maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

''Aprendiendo a Aprender'': Buenos Consejos Para Los Niños

 ¿Alguna vez te has preguntado sobre la ciencia que hay detrás del aprendizaje? La habilidad de aprender en sí misma afecta a la capacidad de captar y de retener información. La ciencia cognitiva está dedicada al estudio de cómo aprendemos, y los descubrimientos realizados en el campo han tenido un gran impacto en los métodos de enseñanza académica de todo el mundo. Aquí hay 9 consejos para ayudarte, a ti y a tus hijos, a adquirir los conocimientos más rápido:
 
1. La destreza se adquiere mejor si se ''administra'' en partes. 
Tomemos como ejemplo el proceso de aprender a tocar la guitarra. Se empieza con colocar los dedos, algunos acordes fáciles primero, y después se ponen los acordes juntos. A medida que se aprenden más acordes y la técnica del individuo mejora, se evoluciona poco poco hasta la adquisición de la habilidad. Este método es aplicable tanto al aprendizaje mecánico como al factual.
2. La ''multitarea'' no es efectiva para almacenar nueva información. 
Aunque muchos creen lo contrario, la multitarea es en realidad un mito. El cerebro humano es simplemente incapaz de prestar la misma atención a dos tareas simultáneas. Usando esl razonamiento anterior, la mejor manera de aprender es dividir una tarea en ''piezas'' (o pasos) individuales. Esto es crucial para focalizar la atención y fijar todos los esfuerzos para asimilar cada paso. Ten en cuenta que cuando te distraes, te puede llevar aproximadamente 25 minutos recuperar el enfoque en la tarea en cuestión.
Es mejor hacer las cosas paso a paso, en lugar de tratar de realizar múltiples tareas. Si no, al aprender algo nuevo, sólo obtendrás una comprensión parcial de varias habilidades o conceptos diferentes sin llegar a adquirir un dominio.
3. Toma apuntes y escribe como técnica de memorización. 

Un estudio de 2014 encontró que los estudiantes que toman notas (a mano) en sus lecciones logran mejores resultados que sus compañeros que lo hacen en computadoras portátiles. Escribir a mano no sólo ayuda para recordar, sino que también beneficia en la clasificación de las ideas complejas y síntesis de la información.

Los investigadores teorizan que tocar físicamente la pluma al papel crea un vínculo cognitivo mucho más fuerte. Esto es porque el acto de escribir obliga a confrontar las ideas de frente, y desemboca en un mejor recuerdo.

4. Los errores son motivo de celebración.

Fundamentalmente, el proceso de aprendizaje se compone de ''intentos''. Por ello es muy importante obtener la causa del error y analizarla; para saber cómo evitar (el error) en el próximo intento. La ciencia cognitiva ha demostrado que el cerebro reserva un espacio para los errores que cometemos, es decir nos permite guardar los recuerdos para acometer con éxito el  siguiente intento.

 
5. El optimismo como vía para el éxito

Es muy importante proceder en el aprendizaje como exploración. Esto potencia el sentido de determinación, de gran ayuda cuando las cosas se ponen difíciles. Si por el contrario el proceso se lleva a cabo con un refuerzo negativo, los niños dudan y tienen ansiedad. Estas dos cosas son la antítesis de aprendizaje positivo.

6. Hacer temas para el aprendizaje tan emocionante como sea posible.

Los educadores deben abandonar sus técnicas rígidas. Hay que adquirir el sentido de la diversión y adaptarlo al núcleo esencial del aprendizaje, esta si es una manera infalible de aprender y memorizar.

Un ejemplo de esto es Joshu Foer, un ex campeón de la memoria estadounidense. Para memorizar una baraja completa de cartas de juego en menos de dos minutos, ataba cada tarjeta para una imagen peculiar. En el caso de los niños, se puede aplicar esta técnica a por ejemplo las tablas de multiplicar.

7. Lectura ágil = aprendizaje más rápido.

El entrenamiento del cerebro a través de la lectura, ayuda a procesar palabras con mayor rapidez. Imaginar cada palabra de manera individual, en lugar de asimilar cadenas enteras de palabras, es lo que retrasa todo. La premisa de esta idea es simple: la lectura más rápida permite a su vez, un aprendizaje más rápido. Es muy importante inclucar el hábito de la lectura de forma gradual.

8. La práctica hace al maestro.
Estudios científicos han demostrado que una fuerte ética de trabajo puede tener un impacto muy positivo en el cerebro. Por ejemplo, un trabajo realizado en 2004 mostró que practicar malabares producía materia gris en el cerebro. Pero cuando los individuos bajo observación dejaron de hacer malabares, la materia gris desapareció.

En neurociencia, este proceso se conoce como ''la poda'', y se refiere a nuevas vías que se forman en el cerebro como resultado de hacer un acto una y otra vez. En algún momento, estas conexiones neurológicas de nuevo desarrollo se convierten en un elemento permanente en el cerebro de un individuo.

9. Uso lo que sabes para aprender lo que no lo haces.

A veces los niños tienen problemas para abordar una nueva área de aprendizaje, por lo que es siempre una buena idea para ayudarles a asociarla con otra área con la que ya están familiarizados. Esta práctica es conocida como aprendizaje asociativo.
Se me ocurre que si a un estudiante le gusta el fútbol puede comprender más fácilmente los conceptos de cálculo diferencial, si establece similitudes entre un campo de fútbol en espiral y la pendiente de una curva se exponen ante él.
Fuente de contenido: Science Alert
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: