header print

5 Remedios Naturales Caseros Que Ayudan a Roncar Menos

A millones de personas le afectan ronquidos y no les dejan descansar todo lo bien que podrían, ni a sus parejas.
Remedios Naturales Ronquidos
Se trata de un condicionante importante para el descanso y la calidad de vida, por lo que en este artículo te presentamos 5 preparados caseros a base de productos naturales y fáciles de conseguir, que te pueden ayudar a aminorar los ronquidos para que podáis levantaros descansados y llenos de energía.
1. Menta poleoRemedios Naturales Ronquidos

La menta es una planta medicinal, y especialmente la variedad de poleo es muy recomendable para combatir los ronquidos, sobre todo cuando la causa de los mismos es una congestión temporal, como las causadas por resfriados o alergias. 
La menta contiene mentol, un principio curativo y beneficioso para el sistema respiratorio. Además ayuda y estimula el proceso digestivo, por lo que puede contribuir a un descanso más placentero.

Cómo tomarla

•    Puedes tomar infusiones de menta poleo durante todo el día, en especial antes de acostarte. Para potenciar su efecto es bueno separar una parte de la infusión y dedicarla a realizar gárgaras durante unos minutos antes de dormir. 
•    Puedes utilizar menta fresca o seca en infusión, o bien una gota de aceite esencial para cada medio vaso de agua (100 ml).
No se recomienda en casos de acidez, hernia de hiato o úlcera gástrica.

 

2. Miel de abejaRemedios Naturales Ronquidos
La miel es un antibiótico poderoso gracias a su gran riqueza en vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas. Es un remedio sencillo y natural, que no requiere ninguna preparación.
Asegúrate de que la miel sea natural, de calidad y no de una variedad procesada con azúcares añadidos. 
Cómo tomarla
•    Puedes tomar una cucharada de miel natural antes de dormir, para despejar las vías respiratorias y evitar los ronquidos.
•    Puedes tomar una cucharada de miel disuelta en agua caliente, agua con limón o una infusión de menta antes de acostarte.  
No se recomienda en casos de problemas con la glucosa.
 
3. CebollaRemedios Naturales Ronquidos
La cebolla es uno de los mejores remedios para dejar de roncar, ya que es antiinflamatoria y expectorante. 
Cómo usarla
•    Puedes preparar una infusión o caldo de cebolla: picarla, hervir y colar y tomarla antes de dormir.
•    Puedes cortar media cebolla y colocarla así o picada en un plato cerca de ti en tu mesilla de noche. Ayuda a respirar mejor, y por tanto a roncar menos. 
No se recomienda para personas con incontinencia urinaria, ya que la cebolla tiene efecto diurético.
 
4. Infusión de especiasRemedios Naturales Ronquidos
Una deliciosa y aromática infusión de especias es también una solución efectiva para rebajar los ronquidos. Los tres ingredientes más relevantes y que no pueden faltar son el jengibre, la canela y la cúrcuma, excelentes para desinflamar la garganta, aportar calor al organismo y disminuir la congestión.

Además, estas especias nos ayudan a subir las defensas, reducir los niveles de azúcar en sangre, acelerar el metabolismo y perder peso con más facilidad. En resumen, podemos tomarlas a diario en infusión para mejorar nuestro descanso y fortalecer nuestra salud en general.
 
5. Inhalación de eucaliptoRemedios Naturales Ronquidos

La hoja de eucalipto es otro remedio natural conocido y frecuente para el tratamiento de las enfermedades respiratorias. Ayuda a eliminar mucosidad, relaja la garganta y descongestiona todo el sistema respiratorio. 

Cómo usarlo
•    Puedes usarlo en vahos o inhalaciones antes de ir a dormir. Hierve agua en una cazuela, retira y añade un puñado de hojas de eucalipto. Con cuidado de no tocar el agua ni quemarte con la cazuela, acerca tus fosas nasales cubriéndote con un trapo la cabeza para crear un efecto “sauna” y respirar el vapor de agua con eucalipto. Permanece unos segundos, retira la cabeza y descansa. Repite varias veces hasta que el agua se haya ido enfriando y no emita vapor. 
•    Puedes utilizar aceite esencial de eucalipto. Diluye un poco de este aceite en otro aceite vegetal, de almendra, de oliva o de coco por ejemplo, y aplícalo en el pecho y la garganta. Sus efectos durarán toda la noche. A los niños les puede poner junto a la almohada un pañuelo con un poco de aceite esencial de eucalipto. 

 

Fuente 
Imágenes 1,2.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis