header print

14 Remedios Naturales Para Las Grietas De Los Talones

Los talones agrietados o talones resecos, son un problema muy común por el cual la piel cerca del borde de los talones comienza a resecarse y quebrarse. En casos serios y más avanzados, esta condición puede provocar lesiones graves y dolorosas. Sin embargo, no hay que perder la esperanza, ya que afortunadamente existe una gran variedad de remedios naturales y caseros para tratar este problema. 

 

Pies agrietados

¿Cuáles son las causas de los talones agrietados?
 
Aunque esta condición puede afectar a cualquier persona por diferentes motivos, estas son las causas más comunes:
 
- La obesidad o el sobrepeso
 
- Caminar descalzo por largos períodos de tiempo
 
- El uso habitual de sandalias
 
- El uso de zapatos abiertos en la zona de los talones
 
- El clima árido
 
- El embarazo
 
- La falta de un calzado adecuado que sostenga la parte de los talones
 
- Las glándulas sudoríparas inactivas
 
- La falta de higiente en los pies
 
- El pie de atleta, dermatitis y otros problemas en la piel
 
- Deficiencia de minerales, vitaminas o zinc
 
- Problemas de tiróides o diabetes
 
- Pie plano o talones arqueados
 
 
¿Cómo puedo tratar este problema?
 
Para tratar este problema es fundamental adoptar el hábito de mantener los pies hidratados en todo momento. Utiliza una lima suave o una piedra pómez sobre los talones de manera que puedas reducir las durezas y eliminar las células muertas . Es importante que recuerdes que, dependiendo de la seriedad del caso, el tratamiento de esta condición puede ser un proceso largo que requiere paciencia y constancia. 
 
1. Utiliza aceites
 
Pies agrietados
 
Los aceites hidrogenados vegetales son excelentes a la hora de tratar los talones agrietados. Otros aceites recomendados para tratar esta condición son el aceite de sésamo, coco, oliva y avocado.
Para comenzar, debes limpiar los pies con agua y jabón y secarlos con una toalla limpia. Si luego de secarlos notas que tienes durezas, utiliza una piedra pómez para deshacerte de la piel seca. Luego, vuelve a limpiar, seca los pies y aplica los aceites haciendo suaves masajes sobre las zonas afectadas. Para mejores resultados, te recomendamos realizar este procedimiento todas las noches antes de ir a dormir. 
 
2. Bananas maduras
 
Pies agrietados
 
Si las utilizas de forma adecuada, las bananas pueden ser excelentes humectantes. Aplasta las bananas hasta obetener un puré, y aplícalo sobre los talones, y déjalo actuar durante unos minutos. Luego, enjuaga con abundante agua tibia y finaliza aplicando una crema hidratante.
 
3. Parafina
 
Pies agrietados
 
Si padeces dolores a causa de los talones agrietados, la parafina puede brindarte un alivio casi inmediato. Mezcla la parafina con una cucharada de aceite de coco, y llévala a fuego lento hasta que se derrita por completo. Utiliza el líquido obtenido y aplícalo sobre los pies. Te recomendamos hacerlo por la noche y enjuagarlo por la mañana.
 
4. Jugo de limón
 
Pes agrietados
 
Para suavizar la piel de los talones, utiliza jugo de limón sobre la zona afectada, ya que sus propiedades acídicas funcionan como una especie de exfoliante. Coloca tus pies en un recipiente con agua tibia y jugo de limón, y déjalos sumergidos por 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, limpia tus pies con una piedra pómez y sécalos con una toalla.
 
5. Harina de arroz con miel y vinagre
 
Pies agrietados
 
Este exfoliante natural es excelente para remover las células muertas de la piel. Para preparalo, utiliza dos cucharadas de harina de arroz, 2 de miel y 2 de vinagre. Mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Luego, sumerge los pies en agua tibia por unos minutos, y utiliza la pasta como exfoliante sobre la zona de los talones. Para finalizar, vuelve a enjuagar con agua tibia.
 
6. Miel
 
Pies agrietados
 
Debido a sus propiedades antibacterianas y humectantes, la miel, sin ningún agregado, puede utilizarse para tratar talones resecos. Coloca tus pies en un recipiente con agua tibia y y 3 cucharadas de miel, y déjalos sumergidos por aproximadamente 15 minutos.
 
7. Agua con sal
 
Pies agrietados
 
Aunque no lo creas, este es un excelente remedio natural para tratar los talones agrietados y resecos. Coloca tus pies en un recipiente con agua tibia y sal, y déjalos en remojo por 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, coloca los pies en otro recipiente con agua fría. Esto mejorará la condición de la piel y optimizará la circulación sanguínea.
 
8. Hojas de lila India
 
Pies agrietados
 
Si puedes conseguir esta hierba en alguna tienda naturista, tendrás la posibilidad de solucionar este problema de forma efectiva y por largos períodos de tiempo. Prepara una mezcla con hojas de lila India en polvo, cúrcuma, y una cucharadita de miel, y aplícala en la zona de los talones. Deja que la pasta actúe durante 30 o 40 minutos, y luego enjuágala con agua tibia.
 
9. Vaselina
 
Pies agrietados
 
Si utilizas una piedra pómez para exfoliar tus talones de forma regular, la vaselina es el complemento perfecto para obtener mejores resultados. Luego de haber exfoliado tus pies, aplica vaselina y déjala actuar durante toda la noche. Por la mañana te levantarás con los talones mucho más suaves.
 
10. Agua de rosas y glicerina
 
Pies agrietados
 
Prepara una mezcla con partes iguales de agua de rosas y glicerina, y utilízala para masajear los talones. Si alguna de las lesiones está abierta o sin cicatrizar, esta mezcla puede causar ardor debido a que la glicerina contiene alcohol. Esto mantendrá tus pies suaves e hidratados por varias horas.
 
11. Abundante agua
 
Pies agrietados
 
Es importante beber abundante agua, para que los tejidos de todo el cuerpo, incluso el de los pies, se mantengan humectados durante todo el día. La cantidad recomendada es de 12 a 15 vasos de agua por día. 
 
12. Controla el consumo de calcio
 
Pies agrietados
 
Para mejorar la condición de tus talones, es necesario que te asegures de consumir la cantidad suficiente de calcio. Te recomendamos incorporar a tu dieta productos con alto contenido de este mineral, como yogures, queso, brócoli, o pescado.
 
 
13. Vitamina E y Hierro
 
Pies agrietados
 
Incorporar vitamina E a tu dieta diaria te ayudará a reducir considerablemente la ocurrencia de lesiones, durezas y grietas en los talones. Las verduras de hoja verde, las nueces y los granos integrales son excelentes fuentes de vitamina E, por lo que te recomendamos incorporarlas a tu dieta. El hierro es otro de los minerales esenciales para los talones y muchas otras funciones del organismo.  
 
14. Ácidos grasos Omega 3 
 
Pies agrietados
 
Las semillas de lino, las nueces, el pescado y el avocado son fuentes de Omega 3, un ácido graso conocido por su capacidad para reducir los efectos de los pies agrietados. 
 
 
¡Si padeces de este problema, no dejes de probar estos tratamientos naturales que dejarán tus pies suaves y saludables!
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: