header print

10 Remedios Caseros Para Eliminar La Caspa

La caspa es un trastorno que se produce en la piel del cuero cabelludo, y afecta a cerca del 50% de la población mundial. A pesar de no causar serias complicaciones en la salud, este problema puede resultar incómodo y molesto para muchas personas. Aunque la caspa puede ser controlada con una rutina sana y ciertos cuidados para el cabello, para lograr erradicar este problema es importante comprender las causas de su aparición, como primer paso.

Causas de la formación de caspa

Falta de cuidado adecuado del cabello – La falta de cepillado y cuidado del cabello puede contribuir a la acumulación de células muertas en el cuero cabelludo, y la consecuente aparición de caspa.
Alergias por levadura – Las personas alérgicas a la levadura, una especie de hongo que habita en la atmósfera, son más propensas a tener caspa.
Sequedad en la piel – Las personas que padecen de sequedad en la piel tienden a desarrollar caspa durante el invierno.
Ciertas enfermedades – Determinadas condiciones médicas, como enfermedades inmunológicas, problemas cardíacos, dermatitis seborreicas, etc., aumentan las probabilidades de desarrollar caspa.
Malassezia – A pesar de no ser nocivo, este tipo de hongo que crece en la piel puede bloquear las glándulas sebáceas, causando picazón, inflamación y caspa. 
Mala alimentación – La deficiencia de vitaminas, nutrientes y minerales puede resultar en problemas de caspa. 
Estrés – La caspa es otra de las numerosas afecciones causadas por el estrés. 

Remedios caseros y naturales para la caspa

1- Pimienta y yogur – El yogur es un agente reparador natural que puede ayudar a suavizar la piel del cuero cabelludo, reduciendo la sequedad y la caspa. Por otro lado, la pimienta actúa como un agente fungicida que inhibe el crecimiento de los microbios responsables de la formación de caspa.

Mezcla 2 cucharadas de pimienta en polvo con una taza de leche cuajada.
Aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo y déjala actuar durante 1 hora.
Enjuaga con agua tibia y luego lava el cabello con champú. 
 
 
2- Aceite de oliva – El aceite de oliva es un excelente remedio natural que puede curar todo tipo de afecciones cutáneas. Este producto actúa como un humectante natural que la ayuda a reducir la sequedad del cuero cabelludo y la consecuente formación de caspa.

Calienta el aceite de oliva por unos minutos, ya que cuando el producto está tibio, los resultados son más efectivos.
Aplica el aceite sobre el cuero cabelludo, realizando suaves masajes, y déjalo actuar durante toda la noche.
Por la mañana enjuaga y lava el cabello con champú.

3- Aceite y jugo de limón – El limón actúa como un agente fungicida que ayuda a combatir los microbios responsables de la formación de caspa. A pesar de tener propiedades blanqueadoras, este ingrediente no causará ningún tipo de decoloración en tu cabello.

Prepara una mezcla a base de jugo de limón y aceite de coco, en la cual la cantidad del primer ingrediente corresponde a 1/6 del total de la mezcla. 
Aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo, dejándola actuar de 20 a 30 minutos. 
Luego, enjuaga y lava el cabello con un champú suave. 
Para obtener resultados efectivos, realiza este tratamiento una o dos veces por semana. 
 
 
4- Vinagre – Para este tratamiento solo puedes utilizar vinagres naturales, como vinagre balsámico o vinagre de manzana. Este ingrediente contiene enzimas de potasio activas que ayudan a reducir la sensación de picazón en el cuero cabelludo. Además, los masajes en el cuero cabelludo utilizando vinagre de manzana estimulan la circulación sanguínea y ayudan a eliminar las células muertas.

Utiliza vinagre para realizar masajes en el cuero cabelludo. Luego enjuaga con agua tibia y lava el cabello con champú.
En lugar de aplicar el producto directamente sobre el cuero cabelludo, puedes enjuagar el cabello con una mezcla de agua y vinagre. Por taza de agua, utiliza una cucharada de vinagre.

5- Bicarbonato de sodio – Este ingrediente posee propiedades purificadoras que ayudan a eliminar las células muertas del cuero cabelludo.

Mezcla tu champú con una cucharada de bicarbonato de sodio. 
Aplica la mezcla y lava el cabello normalmente. Los resultados te sorprenderás.
 
 
6- Aloe vera – Esta planta ha demostrado ser efectiva a la hora de eliminar la caspa y restaurar la salud del cuero cabelludo. Sus propiedades fungicidas y antibacterianas ayudarán a eliminar los microbios responsables de la formación de caspa.

Aplica gel de aloe vera puro sobre el cuero cabelludo, dejándolo actuar por 20 minutos. 
Una vez transcurrido el tiempo, enjuaga y lava el cabello con champú.
Este tratamiento puede realizarse a diario.

7- Nim – Esta planta, también conocida como margosa o lila india, es un excelente remedio natural para combatir la caspa y prevenir la caída del cabello. Sus propiedades fungicidas, antibacterianas, y antisépticas ayudan a tratar todo tipo de problemas en el cabello.

Hierve hojas de nim durante 30 minutos. 
Utiliza las hojas hervidas para formar una pasta.
Aplica la pasta sobre el cuero cabelludo, dejándola actuar por 30 minutos. Luego enjuaga y lava el cabello con champú.
 
 
8- Manzanas – Las manzanas son excelentes para la salud. Esta fruta contiene la enzima fenolasa, que ayuda a remover la acumulación de células muertas, responsable de la obstrucción de la obstrucción de las raíces, y la consecuente formación de caspa o caída del cabello. 

Mezcla 2 tazas de jugo de manzana con una taza de agua.
Aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo, y déjala actuar durante 10 minutos.
Luego, enjuaga y lava el cabello normalmente.

9- Ajo –Las poderosas propiedades antibióticas del ajo ayudan a destruir la bacteria responsable de la formación de caspa. 

Prepara una pasta con ajo picado y aplícala sobre el cuero cabelludo, dejándola actuar por 30 minutos. 
Luego enjuaga y lava el cabello con un champú perfumado.
 
 
10- Semillas de fenogreco – Este remedio ha demostrado ser efectivo en diversos tratamientos para el cabello. La única desventaja es que el tratamiento requiere de tiempo, paciencia y constancia para obtener resultados.

Deja las semillas en remojo durante 12 horas, de manera de hidratarlas y ablandarlas. 
Utiliza las semillas hidratadas para preparar una pasta. 
Aplica la pasta sobre el cuero cabelludo, dejándola actuar por 20 minutos. Luego enjuaga y lava el cabello normalmente. 
 
Artículo original: Myhealthtips
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: