header print

5 Vacunas Importantes Para Adultos Mayores

 Las personas de todas las edades se enferman, y los adultos más mayores y los bebés pequeños son especialmente vulnerables a enfermedades potencialmente graves. Vacunarse es una de las mejores maneras de asegurarte de que tú y tus nietos estén lo más protegidos posible. Entonces, ya sea que estés a punto de conocer a tu primer nieto o a tu décimo, aquí hay cinco vacunas que debes consultar con tu médico acerca de recibir de antemano.
 
1. Vacuna contra la influenzavacunas mayores 65

La mayoría de las personas creen que la gripe es un virus estomacal o un resfriado fuerte. Pero es peligroso y puede ser un virus respiratorio fatal. De hecho, entre 12,000 y 56,000 personas mueren debido a la gripe cada año en los EE. UU., Y cientos de miles son hospitalizadas. Si bien es cierto que muchas de estas muertes se dan en aquellos con condiciones médicas preexistentes.

Sin embargo, los individuos sanos no están excluidos de la lista. La gripe es un gran problema, y la vacuna se recomienda para todas las personas mayores de 6 meses de edad, con muy pocas excepciones. Los abuelos especialmente deben vacunarse contra la gripe cada año, no solo para protegerse sino para proteger a los miembros más jóvenes de sus familias. De hecho, hasta que los bebés reciben su primera dosis a los 6 meses, están a merced de quienes los rodean para vacunarse y mantenerlos a salvo.

2. Vacuna contra la tos ferina, alias Tdap

Si tienes un nieto en camino, es posible que ya se te haya pedido que te administres la vacuna Tdap, que puede proteger contra tres enfermedades, incluida la tos convulsa o tos ferina. Esta enfermedad con frecuencia no se diagnostica en los adultos porque, después de la infancia, tiende a tener síntomas más leves.
Muchos adultos mayores no se dan cuenta de que están infectados y, a menudo, descartan cualquier signo de infección como alergias. Pero incluso si los síntomas son leves o están ausentes, pueden transmitir la bacteria a otras personas, incluso a recién nacidos vulnerables, para quienes la tos ferina puede ser peligrosa. De hecho, la mitad de todos los bebés menores de un año que contraen tosferina deben ser hospitalizados. La primera dosis de la vacuna contra la tos ferina se administra a los dos meses de edad, pero la serie en realidad incluye dosis múltiples durante un lapso de años, y no es 100% efectiva. Incluso con la vacuna, una pequeña cantidad de bebés vacunados todavía pueden enfermarse.

3. Vacunas contra el neumococo
vacunas mayores 65

Neumococo: una bacteria que puede causar neumonía, entre otras cosas, a menudo se puede pasar de niños pequeños a adultos mayores. En los niños, el neumococo puede provocar enfermedades leves como infecciones del oído o algo más serio, como la meningitis. Pero, en adultos mayores, el neumococo es una de las principales causas de neumonía, lo que se traduce en aproximadamente 900,000 casos cada año solo en los Estados Unidos.

Si bien más del 90% de los niños menores de 3 años de EE. UU. Están totalmente vacunados contra el neumococo, la tasa es más baja en adultos mayores de 65 años. Según tu edad o estado de salud, existen dos tipos de vacunas neumocócicas, y dependiendo de estos factores puedes llegar a necesitar las dos.

4. Vacuna contra el herpes Zoster

Si tienes más de 60 años, debería buscar la vacuna contra la culebrilla, y esto es cierto incluso si ya ha tenido herpes al menos una vez. Mientras que en realidad no puedes ocasionar culebrilla a tus nietos, sí puedes causarles la varicela. ¿Cómo? Las dos enfermedades son causadas por el mismo virus. Cuando estás infectado con varicela, que casi todos tenían antes de 1980, el virus puede permanecer latente todo este tiempo en tu cuerpo y reactivarse más adelante en la vida, causando herpes zóster.

Y cuando tienes culebrilla, puedes contagiar el virus a alguien que no haya tenido varicela o que no se haya vacunado en contra todavía. Ambas enfermedades causan erupciones, aunque la erupción de la culebrilla a menudo es más dolorosa y tiende a aislarse a un lado del cuerpo, o en concreto a lo largo de los nervios. A veces, el dolor de la culebrilla puede durar semanas, meses o incluso años después de que la erupción desaparece.
 

5. Vacuna triple viral o SPR: contra el sarampión, las paperas y la rubéola

vacunas mayores 65
Si naciste en 1957 o más tarde y no has sido vacunado contra el sarampión, es posible que desees recibir una dosis de refuerzo. El sarampión es extremadamente común y casi todos lo contrajeron en algún momento hasta que la vacuna contra el sarampión estuvo ampliamente disponible. Si bien las vacunas se han convertido en un lugar común, sigue siendo la principal causa de muerte en niños pequeños en todo el mundo, matando a más de 100,000 personas cada año.
Algunas familias optan por retrasar o renunciar a las vacunas, pero hoy en día el sarampión está regresando. Entonces, aunque no creas que estás en riesgo de transmitir sarampión (o paperas) o rubéola, es una buena idea asegurarte de estar al día con esta vacuna, por si acaso.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad