • El bazo afecta el nivel de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas.
  • Mantiene los niveles de líquido en tu cuerpo.
  • Además de contener glóbulos blancos, el bazo también almacena glóbulos rojos y plaquetas.
  • El bazo también se encarga de analizar la calidad de nuestros glóbulos rojos. Entonces, por ejemplo, si un glóbulo rojo está dañado o no puede moverse correctamente a través del sistema sanguíneo, el bazo lo elimina de la circulación. Además, si el bazo encuentra algo en los glóbulos rojos que no debería estar allí, lo elimina.

Condiciones que afectan el bazo

Si tu bazo no funciona correctamente, corres un mayor riesgo de infectarse con bacterias. Además, puede sufrir determinadas afecciones médicas. Para empezar, puede comenzar a eliminar células sanguíneas sanas, lo que puede provocar anemia o un mayor riesgo de infección debido a una cantidad reducida de glóbulos blancos.

Algunas de las otras afecciones que causan un agrandamiento del bazo incluyen:

Enfermedad de células falciformes: con la enfermedad de células falciformes, un grupo de trastornos, los glóbulos rojos se deforman y quedan atrapados en el bazo. Esto finalmente hace que el bazo se expanda. Si más y más glóbulos rojos siguen atrapados en el órgano, seguirá creciendo. Esto puede provocar anemia.
Una Guía Informativa Sobre El Bazo Enfermedad de células falciformes
Los glóbulos rojos falciformes también dañan los tejidos del bazo e interrumpen sus funciones normales. Las personas con esta enfermedad, por lo tanto, tienen un mayor riesgo de infección.
Esferocitosis hereditaria: es una afección que afecta a los glóbulos rojos. Las personas con esferocitosis hereditaria experimentan una escasez de glóbulos rojos, ya que el bazo los destruye antes de lo normal. Las mutaciones genéticas que provocan la deformación de los glóbulos rojos se denominan esferocitos que se extraen de la circulación y se envían al bazo para su extracción. Cuando esto sigue sucediendo, provoca una escasez de glóbulos rojos y demasiados en el bazo.
Cáncer: el bazo es el órgano linfático más grande del cuerpo y está rodeado por una cápsula de tejido conectivo. También puede estar relacionado con linfomas o cáncer del sistema linfático, así como con cánceres de la sangre como la enfermedad de Hodgkin y la leucemia.
Talasemia: el bazo ayuda a producir glóbulos antes del nacimiento. En las personas con talasemia, un trastorno sanguíneo hereditario, la médula ósea no puede producir glóbulos rojos con normalidad. Esto hace que el bazo se agrande para producir más glóbulos rojos.
Infecciones bacterianas, virales y parasitarias: si el bazo no funciona correctamente, corres un mayor riesgo de contraer infecciones bacterianas, virales y parasitarias. Esto se debe simplemente a que el bazo es responsable de eliminar las bacterias dañinas de la sangre. En muchas infecciones virales, el bazo se agranda, lo que puede causar infecciones como sífilis, tuberculosis, endocarditis, mononucleosis (mono) y malaria.

Bazo agrandado

Una Guía Informativa Sobre El Bazo Bazo normal y bazo agrandado

Fuente de la imagen: tusaude.com

El bazo puede agrandarse (una condición llamada esplenomegalia) si no puede filtrar la sangre tan eficientemente como solía hacerlo. Esto ocurre principalmente debido a diversas afecciones o enfermedades médicas que hacen que las células sanguíneas se descompongan demasiado rápido, como cirrosis, leucemia o artritis reumatoide.

Un bazo agrandado atrapa una cantidad excesiva de glóbulos y plaquetas y también puede comenzar a destruir glóbulos rojos sanos. Esta afección puede provocar una reducción significativa de las células sanguíneas y las plaquetas sanas en la sangre a medida que el bazo se obstruye.

Un agrandado no siempre muestra síntomas al principio. Pero debe estar atento a estos signos:
 

* Sensación de malestar o dolor detrás de las costillas izquierdas.

* Sentirte demasiado lleno rápidamente sin comer demasiado. Esto sucede porque un bazo agrandado puede presionar el estómago.

* Infecciones frecuentes.

* Fatiga o anemia.

* Sangrado fácil
 

Si se agranda demasiado sin ser detectado, el bazo puede dañarse o romperse tras un fuerte golpe en el abdomen. Esto puede causar un dolor agudo detrás de las costillas izquierdas y necesitará que le extirpen el bazo.
Artículo relacionado: Guía Completa Sobre La Cirrosis

Cómo tratar un bazo agrandado

Una Guía Informativa Sobre El Bazo Imagen 3D del bazo

Tu médico a menudo puede saber si tiene un bazo agrandado tocando el área alrededor de tu abdomen. Un análisis de sangre, una tomografía computarizada o una resonancia magnética verificarían el diagnóstico.

Si te diagnostican agrandamiento del bazo, es probable que primero te administren antibióticos para tratar la afección subyacente que puede haber causado el problema. Sin embargo, una infección grave puede no responder a los antibióticos y puede provocar inflamación y acumulación de pus. En tal escenario, es posible que sea necesario extirpar el bazo. La cirugía también puede ser necesaria si los médicos no pueden determinar la causa del agrandamiento del bazo.

La cirugía para extirpar el bazo se llama esplenectomía. A veces, solo se puede extirpar parte del bazo si es necesario, lo que se denomina esplenectomía parcial. La recuperación de esta cirugía suele tardar entre cuatro y seis semanas.

¿Puedes vivir sin tu bazo?

Una Guía Informativa Sobre El Bazo Hombre con molestias en el bazo

Una vez que te extirpan el bazo, quedas con un sistema inmunológico comprometido y tienes un mayor riesgo de contraer infecciones bacterianas. ¿Eso significa que no puedes vivir normalmente sin bazo?

Si bien el bazo es una parte importante del cuerpo, de hecho puede vivir sin su bazo si está dañado por una enfermedad o lesión. El hígado y los ganglios linfáticos se hacen cargo del trabajo del bazo después de que se extrae de tu cuerpo.

Dicho esto, puedes desarrollar ciertas infecciones rápidamente y es probable que tardes más de lo habitual en recuperarte después de enfermarte sin el bazo.

Tu médico puede pedirte que te vacunes contra ciertas infecciones para reducir tu riesgo. Algunos de estos incluyen:

* Influenza

* Meningitis

* Varicela

* Tétanos, difteria y tos ferina

* El sarampión, las paperas y la rubéola

* Neumonía

Si eres un adulto por lo demás sano, puedes llevar una vida normal incluso sin el bazo. Consulta con tu médico para diseñar un plan a largo plazo para mantenerte saludable después de que te extirpen el bazo.

¿Cómo mantener mi bazo saludable?

Actualmente, no hay mucha investigación sobre cómo su dieta puede afectar el bazo. Tampoco hay recomendaciones sobre alimentos específicos que debas evitar para reducir el riesgo de desarrollar un agrandamiento del bazo. Sin embargo, una dieta saludable ayuda a tu salud en general y mantiene robusto tu sistema inmunológico. Por lo tanto, para mantener el bazo y el sistema inmunológico en buena forma, debes hacer ejercicio con regularidad, mantener un peso saludable y beber mucha agua, dicen los expertos en salud. Comer una dieta equilibrada abundante en frutas y verduras también será beneficioso.

Comparte esta publicación con amigos y familiares...

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad