header print

¿Cómo Tratar Los Queloides De Forma Natural?

Los queloides son formaciones caracterizadas por el crecimiento de tejido cicatricial adicional sobre algún tipo de lesión cutánea, producida por incisión quirúrgica, heridas traumáticas, vacunaciones, quemaduras, etc. Estos crecimientos, que suelen tener una textura lisa y un color rosado, tienen la capacidad de extenderse en superficie, a diferencia de las cicatrices comunes que se extienden en grosor. 

Causas de los queloides

Aunque la causa exacta detrás de estas lesiones es desconocida, lo queloides ocurren en ciertas personas, ante ciertas circunstancias. Una de las posibles causas pueden ser los cambios que ocurren en las señales encargadas de controlar la proliferación y crecimiento de las células. Con certeza, los queloides se forman en lugares donde la piel ha sufrido algún tipo de daño, como los que se mencionan a continuación:

Acné
Quemaduras
Cortes
Varicela
Cirugías
Piercings
Tatuajes
Picaduras
Vacunas

Síntomas de los queloides

Cicatrices rosadas, brillosas y con relieve.
El color de las lesiones varía de rosado a rojo.
Algunas cicatrices causan picazón y dolor al tacto.
Las lesiones suelen formarse con frecuencia en el pecho, espalda, hombros y lóbulos de las orejas.

Aunque los queloides no suelen representan una amenaza para la salud, su presencia puede causar estrés psicológico y problemas de autoestima por cuestiones estéticas. En casos complicados, la formación de queloides en las articulaciones puede interferir con el movimiento de una persona. A pesar de que los tratamientos y cirugías para esta condición pueden ser muy costosos, existen tratamientos caseros y naturales que te ayudarán a mejorar considerablemente la apariencia de los queloides.

Remedios caseros para combatir los queloides

1- Miel

La miel es uno de los remedios naturales más efectivos cuando se trata de la curación y humectación de la piel. Este ingrediente es recomendado como remedio casero para aquellas personas que sufren de queloides, ya que las aplicaciones regulares pueden ayudar a reducir el tamaño de estas lesiones de forma efectiva. 

Aplica miel orgánica sobre la cicatriz, realizando suaves masajes para mejorar la circulación de la piel y prevenir la acumulación de células muertas.
Repite el procedimiento dos veces por días, durante varias semanas, hasta comenzar a notar resultados efectivos. 
 
2- Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro de los remedios caseros naturales y económicos que pueden ayudarte a mejorar la apariencia de los queloides. Este ingrediente te ayudará a mantener la piel libre de suciedad y reducir la inflamación de la zona afectada.

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), hasta formar una pasta. Agrega algunas gotas de agua en caso de ser necesario.
Con la ayuda de un disco de algodón aplica la pasta directamente sobre las zonas afectadas, dejándola actuar durante 20 minutos.
Para obtener resultados efectivos en pocas semanas, es necesario repetir el procedimiento de tres a cuatro veces por día.

3- Ajo

El ajo es uno de los remedios caseros más poderosos que podemos utilizar para el tratamiento de loa queloides. Esta planta ayudará a prevenir el crecimiento excesivo de fibroblasto, uno de los principales responsables de la formación de queloides.

Aplica aceite de ajo puro sobre la zona afectada, como tratamiento tópico.
Deja que el producto actúe durante 15 o 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.
Puedes reemplazar el aceite de ajo por ajo picado. En caso de que la aplicación cause una fuerte sensación de ardor, enjuaga con agua tibia de inmediato.
Repite el procedimiento dos o tres veces por día, durante varias semanas.
 
4- Agua de rosas y sándalo

El agua de rosas es un tonificador natural efectivo que ayudará a restaurar la condición original del tejido cutáneo. Por otro lado, el sándalo es un antiguo remedio casero utilizado para la regeneración de la piel. La combinación de ambos ingredientes es ideal para el tratamiento de queloides.

Prepara una pasta con dos cucharadas de sándalo en polvo y una cucharada de agua de rosas.
Antes de ir a dormir, limpia la zona donde se encuentra la cicatriz, y sécala con papel absorbente. 
Aplica la pasta sobre la zona afectada y déjala actuar durante toda la noche. Por la mañana enjuaga con agua tibia.
Para reducir el tamaño y mejorar la apariencia de la cicatriz, repite este procedimiento a diario por uno o dos meses.

5- Aspirina

Las aspirinas pueden ser tratamientos efectivos a la hora de controlar los queloides.

Muele 5 o 6 aspirinas y mézclalas con algunas gotas de agua hasta obtener una pasta.
Luego de haber limpiado la zona afectada, aplica la pasta y deja que se seque por completo sobre la piel.
Una vez seca, enjuaga la superficie con agua tibia, y aplica algún tipo de aceite esencial para humectar la zona.
Para reducir el tamaño de los queloides, realiza este procedimiento a diario.
 
6- Aloe vera

El aloe vera es un ingrediente conocido por sus maravillosas propiedades para la piel. Sus propiedades terapéuticas ayudarán a mantener la piel humectada en todo momento y prevenir infecciones.

Corta unas hojas de aloe vera, extrayendo el gel de su interior.
Luego de haber limpiado la zona afectada, aplica el gel, dejándolo actuar por 20 minutos. Una vez trascurrido el tiempo enjuaga con agua tibia.
Repite el procedimiento a diario para reducir el tamaño y mejorar la apariencia de las cicatrices.

7- Vinagre de manzana

Sus maravillosas propiedades hacen que este ingrediente sea ideal para el tratamiento de los queloides.

Con la ayuda de un disco de algodón, aplica el vinagre directamente sobre la zona donde se encuentran los queloides.
Espera 10 minutos hasta que el vinagre sea absorbido, y repite el mismo procedimiento para acelerar el proceso de curación.
Si presentas irritación al utilizar vinagre de manzana, intenta diluirlo con un poco de agua.
Para mayor efectividad, repite este procedimiento varias veces al día. 
 
8- Jugo de limón fresco

Gracias a su alto contenido de vitamina C y sus poderosas propiedades antioxidantes, el jugo de limón es comúnmente utilizado en el tratamiento de condiciones cutáneas, como los queloides.

Exprime el jugo de un limón y aplícalo sobre la zona afectada.
Deja que los compuestos del limón actúen por 30 minutos y luego enjuaga con agua tibia. 
Repite este procedimiento dos veces por día durante varias semanas, y en pocas semanas comenzarás a observar cambios en la textura, color y flexibilidad de la piel en esa zona.

9- Aceite de lavanda

Gracias a sus poderosas propiedades rejuvenecedoras, el aceite de lavanda es uno de los productos más utilizados para el cuidado de la piel. Sus compuestos ayudarán a prevenir que las cicatrices causadas por queloides se vuelvan permanentes.

Aplica aceite de lavanda directamente sobre la zona afectada, realizando suaves masajes para permitir una mayor absorción.
Para obtener excelentes resultados en pocas semanas, repite el procedimiento varias veces al día.
Puedes combinar este producto con aceite de árbol de té para obtener resultados aún más efectivos.
 
 
Artículo original: Myhealthtips
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: