header print

10 Alimentos Que Pueden Ocasionar Intoxicación Alimentaria

El Redactor: Ysabel T. L.

 Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cada año, la intoxicación alimentaria afecta a alrededor de 76 millones de personas en todo el mundo. - unas 5.000 de estas personas mueren. Esto significa que sus probabilidades de sucumbir a una intoxicación alimentaria son bastante escasas, pero aún así lo pasarás bastante mal.

Hay muchas causas diferentes de intoxicación alimentaria, como bacterias, toxinas y productos químicos. Sin embargo, algunos alimentos tienen una mayor posibilidad de enfermarlo que otros. Esto se debe a que estos alimentos en particular tienen un mayor riesgo de crecimiento bacteriano que otros. Por lo tanto, si no se cocinan a una temperatura determinada o no se manipulan o almacenan correctamente, es muy probable que te enfermen.

Una enfermedad transmitida por los alimentos puede tardar días o semanas en desarrollarse, por lo que puede ser complicado encontrar la causa de la enfermedad. Sin embargo, lo que puede ayudar es saber con qué alimentos debe tener mucho cuidado al manipular, almacenar y cocinar. Por lo tanto, siga leyendo para saber qué alimentos tienen más probabilidades de provocarte una intoxicación alimentaria, junto con algunos consejos sobre la mejor manera de limitar su riesgo.
 

Verduras y verduras de hoja

Verduras y verduras de hoja verde intoxicación alimentaria

Dado que las verduras de hoja verde y las verduras a menudo se comen crudas, los contaminantes dañinos que contengan no se eliminarán en el proceso de cocción. Las bacterias como E. coli pueden vivir en el suelo donde crecen las verduras de hoja y pueden contaminarlas fácilmente. Además, los animales salvajes también pueden transferir sustancias nocivas a los alimentos en cualquier momento durante su crecimiento.

Lavar verduras de hoja verde y vegetales no solo reduce el riesgo de presencia de bacterias dañinas, sino también cualquier pesticida químico que pueda estar en los alimentos. Por lo tanto, siempre debes asegurarye de lavar las verduras de hoja verde y las verduras antes de consumirlas.

Leche fresca

Fuera de una granja, no encontrará leche fresca con demasiada frecuencia, pero te recomendamos encarecidamente que no bebas nada si se le ofrece. La leche cruda es leche que no ha sido pasteurizada, lo que significa que no se ha calentado para matar ninguna bacteria dañina. El riesgo de beber leche cruda es que existe una mayor probabilidad de que la leche contenga E. coli, listeria o salmonella. Si se consumen, estas peligrosas bacterias pueden causar una variedad de intoxicaciones alimentarias que pueden poner en peligro la vida.

Huevos

huevos intoxicación alimentaria

Los huevos son una proteína conveniente, versátil y nutritiva y son consumidos por innumerables personas en todo el mundo. Sin embargo, cuando se trata de intoxicación alimentaria, se consideran de alto riesgo, especialmente cuando están crudos o poco cocidos.

Las bacterias pueden contaminar la yema, la clara o la cáscara del huevo. A menudo, un huevo contaminado no se verá, sabrá ni olerá diferente, por lo que es casi imposible de detectar. Muchas comidas populares contienen huevos ligeramente cocidos (o incluso crudos), por lo que tienen un alto riesgo de causar enfermedades transmitidas por los alimentos. Se recomienda que cocines bien todos los alimentos que contienen huevos y evites los alimentos que contienen huevos poco cocidos, como aderezos para ensaladas y mayonesa.

Para disfrutar de los huevos de forma segura, se recomienda que compres huevos limpios y sin cascar. Debes mantenerlos refrigerados a menos de 5 grados Celsius. Además, al romper el huevo, asegúrate de que la yema o la clara no toque el exterior de la cáscara antes de meterlo en el plato.

Estas recomendaciones son muy importantes para personas vulnerables como niños pequeños, ancianos, mujeres embarazadas y cualquier persona que padezca una enfermedad que debilite el sistema inmunológico.

Queso

Staphylococcus aureus es una bacteria común que se puede encontrar en el queso. A menudo se transfiere al queso cuando una persona infectada lo manipula. La bacteria tiene una alta tolerancia a la sal, por lo que el queso es un caldo de cultivo ideal para ella. Además, Staphylococcus aureus es resistente al calor, por lo que cocinar no lo mata.

La mejor manera de evitar que el queso se contamine con esta peligrosa bacteria es almacenarlo a menos de 5 grados Celsius, lavarse las manos antes de manipular el queso y asegurarse de que todas las superficies, utensilios y equipos que toca el queso hayan sido completamente desinfectados.

Brotes

coles intoxicación alimentaria

Los brotes crecen en ambientes cálidos y húmedos que son perfectos para el crecimiento rápido de bacterias. Esto significa que son extremadamente difíciles de mantener limpios. Dado que los brotes generalmente se comen crudos, tienen un riesgo muy alto de causar enfermedades transmitidas por los alimentos, especialmente por salmonela y E. coli.

Si está contaminado, es muy probable que las semillas de los brotes sean el lugar donde se encontrarán las bacterias dañinas. Aunque existen diferentes formas de reducir el riesgo de contaminación, no se garantiza ningún tratamiento para matar todas las bacterias.

Por lo tanto, las personas que son vulnerables a los efectos de las bacterias potenciales (ancianos, mujeres embarazadas, niños y personas con sistemas inmunológicos debilitados) deben mantenerse alejadas de los brotes. Si decides comerlos, es mejor cocinarlos primero para reducir el riesgo de contaminación.

Aves de corral

Las aves de corral crudas y poco cocidas tienen un riesgo extremadamente alto de causar intoxicación alimentaria si no se manipulan correctamente. La bacteria Campylobacter y la salmonella son dos contaminantes comunes de las aves de corral, e incluso pequeñas cantidades pueden enfermar gravemente a las personas. Estas bacterias a menudo contaminan la carne cruda cuando se procesa por primera vez y pueden sobrevivir hasta que mueren a causa de las altas temperaturas.

Aunque estas bacterias viven en las aves de corral crudas, existen algunas formas de reducir el riesgo de contraerlas. Siempre debes asegurarte de que las aves de corral estén completamente cocidas antes de comerlas, ya que esto matará las bacterias dañinas. Además. No debes lavar el pollo crudo antes de cocinarlo, ya que esto solo propagará las bacterias por tu cocina y facilitará la contaminación de otra cosa. Al manipular aves crudas, es muy importante lavar y desinfectar todo lo que la carne cruda toque, incluida la ropa, las tablas de cortar, los utensilios y, especialmente, las manos.

 

Embutidos

embutidos

Las carnes frías y embutidos a menudo son altamente procesados ​​e incluyen perritos calientes, jamón, tocino y salami. El almacenamiento de las carnes frías es muy importante, ya que a menudo no se cocinan antes de consumirlas.

La listeria y otras bacterias peligrosas pueden ingresar a la fábrica de procesamiento y contaminar las carnes después de que se hayan cocinado y antes de que se hayan empacado. Por eso es realmente importante calentar el tocino y las salchichas a al menos 75 grados centígrados durante al menos 3 minutos antes de consumirlos. Además, las carnes frías siempre deben almacenarse por debajo de los 5 grados Celsius para reducir el riesgo de un mayor crecimiento bacteriano.

Todas las carnes conllevan un alto riesgo de causar enfermedades relacionadas con los alimentos si no se preparan y almacenan adecuadamente. Muchas personas prefieren que su carne roja no se cocine completamente, pero esto puede significar que la cantidad de bacterias no se reduce a un nivel seguro. Se aconseja a las personas susceptibles a enfermedades que se aseguren de que todas sus carnes estén bien cocidas; esto incluye a los niños pequeños, las mujeres embarazadas y los ancianos.

Arroz

El arroz, uno de los alimentos más consumidos en el planeta, es un alimento de alto riesgo cuando se trata de intoxicación alimentaria. A menudo puede estar contaminado con bacillus cereus, que puede infectar y vivir en el arroz crudo como esporas. En lugar de deshacerse de las esporas, cocinarlas realmente las activa, y el arroz cocido húmedo es el caldo de cultivo perfecto para las bacterias dañinas. No almacenar correctamente el arroz cocido es uno de los mayores culpables de las enfermedades transmitidas por los alimentos en el mundo.

Mariscos

mariscos

Cuando se trata de intoxicación alimentaria por mariscos, existen muchas enfermedades diferentes. Todo depende del tipo de marisco, si se ha contaminado con una toxina, bacterias u otras sustancias nocivas y las condiciones en las que se ha mantenido el pescado.

El pescado que no ha sido almacenado a la temperatura correcta tiene un riesgo muy alto de contaminarse con histamina, una toxina que puede causar intoxicación por escombroides y no puede ser destruida por las temperaturas normales de cocción.

Los mariscos también pueden causar intoxicación alimentaria, ya que las algas en las que viven los mariscos producen toxinas que pueden acumularse hasta niveles peligrosos. Las enfermedades transmitidas por los alimentos más comunes que pueden causar estas toxinas incluyen intoxicación neurotóxica por mariscos, intoxicación paralítica por mariscos y intoxicación amnésica por mariscos. Cocinar los mariscos no reducirá la toxicidad a niveles seguros, por lo que se recomienda evitar comer mariscos en los países en desarrollo.

Frutas

Sorprendentemente, muchas frutas y bayas crudas tienen un alto riesgo de causar intoxicación alimentaria. La listeria puede crecer en la piel de frutas y verduras y puede causar intoxicación alimentaria si se ingiere.

Los melones también tienen un alto riesgo de causar intoxicación alimentaria, ya que a menudo no se lavan antes de comerlos. Las bacterias dañinas se pueden propagar fácilmente entre frutas durante el proceso de la cadena de suministro. El entorno en el que crecen estos alimentos es un factor importante para su estado de alto riesgo. A menudo se cultivan en condiciones cálidas y húmedas, que son perfectas para que las bacterias se reproduzcan. Lavar bien las frutas y verduras y almacenarlas a una temperatura adecuada antes de consumirlas reducirá el riesgo.

Fuente: foodsafety
Imágenes: depositphotos

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad