header print

¿Cómo Prevenir El Cáncer Con La Alimentación?

Luego de haber pasado años pensando que la quimioterapia es la única forma de combatir el cáncer, los especialistas de John Hopkins, pioneros en investigaciones y descubrimientos asociados al cáncer, descubrieron que existen formas alternativas:

1- Aunque todas las personas tienen células cancerígenas en el cuerpo, estas no se hacen visibles en estudios regulares hasta multiplicarse y convertirse en unos cuantos millones. Cuando, luego del tratamiento, los doctores les informan a sus pacientes que no tienen más células cancerígenas en sus cuerpos, en realidad se refieren a que en los exámenes no se pudo detectar la presencia de dichas células debido a que no han alcanzado el tamaño necesario para ser identificadas.

2- La ocurrencia de células cancerígenas es de entre 6 y 10 veces durante la vida de una persona.

3- Cuando el sistema inmune del paciente es lo suficientemente fuerte, las células cancerígenas son destruidas, previniendo su multiplicación y la futura formación de tumores.

4- El cáncer indica una deficiencia nutricional en la dieta del paciente, que puede deberse a la alimentación, al estilo de vida o las condiciones ambientales.

5- Para superar estas deficiencias nutricionales, es necesario alimentarse de forma adecuada 4 o 5 veces al día, incluyendo suplementos vitamínicos para fortalecer el sistema inmune, de ser necesarios.

6- La quimioterapia consiste en el “envenenamiento” de las células cancerígenas en rápido crecimiento. Sin embargo, en este proceso, también destruye células saludables en la médula espinal, tracto intestinal, etc., y puede causar daños en ciertos órganos, como el hígado, los riñones, el corazón y los pulmones.

7- A pesar de destruir las células cancerígenas, la radiación también produce quemaduras, lesiones y daños en las células saludables, tejidos y órganos. 

8- Por lo general, los tratamientos iniciales con quimioterapia o radiación reducen el tamaño de los tumores. Sin embargo, el uso prolongado de estos tratamientos no produce mayor destrucción de los tumores.

9- Cuando el cuerpo tiene demasiada carga tóxica producto de la quimioterapia y la radiación, el sistema inmune termina destruyéndose y sufriendo daños severos, lo cual implica una mayor predisposición a enfermedades e infecciones en el paciente. 

10- La quimioterapia y la radiación pueden hacer que las células cancerígenas sufran mutaciones y se vuelvan más difíciles de destruir. Por otro lado, la cirugía puede hacer que las células cancerígenas se propaguen a lugares que aún no fueron afectados. 

11- Una buena forma de combatir el cáncer es privando a las células cancerígenas de alimentos que estimulan su producción y multiplicación.

 
LAS CÉLULAS CANCERÍGENAS SE ALIMENTAN DE LAS SIGUIENTES FUENTES:

a- Endulzantes artificiales y substitutos del azúcar fabricados con aspartamo, un tipo de edulcorante no calórico. Las mejores opciones para reemplazar el azúcar son la miel o la melaza, aunque en pequeñas cantidades. Por otro lado, debido a que la sal común atraviesa ciertos procesos químicos, es mejor consumir sal de mar o reemplazar el sodio por especias.

b- La leche estimula la producción de mucosidad, una de las fuentes de alimento del cáncer, en especial en el tracto gastrointestinal. Por esta razón se recomienda reemplazar la leche común por leche de soja o almendras.

c- Debido a que las células cancerígenas prosperan en ambientes ácidos, se recomienda evitar o reducir el consumo de carne roja e incorporar más pescado o pollo a la dieta diaria. Además, la carne roja contiene hormonas, antibióticos y parásitos nocivos para el organismo.

d- Una dieta compuesta por un 80% de frutas y vegetales frescos, granos integrales, semillas, y frutos frescos ayudan a crear un ambiente alcalino. El 20% restante puede completarse con alimentos cocidos. Los jugos frescos de frutas y vegetales proveen al organismo de enzimas que son fáciles de absorber y, además, estimulan el crecimiento de células saludables. Para obtener estas enzimas, se recomiendan beber jugos de diferentes combinaciones y comer vegetales crudos dos o tres veces al día.

e- Evita el consumo de productos con alto contenido de cafeína e intenta reemplaza el café de las mañanas por una taza de té verde, que tiene mejores propiedades anticancerígenas. Asegúrate de beber abundante agua, que puedes alcalinizar agregándole unas rodajas de limón. 

12- El proceso digestivo de la carne roja requiere el trabajo de una gran cantidad de enzimas. La carne que no es digerida permanece en el sistema digestivo, generando la acumulación de bacterias y toxinas.

13- Las paredes de las células cancerígenas están cubiertas por una resistente capa de proteínas. Al reducir el consumo de carne, se habilitan más enzimas para atacar dichas paredes de proteínas y permitir la destrucción de las células cancerígenas. 

14- Algunos suplementos (antioxidantes, vitaminas, minerales, té de essiac, etc.) se acumulan en el sistema inmune, para permitir que las células exterminadoras del cuerpo ataquen y destruyan las células cancerígenas. Otros suplementos, como la vitamina E, son conocidos por inducir a la apoptosis, o muerte celular programada, que es el proceso natural del cuerpo para deshacerse de células nocivas e indeseadas en el organismo. 

15- El cáncer es una enfermedad que afecta el cuerpo, la mente y el espíritu. Mientras que una actitud positiva y proactiva puede ser de gran ayuda en la lucha contra esta enfermedad, el enojo, el rencor y la ira someten al cuerpo a situaciones de estrés y promueven la formación de ambientes ácidos. Aprende a relajarte y disfrutar la vida.

16- Las células cancerígenas no pueden prosperar en un ambiente oxigenado. La actividad física y los ejercicios de respiración ayudan a ingresar más oxígeno a nivel celular.
 

Tips para recordar en la cocina

1- No utilizar recipientes de plástico en el microondas.
2- No guardar las botellas de agua en el congelador.
3- No utilizan envoltorios de plástico en el microondas.

Esta información de gran valor se ha puesto en circulación en diferentes sitios para fomentar la concientización en personas de todo el mundo. Debido a que las dioxinas son una de las causas de cáncer, en especial del cáncer de mama, te recomendamos evitar congelar botellas plásticas, ya que en este proceso se libera dicha sustancia. Recientemente, el Dr. Edward Fujimoto, director del programa Wellness en el Hospital Castle, apareció en un programa de televisión para alertar sobre los peligros de esta sustancia. En dicha entrevista, el Dr. Fujimoto advirtió que no se debe calentar comida en recipientes de plástico, en especial si se trata de alimentos ricos en grasas, ya que la combinación de grasa, calor, y plástico libera dioxinas en los alimentos, que luego se trasladan al organismo. 

El mejor material para calentar comida en el microondas es el vidrio o la cerámica. Cualquier envoltorio, contenedor, o recipiente de fábrica debe ser removido antes de calentar el producto. 

Tomar estas precauciones, y realizar los cambios alimenticios necesarios es la mejor forma de prevenir la aparición de esta enfermedad.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: